CEOE diseña un plan digital que prevé generar 250.000 empleos

ceoe

La patronal CEOE anunció este martes un paquete de medidas  vinculadas a la transformación digital de las empresas cuyo objetivo sería incrementar un 3,2% el PIB del año 2020 y generar 250.000 empleos nuevos.

El presidente de CEOE, Juan Rosell y el presidente de la Comisión de Sociedad Digital de esta organización, Julio Linares, presentaron a los medios ‘Plan Digital 2020’: la digitalización de la sociedad española’, en el que los empresarios españoles recomiendan un Pacto de Estado para impulsar la digitalización de España.

El citado Plan contiene  237 propuestas elaboradas por la Comisión de Sociedad Digital sobre la base de los planteamientos de numerosas organizaciones empresariales y empresas que tienen como objetivo sumar a España al conjunto de países europeos que lidera la digitalización.

Para ello, considera CEOE, es necesario mejorar la posición relativa de España en dos índices concretos: el índice NRI (Networked Readiness Index), donde se pretende situar a España entre los 20 primeros puestos; y el índice DESI (Digital Economy and Society Index), donde España debería estar entre las 10 primeras posiciones.

Las propuestas empresariales contribuirán a incrementar un 3,2% el PIB del año 2020 y a generar 250.000 empleos nuevos, siempre que se revitalicen lo que el Plan Digital denomina ‘tres pilares básicos’ que son: Educación, Innovación y Emprendimiento. Además, se requiere la implicación de todas las Administraciones Públicas y de todos los sectores productivos.

Estos planteamientos, según CEOE, son esenciales para que el proceso  de la digitalización refuerce la competitividad, impulse el crecimiento, cree empleo, permita sostener los beneficios sociales, disminuya las diferencias económicas y sociales, aumente la calidad de vida y coloque a España en una posición destacada en la digitalización mundial.

El Plan presentado, que es transversal, pretende establecer la posición empresarial sobre esta materia y constituirse en la referencia para el dialogo con las diversas administraciones españolas y europeas y con el resto de agentes sociales. Para ello, contiene capítulos sobre la digitalización del Sector Público, la de los sectores productivos y sus empresas y la de los ciudadanos.

Por lo que se refiere al Sector Público, CEOE propone impulsar una Administración Electrónica completa cuyos contactos con empresas y ciudadanos sean completamente digitales. También pide aumentar las partidas presupuestarias destinadas a proyectos de inversión en materia digital, entre otras cuestiones.

Con respecto a los sectores productivos, los empresarios abogan por desarrollar un Programa Nacional de Transformación Digital con acciones de concienciación y ayuda para la transformación de los sectores productivos más intensivos en empleo y en contribución al PIB. Además, se solicita el fomento del uso de las tecnologías digitales para la automatización de funciones, así como su aplicación a los procesos de venta o a la transformación digital de los modelos de negocios.

El Plan de CEOE se detiene, de manera minuciosa, en el ámbito de las pequeñas y medianas empresas. Para ellas pide un esfuerzo de sensibilización y estímulo dirigido a segmentos de empresas por tipos de actividad y tamaño.

Así, propone el desarrollo de un gran proyecto específico para su digitalización que podría llamarse ‘Pyme Digital’ y que trabajaría sobre varios ejes, como serían la concienciación de los beneficios que tiene la digitalización para la productividad o la Formación en competencias digitales.

Además, hay que añadir la gestión eficiente de recursos con la aplicación de técnicas de Big Data para implantar sistemas de inteligencia y modelos predictivos, un plan de ayuda para la renovación de la base instalada de soluciones tecnológicas con antigüedad superior a los 4 años o facilitar el uso de la factura electrónica.

Para los empresarios españoles, el Pacto de Estado solicitado, que serviría para impulsar el desarrollo digital, debería plasmarse a través de una serie de premisas, entre las que destacan la asignación del proceso de digitalización a una Comisión en el Congreso de los Diputados que controle su progreso y vele por establecer un marco legislativo adecuado; una coordinación con los correspondientes planes europeos y un constante diálogo social sobre el trabajo del futuro.

NECESIDAD DE UN PLAN

“Es absolutamente necesario un plan de digitalización. Nos jugamos mucho entre términos de crecimiento y empleo”, alegó en la rueda de prensa Julio Linares, presidente de la Comisión de Sociedad Digital de CEOE, en el marco de la presentación del Plan Digital 2020 presentado en Madrid. Juan Rosell, presidente de la CEOE, agregó que “vivimos en un momento de disrupción tecnológica sin precedentes”, ya que “en un futuro todo lo que se pueda digitalizar se va a digitalizar”.

En este contexto, remarcó que Europa está a “la cola” frente a los gigantes estadounidenses y asiáticos. El informe aboga por el “alineamiento total con los planes europeos”, pero Linares advierte que “no podemos esperar que Europa nos arrastre, sino que deberíamos aspirar en estar en el grupo de países que tira de Europa”.

¿Pero en que consiste el plan propuesto por la CEOE? En primer lugar se trata de un análisis del fenómeno de la digitalización. “No es una época de cambios sino un cambio de época”, matizó Linares. Los grandes retos son “la seguridad y la privacidad” y la “inclusión de tecnología en educación y sanidad”, aseguró. En este sentido, el informe toma el término VICA propuesto por los militares para enumerar las características del mundo que nos rodea: Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo.

Y en este nuevo paradigma la CEOE observa el cambio en la adaptación tecnología: “Hoy en día las nuevas tecnologías llegan a través el consumidor y no por la grandes empresas, es un cambio histórico y radical sobre el que hay que reflexionar”, concluyó Linares.

 

Periodista en el departamento de comunicación de la UDIMA. Redactor en Todostartups.com

No hay comentarios

Dejar respuesta