TEDxMondoñedo, a la altura de la resiliencia

tedxmondoñedo
Foto de familia.

El auditorio de la localidad lucense de Mondoñedo acogió el sábado 9 de septiembre #TEDxMondonedo, una sesión en la que una veintena de expertos abordó la resiliencia como potencial motor del cambio y superación de situaciones adversas, en una jornada en la que simultáneamente tuvieron lugar otros 35 eventos TEDx locales en todo el mundo.

mondo1
De izquierda a derecha, José Ramón Saura (co-organizador) y Felipe Debasa (licenciatario), artífices del evento.

En Mondoñedo lo hicieron los speakers invitados desde ámbitos tan dispares como la educación, la empresa, el marketing o el periodismo, entre otros, quienes desde su propia experiencia ofrecieron ideas inspiradoras de nuevos logros o, simplemente, alternativas para mejorar el proceso de adaptación a los cambios disruptivos.

Tedx-Portada

El divulgador científico José Luis Cordeiro, cofundador de la Singularity University, formado en el prestigioso MIT y referente del movimiento transhumanista, generó con su intervención la primera reflexión de la jornada: los cambios venideros son inevitables, pero ¿con qué consecuencias? “En los próximos 20 años habrá más cambios que en los últimos 2.000 años gracias a las nuevas tecnologías”, sentenció.

En este punto, Cordeiro se mostró fiel a su tesis optimista, desterró daños colaterales para las personas y, por el contrario, dibujó un futuro en el que, ¿quién sabe?, hasta la muerte estará en entredicho. ¿Qué no más resiliente que una eventual ‘resurrección’?, pareció dar a entender.

Ningún miedo a la tecnología, parecía transmitir Fer Enis, probablemente porque el ser humano no tiene otra opción que atender a una realidad incontestable. “El linaje de la evolución de la tecnología”, apuntó en su charla, “se puede encontrar hoy en un teléfono inteligente”, y lo que es más importante, a su juicio, que nadie olvide que, actualmente, “la tecnología es la herramienta de la naturaleza para evolucionar”. Una tecnología, abundó Andrés Grases, que tendrá en la inteligencia artificial su principal motor. Eso cree cuando afirma que “la inteligencia artificial potencia ya hoy mismo las tecnologías que aún están por llegar”.

mondo3

El concepto de resiliencia empapó todas las intervenciones, como el de crisis en una acepción que no suele concitar el interés de casi nadie. Antonio Liu devolvió la esperanza al señalar que la representación en chino de la voz ‘crisis’ presenta dos caracteres diferentes: por un lado significa ‘peligro’ pero, por otro, ‘oportunidad’, en cuya segunda acepción centró su charla, en la que subrayó una realidad incontestable, y es que “vivimos en un mundo intercultural”, imparable y, probablemente, necesario y virtuoso para que esto de la Humanidad ruede mejor.

También de origen chino, como Liu, la empresaria Lisa Wang abordó la “adaptación y la integración”, conceptos representados en la figura de quien emigra, como el súmmum de la resiliencia. “Adaptación como necesidad”, precisó Wang, “e integración como elección”, sentenció.

Como ligando discursos en una feliz cadena, recogiendo el testigo de Liu en la búsqueda de un mundo mejor, Juan José López presentó su ‘neo-samurái’, figura en la que concentra su máxima de que “hemos venido al mundo a disfrutar, sí, pero sobre todo a aportar valor y a servir a los demás”. “Necesitamos gente que aporte valor a la sociedad”, remachó López, ‘mahonesa social’ con la que ligó el emprendedor José Antonio Álvarez, para quien “estamos inmersos en un cambio de época donde podemos ser ‘los Colón’ del siglo XXI”. Basta que uno se lo proponga.

Puede que estas intenciones encuentren en la llamada ‘democracia líquida’ que explicó Ana Lorenzo su coartada, o su campo de entrenamiento, o su estancia permanente. “Democracia líquida y tecnología exponencial para transformar el mundo”. Un mundo, detalló, que “cualquier persona es capaz de cambiar” si se lo propone y en la buena dirección. Y en este ‘trabajo de campo’ personal, la resiliencia como herramienta idónea, dijo. Aprovechó Lorenzo la ocasión para alertar del populismo y el discurso del odio, que pueden dar al traste con todo, a los que confrontó “la persecución de nuestros sueños”.

Gonzalo Martín, quien vinculó la resiliencia con los procesos médicos, destacó por encima de todo la que intuye que es la principal medicina para el ser humano: “Aproximarse y rodearse de personas optimistas”, y, cómo no, la pasión con que podemos hacer las cosas, ya sean grandes o pequeñas.

Todo un menú envuelto en la nada fácil tarea de tomar decisiones, inevitables a lo largo de la vida de uno, y que tantas consecuencias tienen en un sentido o en otro, como apunta Julieta Vargas: “Somos el resultado de todas las decisiones que tomamos, sobre todo en los momentos más difíciles”. Y aun a pesar de las críticas externas, que no pocas veces nos paralizan. Pero a ello puso rápido y feliz remedio el emprendedor incombustible Alejandro San Nicolás, quien de su experiencia, cuerpo, esencia y tono hizo paradigma de la resiliencia.

mondo2
Arturo de las Heras, presidente de TodoStartups.

Pasión por estudiar lo que uno quiere hacer en la vida. Ese es el consejo esencial de Arturo de las Heras a sus hijos –y a todos, por extensión: “Estudiad lo que queráis”, nada menos. Pero que la Universidad no sea un obstáculo para perseguir destinos, sino todo lo contrario, el vehículo hacia el mejor de los posibles. “Como padre”, señaló en su intervención, “no me arriesgo a que mis hijos no vayan a la Universidad”. El desempleo, recordó, afecta siempre primero a los menos cualificados, “y ya que ir a la Universidad supone un gran esfuerzo, estudia lo que quieras”, da igual en qué campus, aunque siempre mejor aquel que presente el mayor número posible de acuerdos de movilidad: “Porque donde está tu maleta está tu puesto de trabajo”. Resiliencia en estado puro.

De Marketing y Comunicación, respectivamente, versaron las intervenciones de Joaquín Danvila y Luis Miguel Belda. Mientras que el segundo apostó por la oportunidad que tienen los periodistas de incorporar a su vida profesional lo que llamó un permanente ‘estado resiliente’ –casi como dogma de fe- en respuesta a los males que afectan hoy al periodismo, el primero, Danvila, dibujó un panorama esperanzador para lo comercial y marketiniano, eso sí, siempre que las empresas dotadas de estos departamentos no juegue –ni juzgue- a corto plazo, pues no es ese modo “de generar resiliencia”, concepto vertebrador de un nuevo modo de hacer –y hacer mejor- en este ámbito, defendió.

Fue otro experto comunicador, el periodista Moncho Paz, quien incidió en los beneficiosos efectos de la resiliencia para casi todo. Como para lo suyo, el oficio de contar: “La resiliencia es una de las cualidades que debe tener un periodista en el ejercicio de su profesión”, remachó.

Y como en la localidad lucense de Mondoñedo tuvo lugar este prestigioso evento, de esta ciudad también se habló. De las felices historias del campanario de su imponente catedral –encuentro con las raíces que dejó en silencio al auditorio más local- habló su campanero, Valentín Insua, mientras que de su pasado, presente y futuro lo hizo Francisco Cal –otra de las figuras esenciales de la tarde noche de TEDxMondoñedo- quien navegó entre un pasado brillante, un presente algo quejoso y un futuro cargado de oportunidades para una de las principales paradas del Camino de Santiago.

Un Camino en el que hizo un alto Miguel Pampín, gran mestre de su Orden de Damas y Caballeros, y al que invitó a aproximarse, ya no tanto como caminante, como en la condición de auténtico peregrino.

Retomando el hilo tejido por Cal Pardo -cuyo hermano, Enrique, ya forma parte de Mondoñedo a la altura de sus piedras-, de aquella ciudad cuya industria maderera era el principal motor socioeconómico poco o nada queda, como ni rastro de los 300 seminaristas que llegó a alojar. Pero las oportunidades están enfrente: solo hay que tomar conciencia de las nuevas realidades y aplicarse el cuento de la resiliencia, y quizás también el de la mejor acepción, de las dos posibles, de ese carácter chino que define la palabra crisis: oportunidad.

O tan sencillo como ocupar apenas unos minutos al día, tal cual propuso Ton Arenas, en la búsqueda de nuestros sueños detrás de ese árbol tras el que se esconde el bosque, la representación más fiable de lo ‘naturalmente’ resiliente.

VIVENCIAS RESILIENTES

Fueron convocados en #TEDxMondonedo, entre otros, Paco Cal, José Luis Cordeiro, Antonio Liu Jian, Lisa Wang, Arturo de las Heras, Juanjo López, Fer Enis, Julieta Vargas, José Antonio Álvarez, Alejandro San Nicolás, Moncho Paz, Gonzalo Martín, Ana Lorenzo, Luis Miguel Belda, Joaquín Danvila, Andrés Grases, Ton Arenas, Valentín Insua y Miguel Pampin Rua.

mondo4

El evento, dirigido por el licenciatario doctor Felipe Debasa y co-organizado por José Ramón Saura, contó con la esponsorización del Concello de Mondoñedo, 3 Core Proyectos, Royal Comunicación, TodoStartups y EXES, así como la colaboración de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y el Centro de Estudios Financieros (CEF.-).

TEDx es un programa de eventos locales, autoorganizados, que reúne a las personas para compartir una experiencia similar a TED. La Conferencia TED proporciona orientación general para el programa TEDx, pero los eventos TEDx individuales se autoorganizan, como es el caso del que tendrá lugar en Mondoñedo.

TED es una organización sin fines de lucro. Teniendo como punto de partida una conferencia de cuatro días en California hace tres décadas, TED ha crecido para apoyar su misión con múltiples iniciativas. Actualmente, tienen lugar dos conferencias anuales de TED.

Entre otros oradores se encuentran Bill Gates, Jane Goodall, Elizabeth Gilbert, Richard Branson, Nandan Nilekani, Philippe Starck, Ngozi Okonjo-Iweala, Sal Khan o Daniel Kahneman. La Conferencia TED anual tiene lugar cada primavera en Vancouver.

No hay comentarios

Dejar respuesta