Startups como respuesta a la crisis e impulso a la economía por @MartaBernasconi

    Pese a la crisis o gracias a ella, cada vez más jóvenes buscan alternativas al desempleo, dando vida a nuevas Startups con potencial.

    Esta nueva generación de jóvenes emprendedores se distingue por la creatividad de los proyectos, el utilizo de las nuevas tecnologías y la liberación de energías y sinergias esenciales para dar un soplo de aire fresco al futuro de la economía mundial.

    Frente a una sociedad que durante años ha promovido un modelo de vida basado en un empleo “cómodo” y estable, con un salario aceptable, garantizado por toda la vida y con jubilación anticipada, cual es el empleo estatal, se choca ahora con que es un paradigma insostenible.

    El afán de entrar a formar parte de las filas de los empleados de la pública administración se ha traducido en salarios recortados así como lo han sido las jubilaciones y las plantillas y, con ello, la seguridad de mantener el puesto de trabajo.


    El principal obstáculo es las start ups es encontrara inversores dispuestos a apostar por ellas.

    De la misma forma, la era de la empresas que cuentan con contactos políticos para asegurarse el trabajo está a punto de acabar. Si no hay dinero para gastar, la necesidad de supervivencia impulsa la creatividad y la calidad del trabajo. Por esta razón, la crisis es un buen momento para arriesgarse a emprender y lanzar iniciativas innovadoras.

    La constante y rápida evolución de las nuevas tecnologías facilita encontrar nuevas soluciones con gran posibilidad de crecimiento y concretar iniciativas de mucha utilidad para la sociedad y con capacidad de cambio.

    Sin embargo, los nuevos emprendedores tienen que considerar una serie de obstáculos comunes que frenan o retrasan su posibilidad de éxito. La burocracia y las pequeñas ayudas estatales representan un primer escollo.

    En un segundo plano, aunque no por importancia, están los inversores que raramente están dispuestos a apostar por proyectos innovadores y de riesgo. El miedo al fracaso frena las iniciativas más atrevidas que, con una buena inversión, podrían tener un éxito estremecedor.

    Por esta razón, uno de los recursos más importante para las start ups es la ayuda mutua en el intercambio de servicios.

    Lo cierto es que habría que apostar por aquellos jóvenes que, frente a un mercado hostil y a un alto porcentaje de personas dispuestas a emigrar al extranjero, han elegido quedarse en su país buscando soluciones para sanear una economía en crisis y contribuir a su nuevo desarrollo.

    0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

    No hay comentarios