Reflexiones sobre el desempleo en España por @Manzanerame

    Antonio Manzanera - Blogger en TodoStartupsLa situación económica que vive España es, aparte de gravísima, desconocida. Tanto que ignoro si hay alguien en nuestro país que sepa cómo salir de ésta.

    En todo caso algo está claro. Con independencia de que todos los indicadores económicos sean catastróficos, o estén en vías de superar la frontera de lo catastrófico, para nosotros el más importante, el único que algún día reflejará que hemos salido de la crisis es la tasa de desempleo.

    Nuestro paro lastra todo lo demás. Supone un coste elevadísimo por los subsidios, reduce los ingresos del Estado vía impuestos, erosiona la credibilidad de España en los mercados, genera un lógico malestar social…

    El problema es enorme. Según Eurostat, en Agosto estábamos en un 25,1% de paro. Pero lo más interesante es esto otro. Fijaos bien: todo el mundo está de acuerdo en que lo peor de lo peor en la UE es Grecia. Y Grecia tiene una tasa de paro igual a nosotros, 25,1% en julio (el dato de agosto no sale en la web el día que escribo esto). Somos los campeones absolutos de desempleo con Grecia superando en casi 15 puntos la media de la UE.

    Sin embargo hay más datos interesantes. Durante la orgía ladrillera española, nuestros ínclitos gobernantes decían que España necesitaba unos 600.000 trabajadores cada año, lo cual se tradujo en la gran afluencia de inmigrantes que todos conocemos. Pero atención. Cuando decían que demandábamos esa cantidad de trabajadores, la tasa de desempleo en España era del ¡¡¡ 8% !!!

    Por aquellas fechas Holanda estaba algo por encima del 1%. Cuando empezó la crisis Holanda saltó de esa cifra al 8%. Nosotros tardamos el mismo tiempo en aproximarnos al 20%.

    ¿Qué conclusiones se puede sacar de esos datos? Esto es debatible. En mi opinión hay gente que está apuntada al paro pero que en realidad no quiere trabajar. ¿Cómo se explica que haya un suelo del 8% de desempleados cuando en España hacía falta tanta mano de obra? No hay otra explicación.

    Pero aún quedaría una segunda reflexión: si es cierto lo anterior entonces la buena noticia es que nuestra tasa real de paro no es el 25,1%, sino una horquilla que yo situaría entre el 17% y el 20%. Una barbaridad, pero algo menos.

    ¿Y cómo se reducirá el paro? Bueno pues esto está todo inventado. O bien los desempleados empiezan a encontrar trabajo o bien empiezan a salir de España. Esto segundo es la gran esperanza (inconfesable, claro está) de nuestros gobernantes. Hace unos días El País ya enviaba señales cuando publicaba que “La salida acelerada de españoles al extranjero hace caer la población”.

    ¿Y deben ser los emprendedores los que creen empleo?. Ya sabéis que en mi opinión, no.

    No hay comentarios