¿Por qué lo llaman social media cuando simplemente es Comunicación? por @JorgeFdzC

    En aquellas empresas donde sus directivos o dueños superan los cuarentaitantos, resulta muy habitual que los profesionales de marketing dediquen grandes esfuerzos a convencerles sobre lo importante que sería que la empresa tenga presencia en las redes sociales.

    Lo cierto es que en nuestro país, en ocasiones, abusamos de los anglicismos y eso, a veces, resulta más perjudicial que beneficioso. Como en este caso, para muchos directivos esto del Social Media Management o los Community Manager les suena a chino y por ello la primera labor antes de definir una estrategia de social media es la de evangelizar a los de casa.

    Lo cierto es que esta labor de convencer es difícil porque aunque el social media tenga el mito de que es barato, esto no deja de ser un mito; es barato, sí, pero relativamente. Una estrategia bien ejecutada requiere de medios y sobre todos recursos humanos y eso cuesta dinero, y además está el tema del ROI que no es tan medible como desearían los jefes.

    Resumiendo lo más habitual es que la primera respuesta sea negativa, ya que necesitamos presupuesto, tiempo y el retorno de la inversión es difícilmente calculable.

    Pero la explicación es mucho más sencilla. Yo me pregunto si, hoy en día, hay algún directivo que se plantee no tener ningún canal de comunicación con sus clientes, a ver quién es el listo que decide no tener teléfonos en su empresa. Siguiendo con el ejemplo del teléfono, ¿qué es lo que le dio valor al teléfono? ¿Los propios aparatos? No lo creo, su verdadero valor es ser un canal por donde discurre la COMUNICACIÓN.

    Con las redes sociales pasa lo mismo, en si mismas no valen nada, y siguen sin valer nada aunque tengan 500 millones de usuarios registrados. Su valor viene por la cantidad de comunicaciones que canalizan y ahí está el quid de la cuestión. Son un canal de comunicación y las empresas, y más hoy en día, lo que necesitan es tener cuántos más mejor.

    Resulta fundamental abrir canales con los que los clientes se encuentren más cómodos y los utilicen de forma cotidiana. Para muchas personas (millones aunque no 500) las redes sociales les facilitan las comunicaciones ya que les cuesta menos contactar con una empresa que coger un teléfono, buscar un número, marcarlo, y quedar a la espera de que le pongan con la persona que necesitan para solucionar su problema o simplemente para transmitir un mensaje que consideran importante.

    En resumen, son nuevas formas de comunicarnos y, como todo lo nuevo, puede que cueste al principio encontrar el modelo que aporte valor a la empresa pero eso sólo llega con la experiencia. Por tanto, cuanto antes se empiece, antes aportarán valor.

    No hay comentarios