El síndrome empresario rico, empresa pobre

El síndrome empresario rico, empresa pobreQuiero comenzar aclarándoles que esté tema es controversial y quizá es muy probable que después de que lean este artículo más de uno se encuentre en desacuerdo conmigo y seguramente uno de los argumentos que pasarán por su cabeza será “HAY PRIORIDADES”….

En términos médicos Síndrome significa un cuadro clínico o conjunto sintomático que presenta alguna enfermedad con cierto significado y que por sus características posee cierta identidad; es decir, un grupo significativo de síntomas y signos (datos semilógicos), que concurren en tiempo y forma, y con variadas causas o etiología.

Dicho lo anterior explicaré de la mejor manera posible porque he titulado así este artículo.

En concreto quiero enfocarme principalmente a las pymes.

Generalmente cuando se piensa en iniciar un negocio, independientemente del monto de la inversión, no se planea el crecimiento de la empresa y eso es algo que a la larga causará severos problemas.

De manera que hoy en día existen algunas empresas que su crecimiento les ha llegado antes de lo que ellos mismos imaginaron, y esta situación desbalancea principalmente las finanzas que se tienen, pues un crecimiento requiere contratar personal, incrementar el stok, rentar espacios más grandes, equipo, telefonía, transporte, pago de servicios, entre muchas otras cosas.

Por ejemplo: Si yo tuviera un negocio de “CANCHAS DE FUTBOL RÁPIDO” en lo primero que debo pensar, es en un lugar adecuado, que tenga vestidores, baños, una oficina, quizá una bodega, buena iluminación, balones etc., y principalmente en la cancha, de manera que mi campo se encuentre en buenas condiciones, que el pasto sintético sea de la mejor calidad, y por supuesto una persona que me ayude a administrar el rol de los juegos. Entendamos toda está inversión como mis gastos fijos (de entrada).

Evidentemente estoy pensado que haya por lo menos 6 juegos diarios, para cumplir un horario de 6 horas.

A lo largo de un año, seguramente existirá un desgaste en todo eso que al inicio comente, y me veré en la necesidad de sustituir, renovar o mejorar, algunos focos de las lámparas que iluminan el campo, tendré que adquirir nuevamente balones, comprar nuevo mobiliario, darle el mantenimiento a los vestidores-baños y probablemente contratar a otra persona que cubra el turno de la mañana. Y lo más importante será que mi cancha luzca esplendida, porque recordemos que este es mi producto/servicio.

Realizando estas actividades de inversión y mejoramiento de mi lugar de trabajo, estoy segura que mi negocio seguirá teniendo éxito, ya que los equipos que juegan en mi cancha se manifestarán contentos de que su lugar de reacción siempre se encuentre en buenas condiciones.

En términos lógicos esto es lo que se debería realizar en una empresa, basándonos en el crecimiento que se pretende tener año con año.

Desgraciadamente muchos empresarios se enfocan primero en el crecimiento personal, una mejor casa, un vehículo más nuevo, mejor celular, mejor ropa, más viajes entre otros y esto los hace olvidar que en la empresa deben existir mejores condiciones laborales.

Que quede claro que jamás he mencionado que buscar un mejor nivel de vida no es válido, pero siempre y cuando también la empresa y los empleados gocen de un mejor nivel laboral.

El Síndrome empresario rico empresa pobre, inicia cuando colocamos la mayoría de nuestra necesidad y lujos antes de los de la empresa.

El Síndrome empresario rico empresa pobre, inicia cuando colocamos la mayoría de nuestra necesidad… Click Para Twittear

La riqueza debe ser compartida de manera equitativa, pues no debemos olvidar que el crecimiento de nuestra institución no solo se debe al trabajo que los dueños han realizado, eso se llama trabajo en equipo, y los incentivos deben ser para todos.

La utilidad de una compañía, no solo se reparte en dinero, también en mejores instalaciones, mejor equipo, uniformes y claro sin olvidar los incentivos monetarios a los sueldos.

Distribuir la riqueza, nos permite darle un mejor servicio, calidad y atención a la persona más importante que se llama “CLIENTE”.

Si tu eres uno de esos EMPRESARIOS RICOS… acuérdate que ayer tuviste un sueño, que hoy lo ves cristalizado, pero si lo abandonas, tu negocio te abandona a ti más pronto de lo que te imaginas.

Como siempre, me encantará leerte, déjame tu comentario 🙂 #AbrazoAlegre #ArreUnicornio

Soy Karla Rosillo y soy consultora desde el 2009. Estudie Comercialización y actualmente me encuentro cursando un diplomado en COACHING HUMANISTA NO DIRECTIVO, en la escuela Creo Coaching. En mi vida profesional, he tenido varios logros, entre ellos formar parte la creación de una empresa en la que he dejado todo el corazón, MGM Asesoría y Capacitación donde inicié en este camino de la capacitación – consultoría y desde entonces encontré mi pasión.

No hay comentarios

Dejar respuesta