Pero … ¿Qué es el Capital Riesgo? por @SodeNavarra

    Sodena - Blogger en TodoStartups¿Y qué es eso del capital riesgo? Son muchas las definiciones que podemos encontrar pero todas apuntan a una dirección común relacionada con la acción de tomar participaciones temporales en empresas, no cotizadas, para posteriormente proceder a su venta con el objetivo de obtener una rentabilidad económica.

    También confluyen las definiciones en que es un instrumento financiero muy utilizado para el desarrollo económico. Si hemos entendido la teoría, deberíamos de entender que en la práctica este instrumento cobre especial relevancia en épocas como las que estamos viviendo, donde el desarrollo económico se hace más que nunca asignatura obligatoria.

    Curiosamente no acaba de suceder, puesto que el capital, en los tiempos que corren le está dando la espalda al riesgo. En la actualidad este matrimonio está sufriendo un desencuentro preocupante y lejos de proliferar y dedicarse activamente a aquello para lo que fue unido, se ha “dado un tiempo”.

    Es decir, que el capital está invirtiendo en operaciones o productos que estén menos expuestos al riesgo, o que estando expuestos sean más líquidos, y el riesgo está siendo víctima de crítica, apatía e incluso animadversión.De forma que todos aquellos que trabajan y pelean por sacar adelante sus empresas, las empresas para las que trabajan, sobre todo pequeñas y medianas, aquellos que quieren emprender sus ideas de negocio, en definitiva todos aquellos que no han perdido la voluntad de hacer, de seguir haciendo y trabajar, han quedado exclusivamente al albur de la financiación bancaria y/o ayudas públicas, lo cual, viendo la alegría y capacidad inversora que hay en dichos sectores, es tanto como decir que además de haber quedado “huérfanos” de padre y madre, sus padrinos no quieren hacerse cargo de ellos.

    Quizás es el momento de recordar que el binomio “capital-riesgo”, hasta la fecha y en todo el mundo, ha dado lugar a “rentabilidad”. Desde Sodena, estamos trabajando para que esta relación “enfriada” y “distanciada” vuelva a encontrarse. Apostamos por las relaciones estables, son las únicas capaces de perdurar en el tiempo, no exentas de problemas, dificultades y adversidades, pero sólidas y fructíferas.

    Ésta es la única razón por la que no cejamos en el empeño de que, como últimamente venimos trasladando, ningún buen proyecto deje de ver la luz por falta de financiación.

    No hay comentarios