Sobre las políticas de uso y privacidad de Twitter y Facebook @RamonDevesag

    Ramon Devesa - Blogger en TodoStartupsLas grandes empresas siempre consiguen lo que quieren. Sin darnos cuenta aceptamos contratos que no leemos nunca, y si eres de esos pocos que leen los contratos de aceptación, no pasa nada, te permitimos que utilices nuestros servicios y cuando ya estés enganchado te cambiamos el contrato de uso y ahora si que lo vas aceptar por que no hay quien te despegue de la aplicación.

    Seguramente esto se vea de una mejor forma poniendo ejemplos, por que estoy seguro de que más de uno no me sigue, hablo de las condiciones de registro que imponen empresas como Facebook o Twitter, nos vamos a centrar en Facebook ya que es aquella con la que más he trabajado este asunto.

    Cuando nos registramos en una red social aceptamos una serie de condiciones para hacer uso de ella. El 95% de las personas que se registran en las redes sociales no leen las condiciones a la que se exponen, las cuales en algunos casos son preocupantes, en el caso de Twitter he extraído esto de su documento de condiciones de uso, tal y cual se muestra a la hora de registrar un nuevo usuario:

    El usuario se reserva los derechos de cualquier contenido enviado, publicado o presentado a través de los Servicios. Al enviar, publicar o presentar cualquier Contenido a través de estos Servicios, el usuario otorga a Twitter licencia mundial, no exclusiva, libre de regalías (con derecho a la concesión de la licencia a terceros) para utilizar, copiar, reproducir, procesar, adaptar, modificar, publicar, transmitir, mostrar y distribuir dicho Contenido cualquier medio de comunicación o método de distribución (actual o desarrollado en un futuro).

    En resumidas cuentas, que le regalas de forma gratuita, todo tu contenido a Twitter, contenido con el cual después Twitter hará un negocio y generará dinero. Esto que ocurre en Twitter también ocurre en Facebook de una forma mucho más agresiva.

    En Facebook, un usuario “regala” todo su contenido a cambio de su servicio, pero esto no es lo preocupante, en el contrato de condiciones de uso que aceptas a la hora de registrarte en la red social, aceptas que:

    1. TODO, tu contenido, incluyendo, textos, imágenes, vídeos, lugares… pertenecerá a Facebook una vez sea publicado en él, y podrá hacer uso de esos datos sin pedir permiso alguno al usuario ya que el usuario ha aceptado esto ante Facebook, es decir, se puede dar el caso de que Facebook venda mañana tus imágenes a una empresa de publicidad y te veas en una vaya publicitaria, sin pedirte permiso, cediste todos los derechos de imagen a Facebook.
    2. Tus contenidos no desaparecen, cuando eliminamos una imagen que no queremos publicar, Facebook no la elimina sino que dashabilita la imagen en sí, para que no pueda ser reproducida en la red, esto no quiere decir que se haya eliminado, Facebook es poseedor de esa imagen y propietario, podrá utilizarla cuando quiera.
    3. Para eliminar toda nuestra cuenta de usuario de Facebook se tiene que dar el siguiente caso, primero eliminarnos de la red social, y por último y más difícil es que todos nuestros amigos también se den de baja para que no pueda existir ningún enlace relacionado con nosotros, pero es que para que tus amigos también sean eliminados, también se tienen que eliminar los amigos de tus amigos.

    Todo esto viene perfectamente detallado en las condiciones de uso de la red social, lo expuesto en los puntos anteriores es una simple recreación de lo que indica ese contrato que aceptamos.

    Pero esto no es todo, muchas veces quieren ir más hayá con nuestra información y hacer cosas que ni por asomos permitiríamos si un trabajador de Facebook las contara cara a cara, antes de registrarnos.

    Es por ello que lo que hacen algunas empresas tales como Facebook, Twitter y hasta hace poco, Gmail es una vez que ya tienen un gran número de usuarios, modifican las políticas de uso. Esto ocurrió este verano en Gmail y en el mes de Noviembre en Facebook, os expongo algunos ejemplos que se han implementado en las nuevas políticas de uso de datos en Facebook.

    1. En cuanto a la “Información de Registro”, se ha añadido un inciso indicando que ahora puede ser posible que en algunos casos uno se registre con otra información diferente de la habitual (email o nombre), por ejemplo el número de teléfono. Supongo que esto está pensado para darle más fuerza a la versión móvil, pero la verdad es que la redacción suena algo extraña.
    2. En la sección “Otra información que recibimos de ti”, se señala por primera vez que datos de los afiliados de Facebook (las empresas adquiridas por ejemplo), pueden proporcionar información también a Facebook. Volveremos a hablar de esto más adelante.
    3. En relación a nuestro Facebook email, que incluye nuestro nombre de usuario público, antes era posible controlar quién nos enviaba un mensaje o iniciaba una conversación. Ahora ya no, cualquier usuario incluido en un hilo podrá enviarnos un mensaje.
    4. En el apartado “Cómo usamos la información que recibimos”, se ha añadido una aclaración, y es que esa información se emplea para mostrar y descubrir a la gente lo que compartimos o hacemos.
    5. En el apartado “Control sobre tu timeline” se añade también una aclaración, y es que aquello que escondamos no aparecerá en nuestro perfil, pero puede hacerlo en los de otros usuarios con los que tengamos alguna conexión o en resultados de búsqueda.
    6. En el apartado “Encontrarte en Facebook”, se ha eliminado la referencia a que en caso de elegir “Sólo amigos” nadie más que ellos podrían encontrarnos. Ahora se dice que cualquiera puede enlazar a nuestro perfil o encontrarnos en la red social a través de otra gente, mediante lo que comparten sobre nosotros, cuando nos etiquetan en una foto o cuando comentamos en una página pública. Privacidad lo llaman…
    7. En el apartado “Otra información”, se indica ahora que amigos u otros usuarios pueden compartir información sobre ti, por ejemplo fotos o etiquetas. Si alguna de esas menciones no nos gusta tenemos dos opciones, comentarlo con la persona que ha compartido la información o reportar el comentario, post o dato que sea. No las soluciones más prácticas que digamos, pero bueno.
    8. En el apartado sobre “Websites y aplicaciones”, se añade que las aplicaciones, webs o juegos creados por terceros no son parte de Facebook ni están controlados por ésta, de modo que es buena idea leerse sus políticas sobre cómo tratan la información que les damos. Ahora bien, aunque no los controlan sí les dan cierta información, nuestro llamado perfil público, otra cierta información básica y la lista de amigos. Por tanto ojo al aceptar dar acceso a cualquier app vinculada a Facebook.
    9. Se señala ahora también que al usar una app de tercero somos colocados en un grupo de edad (menor de 18, entre 18 y 20 ó mayor de 21 años), y que las apps pueden tener razones, por ejemplo legales, para retener determinada información que hayamos compartido con ellos y a pesar de habernos ya desvinculado de la app.
    10. En el apartado “Identificarse en otro sitio con Facebook”, se dice ahora que al realizarse este proceso no se comparte la dirección de correo electrónico ni la contraseña, a no ser que demos permiso. Antes no se contemplaba la opción de consentir algo así. Por tanto ojo ahora al identificarnos en una web usando Facebook, ya que sin darnos cuenta podríamos sin querer estar dando permiso para que se acceda a nuestro correo electrónico y/o contraseña.
    11. En el apartado sobre “Anuncios personalizados”, se añade ahora que si indico mi interés en determinadas materias, por ejemplo al hacer “Me Gusta” en una página sobre un producto, una marca, un tema de salud, política o religión, puede que a partir de ese momento comience a ver anuncios sobre esas cuestiones.
    12. En el apartado sobre “Respondiendo a requerimientos legales y evitando daños”, se ha añadido el inciso final muy llamativo, el cual indica que Facebook puede retener la información de cuentas desactivadas por incumplir sus términos y condiciones (no se indica ninguno en particular, por tanto hay que entender que afecta a cualquier punto) por al menos 1 año. Todo ello con la finalidad de evitar la repetición de abusos o infracciones de sus términos similares. No sé qué es mejor, si el hecho de que por cualquier vulneración de sus términos esto pueda ocurrir, o que retengan por al menos un 1 año (puede ser más pero no sabemos cuánto), toda la información relacionada con esa cuenta.
    13. En el apartado relativo a “Invitaciones”, antes se decía que si invitabas a alguien a Facebook, se le enviarían hasta un máximo de 2 recordatorios de esa invitación para unirse a la red. Ahora se dice que se enviarán “algunos recordatorios”. Parece por tanto que pueden ser más de dos…, o tres… o cuatro…
    14. En el apartado sobre “Avisos en caso de cambios”, los cambios son muy parecido a los establecidos en la nueva Declaración de Derechos y Responsabilidades y casi equilibran la materia en ambos textos. Es decir, los cambios relativos a razones administrativas, legales o erratas no se avisarán, el resto sí y se proporcionarán 7 días para poder comentarlos. La única diferencia aquí respecto a la Declaración es que si el cambio es significativo en la Política de uso de datos, se le dará al aviso mucha más visibilidad de la habitual (no se define obviamente qué se entenderá por “significativo”). Por lo demás son iguales.
    15. Finalmente en el bloque VI se ha incorporado el famoso apartado “Afiliados”, del que tanto se ha hablado estos días. En literalmente cuatro líneas Facebook viene a decir que la información que hemos compartido con ellos, la pueden compartir a su vez con sus afiliados, entendidos estos como empresas que legalmente forman parte del mismo grupo que Facebook. Simultáneamente, estos afiliados pueden compartir su información con Facebook. Todo ello para que ambas partes nos entiendan mejor como usuarios y nos den un servicio de mayor calidad.

    En ningún momento estoy intentando que la gente deje de utilizar Facebook, lo único que quiero recalcar con este artículo es más, Facebook es una excelente herramienta de comunicación, pero hay que ser responsable con lo que se expone en ella, y más aún conociendo las condiciones que promueven desde la propia empresa.

    Algunos puntos expuestos en las Políticas de Uso de Datos de Facebook están extraídos de aquí.

    Por cierto, acabo de leer que el 1 de Febrero, Facebook actualizó sus condiciones de pago.

    No hay comentarios