“Invertir en la mujer no solo es correcto, es inteligente”

esade1
Las investigadoras y coautoras del estudio “Invertir desde la perspectiva de género: una oportunidad para el ecosistema de la empresa social europea”, Leonora Buckland (izquierda) y Mar Cordobés (derecha) y la directora asociada del Instituto de Innovación Social de ESADE, Sonia Navarro (centro). Fotografía: Marta Peiro 

Las mujeres emprendedoras sufren discriminación a la hora de ser financiadas por inversores de impacto en sus proyectos empresariales. Así se desprende del estudio ‘Invertir desde la perspectiva de género: una oportunidad para el ecosistema de la empresa social europea, que ha sido presentado este martes en ESADE.

Se trata, según ha remarcado la investigadora del Instituto de Innovación Social de ESADE y coautora del documento junto a Mar Cordobés, Leonora Buckland, del “primer estudio a gran escala con enfoque de género en Europa”, y pretende “cultivar un sector de la empresa social con mayor conciencia de género, reduciendo las barreras a que se enfrentan las empresas dirigidas por mujeres”. “Influir en la práctica, inspirar actividades en España con enfoque de género”, ha concretado Buckland.

El estudio revela que las mujeres emprendedoras suelen tener mayores dificultades a la hora de acceder a financiación. Esta barrera, unida a una inexistente igualdad en el trabajo y la poca inversión en productos y servicios “destinados a mejorar las vidas de las mujeres y niñas”, las frena a la hora de llevar a cabo sus proyectos, a pesar de las “enormes oportunidades de mercado” que, ha dicho Buckland, existen. “Invertir en las mujeres no solo es correcto, es inteligente”, ha puntualizado.

La investigadora ha recordado que “la inversión de impacto y la empresa social pueden ser herramientas muy importantes para alcanzar la igualdad de género”. Por ello, a nivel global se está avanzando al respecto. Según ha concretado, existen alrededor de 58 fondos de capital riesgo con un enfoque de género, de los cuales 28 se han establecido. Sin embargo, ha declarado, “solo seis de los 28 fondos de capital riesgo con enfoque de género tienen su sede en Europa”, donde destaca el liderazgo de Reino Unido. En nuestro país el avance se centra sobre todo en los bancos sociales, aunque aún se encuentra lejos de Islandia, donde más se invierte.

A través de una encuesta realizada a 100 emprendedores (59 mujeres y 41 hombres), Mar Cordobés ha detallado la situación de España al respecto. Según ha relatado, las mujeres en nuestro país reciben menos inversión externa que los hombres, un 26% frente al 46% de emprendedores masculinos, y se enfrentan a más barreras. Entre ellas se encuentra la conciliación laboral-familiar.

esade2
El director de inversiones de Ship2b, Guillermo Sarrias; la presidenta y fundadora de HazloPosible, Catalina Parra; la directora asociada del Instituto de Innovación Social de ESADE, Sonia Navarro y la cofundadora y CEO de Teterum, Patricia Pólvora.

El documento ha revelado, asimismo, un perfil muy concreto de las emprendedoras. Éstas poseen, según Cordobés, una “actitud diferente ante el ámbito financiero: se muestran menos confiadas o cómodas con la terminología financiera, al tener que hablar con inversores extranjeros. Son más prudentes al buscar financiación, prefieren no endeudarse tanto, y se valoran en relación a sus capacidades de manera mucho más negativa”.

También hay distinción en el tipo de empresas que pretenden impulsar. Mientras ellos invierten en negocios con mayor base tecnológica, las mujeres optan por sectores como salud, educación o asistencia social, y lo hacen apoyándose en mayor manera en subvenciones, premios o recursos propios, según Cordobés.

Por otro lado, la investigadora ha planteado que las mujeres idean sus empresas sociales “con un sentimiento más moderado pero sostenido, con una visión a largo plazo” y tienden a trabajar más “desde lo cooperativo, colaborativo”, a pesar de tener que hacer frente a los estereotipos que siguen existiendo.

Ha concluido que “hay muchas iniciativas que se pueden replicar, muchas prácticas inspiradoras. El camino está ahí, hay muchísimo trabajo por hacer”. En el marco de éstas, han podido brindar su experiencia la presidenta y fundadora de Hazlo Posible, Catalina Parra; la cofundadora y CEO de Teterum, Patricia Pólvora; y el director de inversiones de Ship2b, Guillermo Sarrias. Ambos han coincidido en la importancia de impulsar el enfoque de género en las inversiones de impacto.

Parra, además de destacar la evolución positiva del sector al respecto, ha llamado la atención acerca de la necesidad de establecer “role models” para las niñas y “construir el ecosistema entre todos”. Sarrias, por su parte, ha atendido al concreto comportamiento de las emprendedoras. Según ha dicho, “la mujer tiene la idea de perdurar, es un proyecto de vida. No quiere endeudarse y tiene que hacer crecer su proyecto de una forma más perdurable”. Su opinión ha sido reafirmada por Pólvora, que ha hablado de “falta de autoestima” en la personalidad de las emprendedoras, recordando las palabras previas de Cordobés.

Dejar respuesta