Quien tiene un “Believer”, tiene un tesoro por @Tri_rom

    Trirom - Blogger en TodoStartupsDesde hace muchos años soy un defensor acérrimo del win-win como fórmula de éxito constructiva, y en contra del win-lose como fórmula de éxito destructiva que es, ya que considero que no es incompatibe que ambas partes salgan ganando en un acuerdo de negocios. Además creo con los ojos cerrados, de que se puede cambiar el mundo para mejor, pero el cambio tiene que surgir de uno mismo. Por lo tanto, me considero que soy creyente, soy un Believer.

    Sin embargo, no deja de asombrarme cómo, cada vez más, las fórmulas asociativas del bien común, que promueven la colaboración entre emprendedores, consiguen un efecto dinamizador y motivador en la economía sin igual.

    Lo anterior me hace confirmarme en varios de mis frases universales: “el que quiere, puede”, “la unión hace a la fuerza”, “la energía más potente es la fe que tengas en ti mismo y en lo que te rodea”, “si crees que puedes, ya tienes el 50% conseguido, ahora sólo tienes que hacerlo” y muchas otras.

    Cuando recibí el otro día varios emails de mi amiga  Laura ‘Gigante’ Ródenas con el último Amynemarket 4que va a tener lugar los días 10 y 11 de mayo en el Ático de la Estación de Chamartín, realmente le hace a uno replantearse que no todo está inventado y que queda tanta crisis como nosotros queramos.

    Lo que originalmente comenzó como un mercadillo de manualidades de emprendedoras, ha derivado, gracias al brillante trabajo y la creatividad no sólo de mi amiga Laura, sino también del de todas sus Amynes, ha derivado en un espectáculo digno de ser visitado. En este mercadillo de 2 días vas a poder disfrutar de DJ, actuaciones en directo, bar, zona infantil, talleres sobre manualidades, ponencias y más cosas que acompañan al mercadillo en sí.

    No habrá un visitante que quede indiferente en esta nave de casi 900 m2, con la gran oferta de productos (más de 60 puestos de ropa, complementos, joyería, bisutería, marroquinería…) y ya hay más de 1.000 personas que han mostrado su interés por pasar y visitar el mercado. Un verdadero espectáculo!!

    Además, como es justo el fin de semana después del día de la madre, se les ha ocurrido ahorraros pensar qué regalar a Mamá, porque están seguros de que allí encontrará un montón de cosas bonitas hechas por personas bonitas e ideales para ellas, las más bonitas de las personas, las madres. Estoy seguro de que a muchas le encantará ir y descubrir todo lo que les han preparado.

    ¡Quizá incluso alguna quiera apuntarse a alguno de los talleres!

    Cuando hablaba con Laura me decía con emoción: “Habernos lanzado así a la piscina, decir que vamos a cambiar el mundo y ver que tanta gente se suma, se acerca, se inspira, se presta, se une y colabora para hacerlo posible. No os lo puedo explicar, lo tenéis que ver. Tenéis que venir.”

    Es una cuestión de actitud y creencias de los participantes. Todos los #Amynes son unos auténticos #Believers, gente que cree que puede cambiar el mundo y sólo los que creen que pueden cambiarlo lo harán.

    Con esa energía contagiosa es posible construirlo todo, desde una pequeña empresa, hasta un evento increíble que estará plagado de una magia envolvente y penetrante a la vez, que hará que, mientras estés en el Amynemarket 4, todo te parezca posible.

    No hay comentarios