Un Nuevo Modelo de Aprendizaje para el Ámbito Educativo ¿Es posible? por @Alogos_Learning

    Pedro Albarracin - Blogger en TodoStartupsLa mente humana sigue siendo un misterio.  Nos gustaría desentrañar todos sus secretos pero aún estamos muy lejos de conseguirlo.

    En los últimos años he desarrollado mi actividad profesional en las áreas del diseño instruccional así como en el desarrollo de soluciones para entornos de formación online.  A pesar de los años y de la experiencia acumulada en decenas de proyectos sigo fascinado por una pregunta: ¿cómo aprendemos?.

    Los avances en diferentes áreas del conocimiento humano, así como el rápido desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones ponen a nuestro alcance un sinfín de herramientas que nos permiten construir nuestras propias experiencias de aprendizaje.

    Como usuarios, como alumnos que somos en algún momento concreto de nuestra vida esperamos que tales entornos sean capaces, sobre todo, de reflejar de forma inteligente nuestro estilo individual o personal de aprendizaje.

    Estilos de Aprendizaje

    No todos aprendemos igual, a menudo nuestra personalidad define nuestras estrategias y modelos de aprendizaje.  Todos desarrollamos ciertas preferencias que en mayor o menor medida son el resultado de interacciones con nuestro entorno, motivaciones y expectativas, rasgos fisiológicos o influencias afectivas. Los estilos de aprendizaje evolucionan, se adaptan a nuevos estímulos, por lo que necesitamos ser conscientes de nuestras estrategias para aprender; en definitiva, a lo largo del tiempo todos construimos lo que yo denomino nuestra “huella digital cognitiva”.

    En la actualidad se han definido diversos modelos que permiten catalogar diferentes estilos de aprendizaje:

    • Modelo de Kolb
    • Modelo de Inteligencias Múltiples
    • Modelo de programación neurolingüística
    • Modelo de los cuadrantes cerebrales
    • Modelo de los hemisferios cerebrales
    • Modelo de Felder y Silverman

    ¿Cómo nos ayudan estos modelos?  Nos permiten por ejemplo determinar si un alumno es activo o pasivo, si es un alumno solitario o prefiere la interacción con el grupo, si está predispuesto a tomar apuntes, si prefiere planteamientos experimentales, si le falta claridad, es decir, le cuesta pasar de una idea a otra, si es más receptivo a información visual o auditiva, si prefiere representaciones mediante diagramas de flujo o mapas mentales, etc…

    Desgraciadamente hoy en día no disponemos de registros de nuestra “huella digital cognitiva”.  No existe un almacén de datos que nos permita perfilar la estrategia de aprendizaje óptima desde que hace años iniciamos nuestra formación en la escuela, por lo que nuestro rol de alumno siempre se encuentra en continuo estado de “reinicio” o “reset”.

    Objetos de Aprendizaje Polimórficos y Modelos Predictivos de Aprendizaje

    Cuando hacemos referencia a entornos de aprendizaje online, o sistemas e-learning, surge irremediablemente el concepto de “objeto de aprendizaje”. ¿Qué es un objeto de aprendizaje?  Es la unidad de información que nos permite explicar, evaluar o definir un ítem concreto.  En nuestro caso representa un recurso digital, reutilizable en distintos contextos y que puede combinarse con otros objetos de diferentes tipologías (definición de conceptos, procedimientos, evaluaciones, datos, etc…).

    Los objetos de aprendizaje polimórficos son un nuevo concepto que desde hace algún tiempo desarrollo y que va más allá de la simple reutilización de los contenidos, pues nos permite entregar al alumno aquello que necesita teniendo en cuenta su estrategia de aprendizaje.  Los contenidos adoptan por lo tanto diferentes formas y pueden integrarse mucho mejor en el modelo cognitivo del alumno.

    ¿Cómo puede un sistema e-learning decidir qué forma debe adoptar un objeto de aprendizaje para adaptarse a las necesidades del alumno?  Aquí es donde juega un papel de vital importancia la “huella digital cognitiva”, un sistema inteligente capaz de construir un modelo predictivo de aprendizaje con capacidad para aprender por sí mismo, memorizando e interpretando comportamientos e interacciones del usuario.  Un sistema diseñado para tomar decisiones, que pueda reaccionar automáticamente a necesidades concretas, tomando la iniciativa en la búsqueda de objetos de aprendizaje y organizando la información mediante criterios dinámicos.

    Un nuevo modelo para el sector educativo

    ¿Es posible aplicar estos modelos de aprendizaje al ámbito educativo?  Analicemos el escenario en el que estamos trabajando desde Álogos Formación a través del proyecto Learn2U.

    En primer lugar, ¿cuál es el problema que actualmente afronta la educación reglada en lo que tiene que ver con el acceso a contenidos online y los denominados libros de texto digitales?

    • Falta de motivación de los estudiantes
    • Planificación didáctica inadecuada
    • Presentación caótica de los contenidos
    • Baja calidad
    • Recursos didácticos poco interactivos. Adaptaciones lineales y planas de los libros de texto tradicionales
    • Herramientas de colaboración no basadas en los contenidos
    • Entornos poco atractivos
    • Despersonalización de los contenidos

    Ahora imaginemos una plataforma que funciona como un “marketplace” de contenidos educativos en la que tienen participación alumnos, educadores y padres.  La plataforma incluye recursos didácticos que cubren las asignaturas en el ámbito de la educación primaria, secundaria y bachillerato, con áreas de conocimiento ajustadas al currículo establecido por el Ministerio de Educación y las correspondientes comunidades autónomas.  Los contenidos se encuentran predefinidos mediante interfaces para cada uno de los objetos de aprendizaje que se derivan del currículo, y se organizan según diferentes modelos y estilos de aprendizaje.

    La plataforma ofrece a los alumnos la posibilidad de realizar un test que permite determinar su estilo de aprendizaje ofreciendo contenidos acordes a este perfil.  El alumno accede a las diferentes categorías de contenidos y visualiza los recursos disponibles para las unidades didácticas de cada categoría.

    El contenido de las unidades didácticas o temas se presenta en forma de Mapas Mentales Enriquecidos 2.0 (con la estructura y especificaciones técnicas definidas por Álogos Formación) , los cuales incluirán: Contenidos – Ejercicios – Evaluaciones.  Cada nodo del MME funciona a modo de repositorio de objetos de aprendizaje polimórficos, es decir, alberga los contenidos que pueden ser de diferente tipología: documentos de texto, videotutoriales, imágenes, realidad aumentada, animaciones, webquest, etc.

    Los alumnos pueden enriquecer el contenido de los nodos mediante enlaces, comentarios y otros recursos, que son compartidos a su vez en la red social de Learn2U, contribuyendo a enriquecer la experiencia cognitiva, al tiempo que se amplía la dimensión divulgativa del material educativo mediante un proceso de retroalimentación.

    Los educadores pueden incorporar sus propios contenidos a cualquiera de los nodos, así como diseñar sus propios MME.  Estos ejercen el rol de mentores en una comunidad de expertos encargados de valorar y puntuar los contenidos contribuyendo así al aseguramiento de la calidad de los mismos.

    ¿Qué diferencia a este modelo de otros existentes?

    • Entorno de aprendizaje basado en “personalized learning”
    • Control de calidad basado en comunidad de expertos
    • Mapas Mentales Enriquecidos basados en objetos de aprendizaje polimórficos
    • Agregación continua de contenidos basada en interfaces predefinidos
    • Personalización basada en modelos predictivos de aprendizaje
    • Creación y seguimiento de huella digital cognitiva

    ¿Podemos contestar entre todos la pregunta…Es posible un nuevo modelo de aprendizaje para el ámbito educativo?

    No hay comentarios