La evolución del SEO en el Marketing Digital

La evolución del SEO en el Marketing DigitalCon los cambios que ha ido haciendo Google durante estos últimos años en el algoritmo de su buscador, el SEO ha ido evolucionando a mejor para todas las partes: usuarios, anunciantes, Google, etc.

Parece que hace mucho de aquellos artículos que anunciaban la muerte del SEO; eso sí, entendiéndolo tal y como se conocía por aquel entonces como una serie de “artimañas” que hacían los webmasters para colocarse en primera posición. Y por eso mismo parecía tener una connotación negativa que atraía a muchos y ahuyentaba a muchos otros.

Pero Google ha sabido darle la vuelta a la tortilla para que el buscador sirva realmente a sus fines y lo haga aportando valor real a los usuarios. Ojo, aún hay mucho por hacer, pero el camino ya está marcado: la intención del usuario.

Y aquí es donde entra en juego esa evolución del SEO.

El marketing digital lo hace suyo para adaptarlo como una estrategia más a su favor. Y al igual que ocurre con muchas estrategias orientadas al consumidor hay que tener muy en cuenta esa intencionalidad del usuario, su experiencia.

Supongamos que una persona busca “dónde comprar zapatos” en Google. Parece clara su intención de querer comprar zapatos, ¿verdad? Así que responderá de distinta forma a los resultados que le muestra el buscador:

  • Si la primera posición la ocupa una web de información sobre zapatos, seguramente el usuario no haga clic en esa opción, o como mucho entrará para confirmar que ahí no venden zapatos y luego se irá porque no es lo que buscaba -> con el tiempo este resultado bajará posiciones.
  • Si la segunda o tercera opción la ocupa una tienda de zapatos, seguramente el usuario haga clic en esa opción, buscará esos zapatos y si le gusta lo que ve, los comprará. Era lo que busca -> con el tiempo este resultado podría subir posiciones.

Éste es el cambio de paradigma al que debemos adaptarnos si queremos beneficiarnos del SEO.

Hay que arremangarse de una vez para usar las herramientas de palabras clave adecuadas que nos ayudarán a analizar mejor esa intención del usuario, investigar las búsquedas que hace y por las que realmente nos interesa que nos encuentren. Y por supuesto, adaptar y optimizar nuestras estrategias de marketing en base a los resultados de estos análisis.

En definitiva, esta evolución del SEO ha servido para poner el foco en el usuario (y cliente potencial), con todo lo que eso conlleva. Ahora toca empatizar con él para conocer sus necesidades en Google y darle soluciones.

Su comportamiento o experiencia de usuario será la que juzgue si nuestras estrategias han servido o no, y el posicionamiento web será un claro reflejo de esto mismo.

¿Has empezado ya tu estudio de palabras clave?

Bloguero, teletrabajador y apasionado de Internet. Me gusta investigar y descubrir las últimas tecnologías que nos ofrece la red, porque si Internet cambia el mundo, ¡yo no me lo quiero perder!

No hay comentarios

Dejar respuesta