¿Por qué abrirse a la internacionalización? por @RogerBretau

    Roger Bretau - Blogger en TodoStartupsCompetencia. Esa es una de las palabras que mayor incertidumbre crea en el seno de toda empresa y el motivo por el que se destinan importantes presupuestos en marketing y publicidad para igualarse, mantenerse o superar a la competencia.

    Una alternativa cada vez más recurrente entre las empresas actuales viene de la mano de las estrategias de internacionalización.

    Los mercados exteriores son una excelente fuente de ingresos si se plantea un modelo de negocio adaptado a las peculiaridades de cada país o región, y se sabe armonizar la filosofía corporativa de origen con la idiosincrasia cultural del país de destino.

    ¿Qué motivos llevan a diseñar una estrategia de internacionalización?

    Básicamente hay tres razones principales que han llevado a la acción o al estudio detallado de la situación a la mayoría de empresas de cierto tamaño para las que operar más allá de las fronteras puede ser un reto capaz de multiplicar sus ingresos o bien provocarles importantes deudas si no han sabido ajustar bien la estrategia.
    La competencia es, para muchos casos, el motivo principal que hace mover directivos y poner en marcha la maquinara creativa y productiva. ¿Cómo puede afectar la competencia a la estrategia de la empresa?

    1. Menor cuota de mercado

    Para cada vencedor hay un perdedor. Si una campaña exitosa o una nueva sinergia positiva o alianza afecta a la competencia, directamente repercutirán en los ingresos de la propia empresa, y con ello reducirá el margen global a final de mes. Las cuentas deben acabar por cuadrarse pero el éxito de una empresa competidora puede forzar la alternativa de la internacionalización a empresas que no habían llegado a planteárselo ni siquiera.

    2. Globalización

    No hay que esperar a que un competidor haga mejor las cosas que nosotros para entender que cada vez más el mercado global es un mercado único y altamente competitivo. Centrarse en un solo territorio es desperdiciar oportunidades en todo el resto, y eso es algo que muy pocas empresas pueden permitirse dada la coyuntura económica que estrangula muchos mercados desde hace unos años.

    3. Internet

    La vía online en cualquier estrategia de internacionalización ilusiona y tiene un retorno más que aceptable para muchos casos en que se hace un estudio y un planteamiento razonable y acertado.

    El entorno online permite una drástica reducción de costes en casi todos los campos: gestión, administración, logística, contacto con el cliente, inmediatez… Este hecho acaba alentando a aquellas empresas indecisas en dar el paso y arrastrándolas hacia un periodo de internacionalización de prueba en el que las exportaciones comiencen siendo esporádicas y muy controladas.

    Sobre ese terreno se testean acciones comerciales y de marketing para hacer ampliable esa valoración a todo un territorio o región donde el que poder asentarse y empezar a internacionalizarse de forma más profesional.

    Finalmente, dejaros una guía que a buen seguro es de utilidad para muchos en que se explican las claves para implantar estrategias de internacionalización exitosas.

    No hay comentarios