Intraemprendedores, ¿Eres uno de ellos?

Intraemprendedores, ¿Eres uno de ellos?

El emprendimiento está de moda. Los programas de TV abundan en el último tiempo, historias increíbles de personas que de la nada se convirtieron en millonarios. Jóvenes que con solo una computadora crean soluciones que cambian la vida de la gente en distintos lugares del mundo, ya no todo es Sillicón Valley.

En este contexto eso sí hay un grupo que parece pasar inadvertido, a pesar de que componen gran parte de la fuerza laboral. En algunas empresas se les ha dado el espacio para desarrollarse, otros simplemente  buscan día a día cumplir sus sueños en medio de un entorno que no les da la oportunidad  y algunos tristemente decidieron desistir y aceptar la realidad, se trata de los Intraemprendedores.  ¿Quieres saber si eres uno de ellos?

Si buscas en la web el término intraemprendedor encontrarás varias definiciones aunque en términos simple se describe a estas personas como emprendedores que desarrollan sus ideas y sueños pero para la organización que les paga el sueldo y no para ellos. Empresas americanas como Google tuvieron entre sus políticas que el 20% del tiempo de trabajo de una persona podía estar dedicado a proyectos personales, muchos de ellos escuchados incluso por google para ser potenciados, sin embargo, la crisis hizo que eso hoy solo sea un recuerdo.

En intraemprendimiento permite que el potencial de los trabajadores sea explotado al máximo, dándoles la posibilidad de  sugerir nuevas ideas de negocio para la compañía, aumentando así el compromiso y sentido de pertenencia de cada persona con la empresa.

¿Cuántas empresas en la actualidad escuchan a sus trabajadores al respecto?, ¿Cuántos trabajadores usan al máximo sus capacidades para aportar valor a las compañías donde pasan gran parte de sus vidas?, la verdad es que muy pocos. Las condiciones y habilidades  de miles de intraemprendedores se pierden con cada minuto que pasa, solo porque sus visiones no son escuchadas, lo que solo les acarrea frustración y un nivel de productividad en caída, del cual curiosamente las empresas siempre se quejan.

¿Te sientes en ese grupo?, ¿Tienes sueños que crees podrían desarrollarse en la compañía para la que trabajas pero te cansaste de levantar la mano y no ser considerado?. Si la respuesta a una de estas preguntas es Si quiero invitarte a hacer un cambio. ¿Dejaras que el potencial que te fue regalado para cambiar el mundo se pierda?, ¿Tienes miedo a renunciar a esa estabilidad de un trabajo que ya no disfrutas? Quiero contarte que la vida es corta, que pasa demasiado rápido, que ya desde que empezaste a leer este post se fueron minutos valiosos y que hay más opciones de las que nos dicen.

¿Puede acaso un intraemprendedor convertirse en emprendedor?, la respuesta es un rotundo si, y mejor aún no necesitas renunciar a tu trabajo para hacer que esos proyectos que hay en tu mente y no han sido escuchados sean reales, te sorprenderá saber que hay muchas empresas que partieron en el corazón de intraemprendedores mientras trabajaban para otras personas.

No, no te estoy diciendo que dejes de lado tus responsabilidades, que uses el tiempo de tu trabajo actual para tus proyectos, te estoy hablando de una invitación concreta y totalmente posible de realizar, solo necesitas 60 minutos. ¿Crees que se producirían cambios en tu vida si dedicaras 1 hora por día a tu proyecto?, sin hacer nada ¿Que tan cerca estas hoy de convertir ese proyecto en una realidad?, ¿Cuan cerca estarás dentro de un mes si le dedicaras 1 hora por día?

Pero, ¿De dónde sacar ese tiempo? Tenemos tiempo para lo que queremos tener tiempo, hace poco escribí un artículo sobre cómo le he hecho para ir a reuniones con mis clientes incluso durante la jornada laboral y con autorización de mi jefe, puedes ver más detalles aquí.

¿Podrás levantarte más temprano?, ¿Podrás trabajar en tu proyecto mientras almuerzas?, ¿Puedes ir a dormir una hora más tarde?, te aseguro que es posible encontrar el tiempo. No dejes que tu potencial se pierda, quizá no quieras emprender, quizá quieras seguir siendo un trabajador asalariado, no hay nada de malo en eso, lo malo es estar en un lugar donde no amas lo que haces, busca otro empleo, un lugar donde puedas aprovechar todo tu potencial y donde reconozcan lo que vales no solo con un cheque a fin de mes sino escuchando tus propuestas y dandote la oportunidad de convertirlas en realidad.

Bueno, espero haberte dado una luz de esperanza, haber ayudado a que sepas que no vale la pena votar tu tiempo y tus talentos, la vida es corta.

¿Necesitas más motivación?, mira este post que escribí sobre 3 gigantes de internet que empezaron mientras sus fundadores trabajaban para otros.

Carlos Astudillo Jamett
Ingeniero en Informática. Certificado en Desarrollo de Aplicaciones Lotus Notes, Apasionado por la tecnología y el emprendimiento. Creador del portal Geeklancers donde comparto consejos útiles para freelancers, autónomos y emprendedores que quieren aumentar sus ingresos y consolidar su independencia. Me he desempeñado como Supervisor de Soporte Tecnológico, Docente, Desarrollador Freelance y por cuenta ajena.

No hay comentarios

Dejar respuesta