USA o cómo se hacen bien las cosas en el trabajo por @Valfin_es

    Acabo de aterrizar en Madrid, un viaje de casi dos semanas por USA en el que he tenido la ocasión de visitar las sedes de Google (donde pude ver tranquilamente paseando y jugando con un pequeño coche teledirigido a Sergei Brin –fundador de Google-) y Linkedin en Mountain View, Facebook en Palo Alto, y de Symantec, Oracle, Salesforce.com y Zynga.

    Aún es más, tuve el gusto de cenar en casa del CEO de Symantec (uno de los 100 Top Executives del mundo) de la mano del Vicepresidente de Ingeniería de Norton con quien uno de esos días recorrí algunos kilómetros en bici cruzando el Golden Gate hasta Sausalito.

    Otros cinco días transcurrieron en Montana compartiendo divertidos momentos con algunos responsables de fondos de inversión, entidades financieras, consultoras y escuelas de negocio (Citi, Cerberus, Janus, Boston Consulting Group, Darmouth…)

    Un viaje lleno de experiencias y anécdotas. Sin embargo, lo más importante: Las lecciones aprendidas.

    Muchas de ellas tienen que ver con la motivación y la eficiencia en el trabajo. La capacidad de sacrifico y las ideas claras desde muy jóvenes. El dar el 120 por ciento en el trabajo y luego el otro 120 por ciento en la vida privada. Y el punto de unión no es otro que el deporte y la vida sana. Una mentalidad diferente (con sus pros, pero también sus contras, lógicamente) que realmente permite destacar múltiples cualidades derivadas de la alta competitividad entre las personas ya sea en la universidad, en el deporte, en la vida social o en sus puestos de trabajo.

    Y… cuando llego a España me encuentro con una manifestación por la aprobación de la nueva reforma laboral que, precisamente, es tan necesaria y oportuna porque, además, nos acerca a ese mismo espíritu que se vive en USA.

    Que conste que creo que en España hay una profesionalidad y una capacidad laboral brutal que no he conseguido ver ni de lejos en países como Inglaterra, Francia o Alemania (por poner algún ejemplo) y que me lleva a pensar que prefiero mil veces a un trabajador español, y también de Colombia, Chile o Méjico, colaborando conmigo que a cualquier otro.

    Esta reforma laboral que va a beneficiar a los emprendedores y autónomos, porque creo que va a generar competitividad en la empresa y la economía española, y, por qué no decirlo, va a expulsar del sistema a aquellos que se aprovechaban del mismo escondiendo sus incapacidades en un mercado laboral inflexible.

    Y creo que este nuevo sistema terminará promocionando a aquellos que dan más de sí para conseguir la excelencia en su trabajo.

    ¿Injusticias? Seguramente no será la mejor reforma del mundo pero lo realmente importante es si será más justa que antes, sobre todo con aquellos que se esfuerzan en el día a día y que ayudan a levantar a las empresas y el país.

    Ya iremos puliendo los defectos. Seguro. Por ahora intentemos alcanzar la excelencia en el trabajo un poco más.

    0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

    No hay comentarios