Entrevista. Guillermo Llibre (Housell): “Queremos ser la plataforma perfecta en venta de inmuebles”

GuillermoLlibre
Guillermo Llibre

Housell es una plataforma online enmarcada en el llamado sector proptech, que, entre otras novedades, permite a los ciudadanos no pagar la comisión sobre el precio de venta de un inmueble.

Pregunta: En líneas generales ¿Qué es Housell?

Respuesta: Housell es una empresa joven de nueva creación, que se dedica a ayudar a vender inmuebles de “particular a particular”. Lo que significa que eliminamos los intermediarios, y las altas comisiones que cobran las inmobiliarias tradicionales. Entre un 3 y un 10% del valor de venta de la casa. Que en ciudades como Madrid o Barcelona fácilmente superan los 12.000 euros. Nosotros cobramos una tarifa plana de 895 euros.

P: ¿Qué hace diferente a Housell del resto de empresas relacionadas con el sector?

R: Lo que nos diferencia es que Housell ofrece a sus clientes una mezcla de servicios y tecnología. Por un lado, el cliente tiene acceso a nuestra plataforma tecnológica, accediendo a elementos innovadores en el sector: Chat online y transparente con los compradores, valoración online del inmueble, publicación del anuncio en más de 60 portales inmobiliarios a la vez, descarga de documentos y contratos, calendario online, etc. Por otro lado, el cliente tiene acceso a un equipo de especialistas inmobiliarios y a proveedores de los servicios que haya contratado: Asesores, fotógrafos profesionales, gestores, etc. Por lo que tiene lo mejor de dos mundos. El expertise de las personas, y la capacidad de innovación y automatización de la tecnología.

P: ¿En qué situación se encuentra Housell actualmente? ¿Cuáles son vuestros planes de futuro?

R: Actualmente hemos captado a nuestros primeros 100 vendedores, que lejos de ser una cifra representativa, sí que nos ayuda a dimensionarnos como empresa para entender cómo ofrecer un buen servicio a nuestros clientes. Lo que queda de 2017 lo invertiremos en evolucionar, nuestra plataforma y nuestros servicios para conseguir la excelencia. Debemos dimensionar la tecnología y la plantilla de forma que tengamos la capacidad para absorber a todos los usuarios que busquen una alternativa a las inmobiliarias tradicionales durante el 2018. Obviamente nuestro objetivo es estar en el top of mind de los usuarios. Convertirnos en los socios perfectos para cualquiera que quiera vender un inmueble. Y para ello debemos empezar por alcanzar una calidad de servicio excelente.

P: En cuanto esta iniciativa de introducirse en el sector proptech, ¿Cuáles son las particularidades de emprender en un negocio online dentro de un sector tan tradicional como es el inmobiliario?

R: Vemos dos elementos distintivos en el momento actual, uno complejo de cambiar y otro que puede cambiar orgánicamente. El complejo es que nos enfrentamos a un ecosistema de profesionales que se ha digitalizado relativamente poco en los últimos años. Competir con las inmobiliarias tradicionales es un reto enorme. Algunos pueden ver peligrar su modelo de negocio, pero la realidad es que creemos que muchos se van a digitalizar/inspirar (sin pretender ser arrogantes) gracias a nosotros. El segundo reto es el que creemos que puede cambiar “casi” solo. Se trata de ser una propuesta nueva en el mercado y eso nos está dando muchas oportunidades. Hasta hace unos años cualquier cliente, si quería vender su casa, sólo tenía la opción de la inmobiliaria tradicional, con sus exclusividades y comisiones. Después nacieron los portales inmobiliarios online, y su éxito nos demuestra que muchos españoles están abiertos a probar nuevas fórmulas. Ahora nacen nuevos modelos que podríamos considerar un híbrido entre las inmobiliarias tradicionales y los portales inmobiliarios online. Hemos unido lo mejor de cada entorno paquetizándolos a través de precios “low cost” accesibles para cualquier ciudadano. Uniendo el expertise de las personas y todos los avances tecnológicos de las plataformas online.

P: Hablemos de comprar o vender sin comisiones ¿Cómo se ha hecho posible esta realidad? ¿Existe algún factor clave que ha influido a la hora de eliminar este pago a la hora de la venta?

R: Desde que existe el negocio inmobiliario podemos decir que el “modelo” no ha cambiado. La inmobiliaria tradicional vende tu casa y pagas una comisión de entre un 3 y un 10% del valor de venta del inmueble. En muchos casos pagan comisiones el vendedor y el comprador, de una forma muy poco transparente. Desde hace varios años en países como EE.UU. o Reino Unido este modelo ha venido transformándose hasta lo que ahora podríamos llamar “inmobiliarias online que venden tu inmueble a cambio de una tarifa fija”. Hay empresas como PurpleBricks.Com que llevan ya 4 años en el sector y en este tiempo han conseguido una cuota de mercado del 3%. Como en muchos otros ámbitos, en España estamos muy atrasados con respecto a estos países. Y ahora están naciendo empresas que imitan estos modelos anglosajones. Entre ellos Housell, que aunque nos hemos inspirado en estas “inmobiliarias online”, estamos haciendo un gran trabajo para adaptarlo a nuestra cultura.

P: ¿Cuáles son las principales características que definen a Housell como una compañía integrada en el sector proptech?

R: La característica que nos define y que nos engloba en este sector “proptech” sería la economía “peer to peer”. Al igual que otros modelos como Wallapop o Uber, ponemos en contacto a compradores y vendedores de forma transparente para que realicen la compra-venta sin tener que pagar comisiones por la intermediación. En Housell el cliente no paga comisiones, paga por el uso de la plataforma y el disfrute de nuestros servicios. Otras características serían las que integran nuestra plataforma tecnológica. Como la publicación del anuncio en más de 60 portales inmobiliarios online con un solo clic. La tecnología que hace posible la valoración del inmueble online. La calendarización de visitas online. El chat entre compradores y vendedores. El sistema de notificaciones, etc. Además, estamos trabajando para hacer la vida más fácil al vendedor y al comprador. Aplicaciones móviles, visitas virtuales, alertas personalizadas, valoraciones de inmuebles online, acceso a testigos en toda España, etc.

P: El sector proptech ha despegado hace escasos años en España, nada que ver con la situación del mercado en Reino Unido o en USA ¿Cómo ves la cultura emprendedora dentro del sector inmobiliario en España?

R: Es evidente que estamos viviendo un momento de gran ebullición. En menos de un año han nacido 4 ó 5 empresas que se posicionan con modelos de negocio muy similares al nuestro. Lo que es muy buena señal. Esto quiere decir que por fin el mercado se está transformando y está aceptando nuevas formas de transaccionar. Hace un año no sabíamos si iba a funcionar, pero hemos comprobado que los usuarios estaban esperando nuevos modelos inmobiliarios más transparentes y con menores costes. En los primeros 3 meses de vida nos han contratado más de 100 clientes. Y nos consta que otras empresas están teniendo crecimientos similares. Está claro que son buenas noticias.

P: ¿Alguna recomendación para nuevos profesionales que quieran introducirse en el nuevo ecosistema del sector inmobiliario?

R: Sin duda alguna que se olvide de los modelos antiguos y apueste por la innovación. No sólo porque ahora mismo son la alternativa que mucha gente está esperando. Sino porque en un futuro el 100% de las transacciones se realizarán “online”. Un porcentaje altísimo de nuestros clientes superan los 65 años (40%). Un rango de edad bastante alto para contratar “inmobiliarias online”. ¿Qué va a pasar con la gente más joven, que vive inmersa en las nuevas tecnologías, cuando quieran vender sus casas dentro de 10-20 años? Las familias que ahora rondan los 30-35 años y están comprando su primera casa la venderán presumiblemente en unos 13 años de media. Estamos hablando de una generación que lo hace todo “online”. Supermercados online, banca online, compra de entradas online, compra de moda y tecnología online… ¿Alguien duda de que esta generación no contratará una inmobiliaria online?

No hay comentarios

Dejar respuesta