¿Son los 50 euros buena ó mala noticia para los Emprendedores? por @JoseRuizPardo

    Éxito Emprendedor, Emprendedores, motivación, StartupsEl pasado lunes todos los medios de comunicación se hacían eco de una noticia relacionada con los emprendedores. La ministra Fátima Báñez anunciaba que aquellos jóvenes menores de 30 años, dispuestos a emprender, pagarán a la Seguridad Social solo 50 euros durante los seis primeros meses.

    Una noticia buena, a priori. Y digo “a priori” porque se puede convertir en mala noticia y espero que esto no ocurra, me explico.

    Bien, porque es poco frecuente ver a emprendedores en los medios. Que se esté hablando de emprendimiento durante toda la semana debido a este anuncio, es bueno.

    La tasa de paro juvenil en la actualidad está en niveles inaceptables. Cualquier medida que pueda contribuir a bajarla es buena. Son pocos los menores de 30 años con grandes cargas familiares o deudas a largo plazo adquiridas.

    Por ello, el riesgo al que se enfrentan al emprender es menor. Muchos jóvenes tienen una salida en el autoempleo. 260 euros, que es más o menos lo que un autónomo tiene que desembolsar a la Seguridad Social mensualmente, para alguien que empieza con un autoempleo, es mucho dinero. Por eso mismo seis meses tan solo, me parece poco.

    Pero esto no la convierte en mala noticia. Sigue siendo muy buena porque va en la línea de lo que necesitamos. Hay que crear puestos de trabajo. Los emprendedores de hoy son empresarios con empleados mañana.

    Lo que sí que convertiría este anuncio en mala noticia es que fuese la única medida para incentivar la creación de empresas. Tenemos un paro juvenil elevado pero, ¿y los mayores de 30? ¿A esos no se les ayuda? ¿Y los mayores de 50 que tienen una especial dificultad para encontrar empleo? ¿Tampoco?.

    Para promover la cultura emprendedora no necesitamos medidas como esta anunciada. Necesitamos que la reforma educativa contemple enseñar a emprender. Lo que necesitamos es incentivar la creación de  fábricas de puestos de trabajo. Hablo, claro está, de empresas.

    Medidas similares para el resto de emprendedores ayudarán a conseguirlo. Y también un cambio radical de la figura del autónomo. Ese ser extraño que paga sus cotizaciones por adelantado. Que adelanta trimestralmente sus impuestos. Que no trabaja más porque los días no son más largos. En resumen, que aporta liquidez a la Administración y servicio a la sociedad. Sin embargo cuando quiere emprender no se le ayuda. Cuando se ve obligado a cerrar no tiene paro. Que no puede darse de baja porque si no trabaja no gana y si no gana no come. Y para colmo, mal visto por la sociedad a la que aporta servicio y puestos de trabajo.

    La nocicia que la ministra de Empleo anunció el lunes es y será buena si esta es la primera de muchas en la misma línea. Intuyo que habrá más, puesto que parece que están negociando Gobierno y Agentes Sociales. Por eso confío en que esta solo es la primera. Y que no se limiten a eliminar trabas burocráticas (que también). Sino que, en la línea de los 50 euros, faciliten las cosas. Un emprendedor hoy es un parado menos. Pero puede que sean muchos menos en el futuro.

    No hay comentarios