Spam: Los e-mails publicitarios y su legalidad por @Abrunom

    por -
    0 86
    Spam: Los e-mails publicitarios y su legalidad por @Abrunom
    0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

    Andres Bruno - Blogger en TodoStartupsEsta misma mañana he recibido en mi correo electrónico profesional un e-mail publicitario de una empresa que, según la legislación española actual, sería considerado como spam. Les he respondido que estas prácticas no están permitidas, a lo que ellos han indicado que no envían “spam”, que sólo envían publicidad.

    Como no es el primer caso, esto me da a entender que aún hoy muchas empresas creen que el spam es aquel correo electrónico con identidad falsa, que se dirige directamente a la carpeta de “correo no deseado” o que contiene un virus informático.

    Pero nada más lejos de la realidad. Si tu empresa envía mailings, newsletters masivas o publicidad por e-mail, recuerda tener algunas cosas en cuenta!

    ¿Qué es el spam?

    En primer lugar, y para aclarar el concepto, se puede decir que es spam todo correo electrónico u otro medio similar o análago de carácter publicitario que tenga las siguientes características:

    1.- Que no haya sido previamente solicitado o autorizado por el destinatario.

    2.- Que sea enviado de forma automatizada o masiva.

    3.- Que el remitente sea generalmente desconocido para el destinatario.

    Un poco de historia.

    El término es un anglicismo que proviene de una marca de jamón enlatado (“spiced ham”) muy consumida durante la Segunda Guerra Mundial en Estados Unidos, además de posteriormente ser popularizada por los grandísimos Monty Python.

    Se cree que el spam fue inventado por dos abogados norteamericanos, Laurence Canter y Martha Siegel, el 5 de marzo de 1994 al publicar un anuncio de su despacho en la prehistórica Usenet, y que les reportó grandes beneficios, iniciándose así un antes y un después para la publicidad en Internet.

    ¿Es realmente un problema el spam?

    Efectivamente parece que sí lo es porque supone un importante gasto de tiempo, trabajo y dinero. De hecho, la IETF (Internet Engineering Task Force), la organización de normalización de Internet que más contribuye en la ingeniería de Internet, está total y absolutamente en contra por estos motivos.

    Esta organización ha constatado que a nivel mundial se reciben más de ciento ochenta mil millones de e-mails considerados “spam”, de los cuales sólo un 0,00001% es respondido, por lo que definitivamente no es en absoluto un medio efectivo de publicidad.

    El tiempo que supone borrarlos, o el dinero que supone pagar a profesionales que se dedican en exclusiva a eliminar “spam” de servidores o a diseñar filtros que lo eviten, ya supone un perjuicio importante.

    ¿Cómo se lucha contra el spam en España?

    La Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI), prohibe el spam en su artículo 21.1:  “Queda prohibido el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de las mismas.”

    El artículo 38.3 c)  de la LSSI considera el envío de Spam como una infracción grave: “El envío masivo de comunicaciones comerciales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente o el envío, en el plazo de un año, de más de tres comunicaciones comerciales por los medios aludidos a un mismo destinatario, cuando en dichos envíos no se cumplan los requisitos establecidos en el artículo 21.”

    Y el artículo 39 de la LSSI considera que estas infracciones pueden ascender a importes que varían desde una multa de 30.001 hasta 150.000 euros.

    Además, los empresarios hemos de tener en cuenta que el spam afecta a varias vertientes del Derecho como es la sociedad de la información ya comentado, protección de datos, responsabilidad penal, derecho de la publicidad y competencia. Por eso, antes enviar cualquier tipo de publicidad por e-mail u otro medio electrónico, deberás solicitar el consentimiento por parte de el destinatario redactando un correcta política de privacidad.

    Por último, y a modo de curiosidad, simplemente comentar que el mismísimo Presidente de Microsoft, Bill Gates, vaticinó en el año 2004 que en un plazo de dos años acabaría con el Spam, pero parece que se equivocó.

    Spam: Los e-mails publicitarios y su legalidad por @Abrunom
    0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)