Qué necesito para emprender un negocio online

Qué necQué necesito para emprender un negocio onlineesito para emprender un negocio onlineEn esta ocasión vamos a cocinar.

Literalmente no, por supuesto, en este campo no somos expertos.

La idea es poner de manifiesto todos y cada uno de los ingredientes necesarios para crear un negocio online bien equipado de forma básica y  sencilla para dar los primeros pasos en el emprendimiento online.

Y como suponemos que necesitas esta información cuánto antes, vamos a por ello:

  1. Plataforma

Lógicamente, necesitas una página web potente, que te permita integrar la tienda online y el blog, además de un buen backoffice.

Para ello, encontrarás en el mercado multitud de empresas y freelance que pueden ayudarte en este punto. En este punto te recomendamos que busques referencias sobre el desarrollador y diseñador que vaya a realizar el proyecto. No es necesario tener un gran desarrollo si tu operativa no lo necesita, o quizá puedas partir de una determinada plantilla a personalizar con tu imagen y con los bloques que desees. En cualquiera de los casos, toma nota de qué es lo que quieres, y plántaselo a varios especialistas y compara. El precio más barato, o el más caro no denotan la calidad, pero ten cuidado, que muchas veces puede ocurrir que no es oro todo lo que reluce. Pregunta por otros proyectos que han realizado, y pide una demo de prueba antes de decidir. Ah, y también muy importante el feeling que te den, porque si entienden y empatizan con tui modelo de negocio, pensará como un cliente, y por tanto como una posible venta.

  1. Productos o servicios

¿Qué tipo de artículos tienes pensado vender?

¿Los fabricarás tú?

¿Los comprarás a un fabricante o proveedor?

¿Ofrecerás servicios?

¿Los subcontratarás?

Como ves hay muchas cuestiones que pueden ir relacionadas con este punto, y que pueden ser complementarias en función del modelo de negocio que termines estableciendo en tu negocio online. Este es un punto clave en el que tendrás que “patear” muchísimas empresas y proveedores, y conocer qué es lo que ofrece cada uno, comparar, y elegir las mejores calidades y precios para tus clientes. No olvides de calcular un margen de beneficios sobre el precio de coste.

Este margen tiene que ser como mínimo entre un 25 y 30%, por lo que echa cuentas, negocia y elige los productos o servicios que realmente puedan interesarte.

  1. Transportistas

¿Cómo harás llegar tus artículos a tus clientes?

¿Los llevarás tú mismo?

¿Contratarás a repartidores como en la comida a domicilio?

¿U optarás por una empresa de transporte profesional?

En este aspecto, pon especial atención a los gastos de envío y consigue las mejores condiciones que puedas en función de volúmenes, pesos o estándares. Aquí poco podemos guiarte más allá de que compares precios, distancias y garantías de cara a la realización del servicio.

  1. Almacén

En función del tipo de producto que vendas y lo que hayas negociado con proveedores e incluso con las empresas de transporte podrás saber qué gestión de almacén podrás realizar, y no nos referimos a los términos propiamente contables como LIFO, FIFO o Coste Medio Ponderado, sino a Just-in-time, dropshipping, …

Lógicamente, el tratamiento será diferente si vendes alimentos perecederos a si vendes televisiones, pero requerirán de un orden y un proceso de picking estandarizado.

Si no tienes un almacén propiamente dicho, y has decidido comenzar desde el trastero de tu casa, ¡tenlo en orden! Ya que si un usuario compra uno de tus artículos, será porque hay stock, y si no lo encuentras,… un artículo mal ordenado, es un artículo perdido… ¡qué se lo digan a los bibliotecarios con los libros!

  1. Clientes

Ni que decir tiene que son la pieza clave y sustento de todo el negocio online. Sin ellos, no hay nada que hacer, por lo que debes convertirlos en el centro de tu universo, y que todas las actividades giren en torno a ofrecer mejores servicios, y optimizar la calidad de la atención.

Ten en cuenta que en este punto tendrás que afilar tus garras comerciales, y convencer, vender el producto o servicio,  mover cielo y tierra para que conozcan lo que haces, tanto online como offline, por lo que abre bien los ojos y las orejas y empápate de todo el feedback que te llegue.

  1. Reputación

Tanto online como offline. Nos debe importar muy mucho lo que dicen de nosotros, y también lo que la gente piensa de nosotros sobre todo en el comercio online.

Un cliente satisfecho no suele compartir su buena experiencia con determinada marco como uno insatisfecho, y su impacto es todavía mayor.

Comunícate con tus clientes, y con los potenciales. Aumenta el engagement y escucha en todo momento cuáles son sus necesidades y trata de satisfacerlas. La idea es fidelizar el suficiente número de consumidores que te permite tener determinados ingresos estables

  1. ERP

O cualquier software de gestión empresarial que te sirva para concentrar en un mismo sistema todas las operaciones y poder controlar cada punto y saber en todo momento cómo va el negocio. Con este tipo de herramientas podrás consultar históricos e incluso realizar pronósticos de qué ocurrirá en los próximos meses.

  1. Idea de negocio y planificación

Y como no cabe duda, todo hay que tenerlo planificado sobre el papel.

Lo ideal sería plantear tres escenarios: optimista, pesimista, y uno intermedio, que será el más probable que suceda.

No será la primera vez que vemos un negocio online en crisis porque no sabe muy bien lo qué está haciendo, abarcando más de lo que puede y sin materializar nada, y con un desorden difícil de gestionar.

No hay comentarios

Dejar respuesta