Startups, de una pequeña habitación a una gran oficina

Startups, de una pequeña habitación a una gran oficinaMuchas startups crecen en una pequeña habitación y en la mente de éste y sus socios. Poco a poco se van forjando las ideas y, conforme se va creciendo, es posible alquilar o incluso comprar un espacio donde desarrollar mejor el negocio. Y es que a veces es imprescindible contar con un lugar donde recibir a clientes, exponer las ideas a futuros inversores o simplemente reunirse con el equipo de trabajo o los socios de la empresa.

Actualmente, los emprendedores con un gran recorrido cuentan con sus propias oficinas, pero en hay otras opciones en el mercado:

Espacios de coworking

Compartir espacio, compartir ideas y tener más contactos. Esa es la filosofía de los espacios de coworking, un centro de negocios que cada vez están más de moda y atraen a más emprendedores. Son lugares donde los fundadores y trabajadores de startup comparten una misma oficina a un precio inferior al alquiler de una oficina convencional, ya que se reparten los gastos de Internet, luz, agua y otros gastos típicos de una empresa. Además, cuentan con una sala de reuniones que, previa reserva, se puede utilizar por cualquiera de los que están allí trabajando. Además, ofrece la posibilidad de entrar en contacto con emprendedores de otros sectores que pueden ayudar a dar luz a una idea o mejora en el proceso de negocio.

Oficinas de alquiler

Si lo que el emprendedor prefiere es un poco más de intimidad, quizás le interese más este tipo de oficinas que se alquilan con los gastos de Internet y luz a un precio determinado, dependiendo de la ciudad donde se ubique, y que está incluida en un edificio o conjunto de oficinas que utilizan, a su vez, otros empresarios de cualquier sector y que cuentan también con otros espacios como una sala de juntas o pequeñas salas de trabajo para compartir entre todos ellos. Actualmente existen muchas opciones y con diferentes precios que nos permiten múltiples posibilidades ya sea para el alquiler de aulas en Barcelona, oficinas en Madrid, hasta salas showroom, o incluso una terraza privada para poder hacer las presentaciones que se quieran.

Compra-venta de oficinas

La otra opción es la compra, aunque ya estaría destinada a aquellas startups que poseen un potencial de crecimiento alto y pretenden tener una imagen más oficial de su empresa. Entre las ventajas que tiene adquirir un conjunto de oficinas o incluso un inmueble está el que se puede personalizar al máximo para dar una imagen más de marca, además de poder controlar los gastos de Internet, luz y agua o incluso se puede considerar una inversión a largo plazo, dependiendo de la localización del inmueble.

En cualquier caso, lo principal es que, al tener una reunión o trabajar en equipo, el lugar de trabajo sea el más cómodo posible, con las mejores instalaciones y con los más adecuados servicios, ya que de estas cosas derivará la comodidad de trabajadores y empresarios para sacar adelante un proyecto de negocio.

No hay comentarios

Dejar respuesta