¿Qué prefieres, trabajar o ganar dinero? 80/20 e ingresos pasivos.

    ¿Qué prefieres, trabajar o ganar dinero? 80/20 e ingresos pasivos.

    Es posible que la pregunta te sorprenda porque pienses que es lo mismo.

    Sin embargo, no tiene porqué existir una necesaria relación entre trabajar y ganar dinero. Puedes trabajar muchísimo y no conseguir ingresos (o al menos los deseados) y, por contra, puedes obtener suculentos beneficios sin emplear ingentes cantidades de trabajo.

    Si por lo que te inclinas es por los ingresos y los beneficios, vamos a dar un par de claves que te serán de gran ayuda.

    # La regla 80/20.

    Quizá hayas oído hablar de esta regla, aunque como todos sabemos una cosa es oír hablar de algo y otra ponerlo en práctica.

    La regla 80/20 es aplicable en el mundo del emprendimiento (y en el mundo en general) a multitud de supuestos. Aquí van dos ejemplos:

    El 20% de nuestras acciones producen el 80% de nuestros resultados y, a la inversa, el 80% de nuestras acciones producen tan solo el 20% de nuestros resultados. Eso quiere decir que si lo que quieres son resultados, ventas, ingresos y beneficios, debes examinar y elegir muy detenidamente cuáles son las acciones que vas a llevar a cabo, porque un pequeño porcentaje de ellas (las más productivas) van a ser las que te aporten la mayor cantidad de resultados.

    Otro supuesto: el 20% de nuestros clientes es el que nos aporta el 80% de nuestros ingresos, y en sentido análogo a la inversa. ¿Por qué? Porque hay clientes que compran mucho (y sin protestar, por ejemplo), mientras que otros compran muy poco (después de preguntarse, preguntar, comparar, examinar, etc.).

     

    # Ingresos pasivos versus ingresos ordinarios.

    Otra clave importante consiste en diferenciar entre los diferentes tipos de ingresos que podemos obtener.

    Los ingresos ordinarios son los que obtenemos a cambio de nuestro trabajo generalmente físico y a cambio de una determinada cantidad de tiempo. Es el trabajo a sueldo, nómina o jornal. Y no tiene porqué otorgarnos los mayores beneficios.

    Los ingresos pasivos son los que percibimos, como su nombre indica, de forma pasiva, una vez que hemos configurado su fuente u origen. A lo largo de la vida de estos ingresos, el trabajo es (o ha sido, más bien, al principio) muchísimo menor, y los ingresos pueden llegar hasta a perpetuarse de por vida. Se configuran así como una solución bastante inteligente para los que están comprometidos con su libertad e independencia financiera (si te interesa este tema, puedes leer este artículo: los diez mejores pasos para la libertad financiera).

    Como vemos, pues, hay que elegir cuidadosamente cuál es nuestro objetivo para determinar en qué nos enfocamos.

    Soy un apasionado de los negocios, el emprendimiento y el crecimiento personal e interior. Escribo en mi blog www.agustingrau.com para ayudar a las personas a ser mejores, más libres, más poderosas y más plenas. En lo interior, en lo personal y en lo financiero. Soy autor de los libros La fórmula del éxito y 50 ingresos pasivos para comenzar a ser libre ¡desde ya! Éste último de descarga gratuita en haciendo click aquí

    No hay comentarios