Sobre el Engagement: Las más Sociales de Latinoamérica por @Mare_magnum

    Mayra Ramallo - Blogger en TodoStartupsSaber relacionarse es un arte. Una táctica usada para lograr cerrar los mejores convenios, ganar estratégicas jugadas, posicionarse en los más excelsos círculos personales o profesionales.

    Un método que cada vez se inserta más en modelos de negocios corporativos. Las empresas latinoamericanas lo saben y vemos con asombro cómo ensayan vertiginosamente aumentar esa lista de fans, seguidores, amigos y contactos.

    Quieren conseguir ser los más populares o favoritos del segmento, a través de la increíble plataforma que el mismo mercado prosumidor les ha ofrecido: las redes sociales.

    En la carrera por el engagement no hay materias optativas. Las empresas y sus marcas se han visto obligadas a entrar a clases, pues el aula está llena de preguntas, sugerencias, comentarios, saludos y las más temidas denuncias o reclamos. La fórmula del negocio cambia por la nueva ventana de comunicación que se abrió para esa misma clientela que las marcas se han sudado durante años o hasta décadas.

    La increíble transacción que se genera gracias a las redes sociales, arroja una visión muy clara de qué espera la tribu acerca de determinado producto, qué opinión merece la nueva campaña y una relación de primera mano nunca antes vista con el consumidor final, sin importar qué tan larga sea la cadena de producción. La relación es directa e instantánea.

    El estudio Latin America Social Media Check-Up 2012,  realizado por la firma de relaciones públicas y comunicación Burson-Marsteller, le agrega números al fenómeno expuesto. El 65% de las compañías latinoamericanas están presentes en al menos una de las plataformas sociales.

    La preferida es Twitter, seguida muy de cerca por el gigante Facebook, YouTube, Google Plus y la onda bloguera. El análisis se fundamentó en las 25 compañías que más facturan en Argentina, Brasil, Colombia, Chile, México, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.

    La nueva técnica no es sólo construir un dialogo con las audiencias, sino crear contenido específico para satisfacer a ciertos grupos de interés. El éxito es establecer un verdadero vínculo en donde la marca entienda con quién habla y qué quiere ese público. Este proceso debe ser muy atinado, pues la conversación con el target demanda ser espontánea, natural y fluida.

    Mundialmente las 5 primeras marcas que mejor se relacionan con su audiencia son Microsoft, Starbucks, Coca Cola, Converse y Kraft. Latinoamérica comparte esta preferencia en algunos de sus países como México y Brasil. Grandes cadenas son desplazadas en mercados puntuales de la región por empresas de turismo, telecomunicaciones y la banca.  Estos casos se ven en Perú, Venezuela, Colombia y Argentina.

    Coca Cola es un ejemplo de cómo construir relaciones cercanas y emotivas. Además de comprender la importancia que tiene dar respuesta y ser recíproco por sus canales, son auténticos creadores de videos que generan viralidad. Campañas como “Unlock the secret” o “Smileizer“,  un sitio que permite a sus usuarios grabar su risa y escuchar la risa de los demás, son referencias exitosas obligadas para cualquier interesado: http://www.facebook.com/cocacola

    Kraft ha sabido meterse al mundo en un bolsillo con cada uno de sus marcas. Oreo, la galleta que ya tiene 100 años y botó la casa y las redes sociales por la ventana, marca pauta en Latinoamérica y el mundo con sus juegos, aplicaciones y recetarios que mantienen a sus Fans pegados interactuando sin parar. http://www.facebook.com/oreo http://brands.nabisco.com/oreo/index.html

    Una vuelta interesante es la que ha tenido que dar el sector bancario. Sin timidez y con estrategias bien definidas ha decidido socializar, por fin, con su clientela a través de este medio.

    La red financiera venezolana Banesco presente en varios países de LATAM ha sido pionera en la interacción a través de Twitter. Sus canales de respuesta han debido reforzarse significativamente y, prácticamente,  crear una nueva plataforma de atención al cliente, por la increíble reciprocidad comunicacional que éste demanda.  La mexicana Banamex se suma a la conversión bancaria en temas de relacionamiento.

    Movistar, finalmente cierra el resumen, con la particularidad de haber hecho posible conversaciones entre Juan Antonio Abellán, ex presidente de la corporación y clientes insatisfechos, sin protocolos, demandas, ni meses de reclamos. Abellán se caracterizó durante su presidencia, por informar decisiones puntuales sobre el negocio, tan delicadas como la continuidad contractual con su proveedor RIM, a través de las redes sociales.

    La gigante de las Telecomunicaciones no se ha puesto límites a la hora de dialogar. Nos enseñaron a customizar los mercados, posicionando a una misma empresa que atiende necesidades puntuales en Chile, Perú o Argentina.

    No hay comentarios