Sobre la ley de #Emprendedores y otros OVNIs por @Manzanerame

    Antonio Manzanera - Blogger en TodoStartupsLo de los gobiernos españoles con los emprendedores está cinco puntos por encima de lo tolerable y sólo uno por debajo de la tomadura de pelo.

    A pesar de que bien pronto se le pidió a Zapatero que diese pasos concretos hacia la ayuda directa al emprendimiento, el tipo se obstinó en pasar de todo. Eso sí, diciendo siempre que hay que canalizar el ahorro para los jóvenes emprendedores. Ya se sabe que hablar es gratis.

    A principios de 2011 cuando Zapatero anunció que reformaría la Ley de Estabilidad Presupuestaria, el jefe de la oposición, un tal Mariano Rajoy, dijo en el Congreso que aquello no servía y que en su lugar había que promulgar una “ley de emprendedores”. Ley que él mismo se propuso llevar a las Cortes.

    Eso se llama “hacer un brindis al sol”, pues estando en la oposición los socialistas no te la van a votar y todo quedará en una declaración ante la prensa diciendo que “el PSOE no apoya a los emprendedores”.

    Pero llega diciembre de 2011 y el desastre que Zapatero prometía a su partido se manifiesta con toda intensidad: el PP gana con mayoría absoluta. Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas (en mi opinión, la mayor decepción de todo el gobierno), sale al cabo de unas semanas diciendo que habrá ley de emprendedores.

    Yo, tonto de mí, al principio me lo creí. Pero el autoengaño me duró tres meses. En mayo me preguntaron en una entrevista para la radio qué pasaba con la ley de emprendedores y respondí que no llegaría porque “no es prioritaria”. Lo expliqué en un post aquí mismo. Periódicamente se le ha ido recordando lo de la ley a Rajoy, quien se ha hecho el longuis con el mismo garbo que su ilustre antecesor, ése a quien él tanto criticaba. Y pasó el primer año de mandato, y seguíamos igual.

    Ahora el gobierno hace un esfuerzo de ésos que quitan el hipo y se sacan de la chistera una medida que permitirá a los emprendedores jóvenes cotizar sólo 50 euros durante seis meses.

    Guau.

    La cosa no pasaría de chascarrillo para la hora del café si no fuese por la bufonada que soltó la ministra de Empleo Fátima Bañez: queremos poner una alfombra roja a todo aquel que quiera emprender.

    Así que ya sabéis amigos: ahí tenéis la alfombra roja. Como dije en twitter, ya no hay excusa para no emprender.

    Por mi parte, las expectativas que tengo con el gobierno español son bajas. Con que no moleste demasiado ya es suficiente.

    Termino como casi siempre animándoos a que echéis un vistazo a la página de Facebook de mi novela, El informe Müller, que podréis encontrar en las librerías y en ebook a partir del 11 de febrero. Si le dais un “like” a la página, me echáis un cable. No tanto como lo de los 50 euros de la Bañez, pero casi 🙂

    No hay comentarios