Venezuela: ¿En qué tipo de empresa quieres trabajar? por @JoseMPujolH

    En estos tiempos de crisis donde el trabajo escasea mucho más que en años anteriores, encontrar un buen lugar para trabajar es en gran medida difícil. Muchas personas no esperan el trabajo ideal sino que llegan a conformarse con cualquier lugar donde puedan desarrollarse medianamente y seguir creciendo como profesionales.

    Aunque todos podríamos estar de acuerdo en lo bueno que sería que todos los sitios de trabajo fuesen excelentes, también sabemos que esa no es la realidad y que muchas empresas se quedan en la mediocridad continuando con el ciclo de empresas e instituciones de bajo nivel.

    Pero ¿qué hace a un lugar de trabajo excepcional? ¿Tecnología? ¿Innovación? ¿La gerencia? ¿El departamento de Recursos Humanos? ¿Los salarios? ¿La gente? Todos estos elementos sin duda hacen un buen lugar de trabajo pero seguramente el más importante, y sé que estarás de acuerdo conmigo, es y será siempre la Gente.

    La gente es sin duda alguna lo que hace la diferencia en una empresa. Es la que puede hacer que una organización suba a niveles de clase mundial o baje a niveles de mediocridad. Cuando se habla de la gente hay que agrupar desde el que hace la limpieza hasta el más alto directivo de la organización. Todos están conectados por la cultura que durante años se ha transmitido como una sutil niebla a cada uno de los departamentos.

    En este aspecto los líderes ejercen una función crucial a la hora de marcar las pautas para que la organización crezca y se mantenga como una de las mejores para trabajar. El beneficio es mutuo. Mientras los líderes se esfuerzan para crear el ambiente idóneo para que sus colaboradores se sientan satisfechos laborando, los colaboradores a su vez dan lo mejor de sí para aportar a la organización su mejor recurso: su conocimiento traducido en talento diario. Ese ambiente que es transmitido por los líderes, impregna a cada colaborador y es revertido hacia dichos líderes cargado de entusiasmo y buenas ideas para seguir construyendo una empresa donde “gusta” trabajar. Ya ni siquiera se podría habla de lugar de trabajo, sino “lugar de colaboración”.

    Eso es precisamente lo que han logrado algunas pocas organizaciones en Venezuela entre las que se encuentra la Organización DBAccess (?@DBAccess) que ha quedado por varios años entre las mejores empresas para trabajar en el país, premio otorgado por el Great Place to Work® Institute; consultora internacional, quién elabora la lista de las organizaciones que en Venezuela poseen el mejor ambiente laboral.

    La Organización DBAccess es un excelente ejemplo de que sí se puede crear un ambiente de trabajo de clase mundial a pesar de que la situación externa pueda ser desfavorable. Como decía el Psiquiatra y psicoterapeuta austriaco Viktor Frankl “Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento”. Su teoría de la Libertad última, ese poder de decisión que cada uno de nosotros tenemos internamente, es lo que determina realmente qué clase de lugar de trabajo se quiere tener, o mejor dicho, disfrutar. Por supuesto, no es algo que se logra de la noche a la mañana pero sí algo posible.

    Puedes leer parte de los logros de DBAccess aquí: http://www.dbaccess.com/spanish/index.php/nosotros/19-premios.html

    Sí realmente deseas un lugar de trabajo excepcional no te queda otra opción que crearlo diariamente renovando tu mente con una nueva actitud! Seas el líder o no, siempre habrá algo que puedes hacer para aportar a este tipo de organización.

    Si por el contrario, tu caso es el de muchos otros que no tienen un lugar de trabajo actualmente mi consejo es que sigas creciendo! ¿cómo? Leyendo artículos en tu área, asistiendo a reuniones de NetWorking, actualizando tus perfiles en las redes sociales profesionales como Linkedin o Viadeo, observando el entorno para captar alguna posibilidad de emprendimiento, en resumen, manteniendo esa actitud que caracteriza a todo emprendedor,  una actitud proactiva! Porque la verdad es que como dice el dicho “tu no sabes donde va a saltar la liebre!”

    Trabajar en una organización de tipo mundial depende de cada uno. No se trata muchas veces de encontrar esa empresa ideal sino hacerla uno mismo ideal. La pregunta de ¿En qué tipo de empresa quieres trabajar? Se responde mejor cuando entendemos que depende de uno mismo!

    Termino con otra reflexión de Viktor Frankl  El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad

    No hay comentarios