Una buena gestión de la tesorería:Garantía de futuro de nuestro Proyecto por @MarcFerni

    Marc Fernández - Bogger en TodoStartups¿Es lo mismo un ingreso que un cobro? ¿Y un gasto que un pago?  Tener claros estos conceptos es fundamental para el control de la tesorería de nuestro proyecto de negocio.

    Mediante la buena elaboración y control de nuestro plan de tesorería dispondremos de una herramienta que nos permitirá saber en todo momento la situación de caja de nuestro negocio y poder así tomar las decisiones oportunas.

    A nivel formal, el plan de tesorería consiste en un documento en el que reflejamos las salidas de caja (pagos), con las entradas de dinero (cobros) en base a cada una de las operaciones que la empresa prevé realizar durante el horizonte temporal del proyecto de negocio, normalmente a 3 o 5 años vista.

    Y porqué es importante? La importancia radica en que nos permite disponer de información sobre la liquidez del proyecto y las necesidades de financiación, permitiendo anticiparnos a situaciones dónde los pagos proyectados superen a los cobros previstos.

    Si nos encontramos en ésta situación de necesidad de tesorería a corto plazo podemos optar por ejemplo por contratar una póliza de crédito, solicitar a nuestro banco un anticipo de los importes pendientes de los clientes, o otra opción es reducir los plazos de cobro mediante descuentos por pronto pago o en caso que nos paguen al contado.

    Como lo creamos? Para realizar el plan de tesorería aconsejo crear un calendario en una hoja de cálculo con los 12 meses de cada año, dónde se indicará en la parte superior las entradas de dinero, siendo en el primer momento por las aportaciones de capital por parte de los socios, algún préstamo contratado o si estamos de suerte, algún tipo de subvención.

    Poco a poco se irán incorporando también las ventas estimadas para cada uno de los meses.  A continuación, se incluye la estimación de las salidas de dinero. Para ello se definirá cada uno de las partidas que suponen un pago. Encontramos pues desde las compras a proveedores, el alquiler del local o oficina, los consumos como luz, agua, teléfono, los sueldos y salarios de los empleados, seguros, devolución de los préstamos, impuestos, y todos aquellos pagos que formen parte de la naturaleza de nuestro proyecto de negocio.

    El balance diferencial entre la previsión de los ingresos y los pagos nos indicará el saldo final que tendremos en la caja de la empresa cada mes, y será pues con lo que contaremos para empezar el mes siguiente.

    A medida que avance nuestro proyecto tendremos que actualizar la información que contiene el plan de tesorería. De éste modo tendremos en todo momento una imagen real de nuestro estado de caja, y nos permitirá analizar las distintas situaciones que se produzcan, pudiendo actuar sobre ellas, evitando así situaciones inesperadas.

    Marc Fernández
    Consultor senior independiente con más de 14 años de experiencia en estrategia y mejora de negocio. Especializado en consolidación y crecimiento de empresas. Soy fundador de INNIO, StartupDayBages, Grouin, entre otros. Combino mis responsabilidades directivas con el mentoring y la consultoría en distintos programas de la administración pública. Formador, conferenciante, y apasionado por la escritura. Autor de "Yo Emprendo" y "Yo Emprendo 2" Estoy enfocado a la optimización y mejora de pymes, y en ayudar a emprenedores a hacer realidad sus proyectos.

    No hay comentarios