Por qué es tan importante la ergonomía en tu puesto de trabajo por @MejorarNegocio

    Jorge Tres Juncos - Blogger en TodoStartupsAntiguamente, los mecanógrafos estaban entrenados para sentarse con la espalda recta y los pies directamente en frente de ellos para conseguir tener una postura correcta: la oficina de la ergonomía no era una consideración.

    Hoy, sin embargo, muchos trabajadores realizan sus tareas en el mundo virtual, pasando la mayor parte del día frente a una pantalla de ordenador, a menudo ubicadas en un “cubo”, y son los responsables de realizar múltiples tareas a veces incluso de 10 o más horas por día. Como resultado, los trabajadores están experimentando más estrés y lesiones relacionadas con el trabajo.

    Función de la ergonomía

    La ergonomía analiza la forma en la que el cuerpo se mueve dentro de su entorno en el desempeño de tareas específicas y es una práctica de uso común en el lugar de trabajo. Asimismo, este tipo de ciencia se considera como un tipo de ingeniería humana, pues se ocupa de organizar un espacio de trabajo u otras zonas que normalmente se “adaptan” a la persona.

    El desplazamiento de una pantalla de ordenador, las luces y otros equipos necesarios para reducir la fatiga de los ojos, cuello u otra tensión muscular, o dolor, son ejemplos de la ergonomía en el lugar de trabajo.

    La importancia de la ergonomía en nuestra postura de trabajo

    Debido a la disposición ergonómica de la oficina y los objetivos que se esperan del área de trabajo, la productividad y la calidad general del trabajo diario puede mejorar o disminuir frente al riesgo de lesiones.

    Mientras que la mayoría de los accidentes laborales se producen debido a las caídas, técnicas inapropiadas, movimientos repetitivos y posicionamiento incorrecto, la organización de tu espacio de trabajo para adaptarse a la forma en que una persona trabaja en la oficina puede aliviar o eliminar los factores que contribuyen a este tipo de lesiones.

    Factores ergonómicos que contribuyen en la oficina

    La ergonomía se ocupa, así pues, de la posición exacta de tu estación de trabajo y la relación con la postura de tu espalda así como los movimientos repetitivos, la posición del cuerpo y el tiempo en el que se mantiene la misma posición durante la ejecución de las tareas.

    En lo que se refiere a las características que envuelven el área de trabajo, tales como la iluminación, el ruido, la temperatura  y los equipos de oficina, en resumen, la ergonomía de oficina acaba recomendando y especificando la posición concreta que se utiliza para dicha zona del cuerpo.

    Lesiones relacionadas por no aplicar la ergonomía en el trabajo

    Las lesiones más comunes incluyen todo lo que se relacione con la parte del músculo y el esqueleto, la vista y el oído. Las lesiones musculoesqueléticas pueden resultar de escasa ergonomía incluyen bursitis, síndrome del túnel carpiano, las lesiones musculares, tendinitis y codo de tenista. Por otro lado, los problemas de la visión incluyen: fatiga de los ojos, ojos llorosos e hinchados; visión doble, dolor de cabeza debido a la fatiga visual, dolor de cuello y los hombros por una mala postura.

    En conclusión, debido al esfuerzo físico de los empleados y al dolor asociados con la tensión muscular, se pueden llegar a reducir los dolores gracias a las técnicas ergonómicas. Además, utilizando la tecnología disponible, los trabajadores tienden a ver una disminución en el tiempo total que se paga por enfermedad y accidentes en el trabajo.

    Fuente: http://sillasparaoficina.es/

    No hay comentarios