Los contenidos audiovisuales, clave de la futura revolución digital

arturo 1

Expertos reunidos en torno a los ‘Desayunos Europeos con la Innovación, el Crecimiento y la Tecnología’, que acogió este viernes la sede de la Comisión Europea en Madrid, coincidieron en señalar que los contenidos audiovisuales será la base sobre la que se forjará la próxima revolución en el ámbito digital, más pronto que tarde.

El smartphone, la herramienta ideal frente a otros dispositivos; por delante, incluso, de las tabletas, lo que explicaría su creciente tamaño. El cliente digital por venir está más interesado en qué va a ver que en cómo. Este desayuno de trabajo buscó respuestas a la pregunta de si las organizaciones están o no preparadas para afrontar las necesidades en ciernes de los clientes digitales del futuro a corto plazo, la mayoría de los cuales pertenecen a la llamada ‘generación z’, verdaderos nativos digitales.

arturo 2

Sabrina Tahiri, directora general de Social Noise, retrató el perfil del cliente digital tipo, el que oscila entre el millennial o miembro de la ‘generación y’, que conoció lo analógico pero que se ha adaptado a lo digital, y el de la ‘generación z’, puro digital. Los primeros son esos seres con edades comprendidas entre los 20 y los 35 años, “egocentristas, multipantalla, con necesidad de identificarse en el grupo y usuarios comunes de Twitter, Facebook y Youtube, los clásicos de las redes sociales.

Enfrente, los zetas o ‘born digital’, de quince a veinte años de edad, que no solo consumen contenido audiovisual, como los ‘y’, sino que, a diferencia de estos, lo generan por medio de vídeos, de blogs, “para quienes es importante formar parte de la conversación”, apunta Tahiri. “Una generación más pesimista que ha vivido la crisis con sus padres y tienen miedo a las marcas, que están mejor preparados pero con menos títulos”, apuestan por la privacidad, son emprendedores y no les gusta recibir órdenes, razón por la que las marcas deben dirigirse a ellos “de manera diferente”: son el cliente digital del medio plazo al que no debe desdeñarse por razones obvias.

arturo 3Descrito el panorama socioantropológico, Valia Merino, partner de Optiva Media, advirtió de la necesidad de que las compañías “se pongan las pilas” para atender las nuevas demandas. El dato es clarificador: en tres años se ha producido un revelador aumento de los contenidos en streaming en detrimento de la televisión tradicional, pese a que esta sigue siendo la “reinona”. Pero las nuevas generaciones usan servicios más allá del canal lineal y muestran mayor preocupación por los contenidos “sin importar el tamaño de las pantallas”. “Cada año crece el consumo de contenidos audiovisuales”, un espacio en el que, “tras dormir y trabajar, es donde más tiempo invierten las personas”, indica.

Tanto que es así. Susana Andújar, directora general del Canal Digital de Orange España, recuerda que el español medio revisa su móvil unas 150 veces al día. Una herramienta en la que descargamos, también cada día, unas cuatro millones de app. La secunda Iván Rejón, responsable de estrategia, Marketing y Comunicación de Ericsson, quien subraya que el crecimiento en el tráfico de datos se multiplicará por diez de aquí a 2021, como quien dice, pasado mañana.

Y aunque Andújar apunta que el universo digital es accesible a casi todas las generaciones, para Rejón, no obstante, “el motor del cambio serán los jóvenes”. Y será el smartphone, a su juicio, el medio por el que las empresas deberán llegar a sus clientes, por delante de otras plataformas, lo que “nos obliga a ver los negocios desde otra perspectiva: Nike o Adidas, por ejemplo, no venden solo zapatillas, sino experiencias deportivas”, remacha.

arturo 4El director general del Centro de Estudios Financieros (CEF.-) y de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), Arturo de las Heras, tercia en el debate y pone sobre la mesa las consecuencias que sobre el futuro escenario digital tendrá la caída libre de profesionales cualificados para atender esas necesidades, pues las carreras técnicas no parecen reclamar hoy la atención de los jóvenes estudiantes y las empresas se ven abocadas a buscar el talento fuera.

Al respecto Rejón es quien menos preocupado se muestra, pues aunque es cierto que hay “menor apetencia por las carreras tecnológicas, la realidad es que nos obliga a competir a escala global, a buscar ‘telecos’ de otros países”, lo que, en su opinión, tampoco es tan malo. Ocurre no solo en España, también en Alemania, por ejemplo, o en Estados Unidos, donde “es cada vez más difícil encontrar a norteamericanos en Silicon Valley”, bromea Merino. Lo que realmente le preocupa es que, según el Informe Pisa, la media de capacidad de nuestros graduados está por debajo de la media de al menos 70 países en el mundo.

“El talento es global”, ciertamente, tercia De las Heras, pero avisa que otra realidad es que “no puedes estar pensando en ingenieros españoles porque no hay niños”. ¿Por qué si el mundo que viene es digital pocos quieren formarse en la tecnología que, seguro, les garantizará un empleo? “Lo que les pasa es que tienen 18 años y hacen lo contrario de lo que les recomiendan sus padres”, cuenta con ironía el director general del Grupo CEF.- UDIMA, quien insiste en que “el problema de este país es que no hay niños” y sin niños el talento no tiene donde asentarse.

 

Luis Miguel Belda
Director de Comunicación en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Redactor jefe en TodoStartups

No hay comentarios

Dejar respuesta