La I+D+i se refuerza en España con más de 700 millones en ayudas y préstamos

consejo ministros
Imagen: Pool Moncloa/J. M. Cuadrado

Más de 700 millones de euros se anunciaron este viernes para fomentar la I+D+i en España. Dinero que procede en buena parte de los Fondos FEDER y que alcanzará a emprendedores e investigadores en forma de ayudas directas o de préstamos en condiciones asumibles.

El Consejo de Ministros aprobó la convocatoria 2016 de Retos-Colaboración para potenciar los proyectos de desarrollo experimental en colaboración entre empresas y organismos de investigación. El presupuesto de esta convocatoria, cofinanciada con los citados Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER), es de 586 millones de euros, de los que casi cien millones son subvenciones y el resto, préstamos (tipo de interés Euribor, con diez años de amortización, incluyendo tres de carencia) y anticipos reembolsables FEDER.

Esta convocatoria se encuadra dentro del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016. Según explicó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al término de la última reunión del Consejo de Ministros en esta legislatura, busca potenciar la colaboración público-privada, promover el desarrollo de nuevas tecnologías, impulsar la innovación empresarial y contribuir a la creación de nuevos productos y servicios.

Las ayudas de este programa fomentan, además, la creación de empresas innovadoras, movilizan la inversión privada, generan empleo y mejoran la balanza tecnológica del país, elevando la competitividad del tejido empresarial, según el propósito gubernamental. Como novedad, las pymes de las comunidades autónomas de Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha, Ceuta, Extremadura, Galicia, Melilla, Asturias y Murcia podrán recibir subvenciones para financiar sus actuaciones de 2016.

También fueron aprobadas las ayudas a infraestructuras y equipamiento científico-técnico, dotada con 150 millones de euros. Del total presupuestado, 66 millones son en subvenciones y 84 millones en préstamos, también anticipos reembolsables cofinanciados por la Unión Europea a través del FEDER. Estas ayudas pertenecen al subprograma Estatal de Infraestructuras Científicas y Técnicas y Equipamiento del Plan Estatal de I+D+i y están dirigidas a organismos públicos de investigación, universidades públicas e institutos universitarios y otros centros de I+D vinculados a la Administración General del Estado, administraciones públicas territoriales o sus organismos.

RuedaConsejo181205_06

Por otra parte, se autorizó el convenio entre el Ministerio de Economía y Competitividad y el Consorcio Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) para permitir la adquisición y operación del supercomputador “Marenostrum 4”. Este acuerdo permite a España cumplir con sus obligaciones como socio principal del proyecto europeo Partnership for Advanced Computing in Europe (PRACE), una red distribuida de supercomputación europea que permite realizar operaciones de cálculo complejo, cada vez más necesarias en simulaciones científicas de alto nivel.

España, como socio principal del Proyecto, incluye en los Presupuestos Generales del Estado de 2016 una partida por un importe de 7,5 millones de euros, hasta alcanzar un total de 34 millones de euros en 2019.

INVESTIGACIÓN TECNOLÓGICA

Igualmente, el Consejo de Ministros visó la contribución voluntaria de España de 9,6 millones de euros para el desarrollo de proyectos incluidos en el acuerdo “Broader Aproach”, fruto del Programa Europeo de Fusión y de actividades complementarias al proyecto ITER. Se trata de un programa de investigación tecnológica en el marco del acuerdo entre la Unión Europea y Japón para el desarrollo de la tecnología de fusión.

España participa, como otros Estados miembro, a través de contribuciones en especie, consistentes en el suministro de distintos componentes para la fabricación de dispositivos. La entidad española encargada de ejecutar las contribuciones es el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), dada su experiencia en el ámbito de la investigación en energía de fusión. Desde 2009 España ha aportado 22 millones de euros, pero es el tercer país en retornos industriales, con contratos adjudicados de más de cuatrocientos millones de euros.

Por último, en esta reunión ‘escoba’ de final de año, el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy dio por buena la suscripción de un convenio de colaboración entre el Ministerio de Economía y Competitividad y el Instituto Max Von Laue-Paul Langevin (ILL) para cooperar y coordinar actuaciones que permitan la participación de científicos españoles en la investigación con técnicas de neutrones y así contribuir a los objetivos de la Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación 2013-2020. Para ello, el Ministerio de Economía y Competitividad debe aportar un total de veinte millones de euros en cuatro anualidades.

Luis Miguel Belda
Director de Comunicación en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Redactor jefe en TodoStartups

No hay comentarios

Dejar respuesta