Sí, de ilusión también se vive por @JoseRuizPardo

    Escribir un post sobre la ilusión y esperar a hacerlo a que pasase el partido de “La Roja” de ayer, tiene sus riesgos. Porque a lo mejor hubiese tenido que escribir sobre la des-ilusión. Afortunadamente no ha sido así y, con mucho esfuerzo, hemos ganado a Portugal y estamos cerca de volver a hacer historia.

    Leía esta mañana en la prensa que “los penaltis” de ayer fueron el programa más visto de la historia. Eso es porque la ilusión hace milagros, ayer había animando a la Selección aficionados de todos los equipos, incluso gente que habitualmente no es seguidora del deporte Rey.

    Ilusión por conseguir, nuevamente, un triunfo. La misma que tiene un emprendedor cuando comienza a darle forma a una idea para convertirla en un negocio. La misma que lleva a un empresario a levantarse cada mañana y luchar pese al temporal al que se enfrenta a diario. La misma que, lamentablemente, escasea en estos tiempos.

    Estoy completamente de acuerdo en que el entorno no favorece nada. Hay personas que cuando miran alrededor, cuando ven las noticias, cuando hablan con su cículo más cercano, matan la poca ilusión que tenían. Y eso es un problema. Un gran problema.

    Vivimos en una crisis, sí, pero de ilusión. Las circunstancias y el que la economía del país caiga un poco más cuando parece que ya había tocado fondo, hacen que las personas pierdan esa fuerza interior, esa alegría por conseguir pequeños triunfos personales.

    Por eso, señores de la Selección Española de Fútbol, ¡Gracias!. Ayer España entera, por primera vez en mucho tiempo estaba ilusionada. Y lo volverá a estar el domingo en la final. Ellos han hecho su trabajo, han reavivado la llama dentro de nosotros. Ahora nos toca a los demás.

    Ya has redescubierto lo que se siente al estar ilusionado. Aprovéchalo. La Roja está en la final, pero para llegar a ella ha pasado por muchos partidos, unos más fáciles, otros (la mayoría) menos. Pero pensando en cada partido como pequeña meta, ha ido pasando uno a uno hasta llegar al más importante de todos. Hace dos días pensaban en el partido de ayer, no en el del Domingo.

    Pequeños pasos, pequeñas metas que nos llevan a la grande, eso es. Hay que pensar en grande, pero con un camino. ¿Quieres emprender?, venga, emprende. ¿Quieres sacar adelante tu empresa?, vamos, puedes. Marca una meta y diseña un camino para llegar a ella con pequeños triunfos. La Roja no ha llegado a la final de repente, ha tenido que superar partidos. ¿Cuáles son los partidos que tienes que superar tú para llegar a tu final?.

    Prepárate para superar cada uno, con la ilusión viva, muy viva, de que solo superándolos llegarás a tu gran final.

    No hay comentarios