Universitario de 36 años: el emprendedor modelo español

benju1
Fotografías: Luis Miguel Belda/TodoStartups

El retrato robot del emprendedor español es un hombre de 36 años con formación universitaria, en particular en Ingeniería y Ciencias Sociales, y amplia experiencia profesional, que decide emprender para innovar y porque ha visto una oportunidad real de negocio, según refleja el Mapa del Emprendimiento 2017, presentado este miércoles por Spain Startup-South Summit.

Enfrente, un dato que sigue siendo pésimo y que repite año tras año: las emprendedoras sólo representan el 18%, igual, eso sí, que la media europea. Ahora bien, aunque solo sea por compensar, las startups lideradas por mujeres fallan menos: sólo 3 de cada 10 fracasaron, frente al 58% de proyectos fundados por hombres.

Durante la presentación del informe, María Benjumea, alma máter de uno de los principales eventos sobre emprendimiento y startups del mundo, desveló que 6 de cada 10 emprendedores siempre han querido serlo. Esta es, precisamente, otra de las principales conclusiones del Mapa del Emprendimiento 2017.

Para la elaboración del informe se ha tenido en cuenta una muestra de 1.585 proyectos de los 3.516 presentados a la Startup Competition, que un año más vuelve a batir su récord de participación. De ellos, un 47% son de origen español y un 53%internacional.

benju2

Se incrementa la madurez y el desarrollo de las iniciativas emprendedoras españolas: un 9% tiene entre 3 y 5 años de vida (el doble que en 2016 y un 2% más que en Europa) y un 19% ya ha alcanzado el nivel de desarrollo ‘growth’ (frente a un 17% en 2016). Igualmente, ha descendido el número de startups que han fallado, un 55% frente a un 62% del año anterior, y la cifra de startups vendidas que pasa de un 34% a un 29%.

A partir de los datos analizados se concluye que casi la mitad (48%) de los emprendedores españoles lo son en serie, la misma cifra que en Europa, mientras que Latinoamérica aumenta hasta el 54%. Además, en nuestro país un 4% de emprendedores ha creado más de 4 proyectos.

¿Qué características tienen las startups de emprendedores en serie? A nivel global, mientras que 6 de cada 10 emprendedores recurrentes decidieron apoyarse en una aceleradora en el proceso de creación de su startup, menos de la mitad de emprendedores noveles optó por esta fórmula.

Asimismo, 3 de cada 10 vendieron su startup y un 26% continúa desarrollándola. Aunque la mitad de startups que pusieron en marcha falló (un 4% menos que el total de proyectos, que es del 54%), la tendencia al fracaso disminuye a medida que aumenta el número de startups creadas, hasta el 20% en el caso de los que han puesto en marcha más de cuatro startups.

“Estos datos no sólo demuestran un mayor conocimiento del ecosistema por parte del emprendedor en serie, que ya cuenta con una experiencia sólida, sino también su mayor profesionalización. Estamos ante un emprendedor centrado en la creación de su proyecto y el desarrollo de su startup, que no aspira a convertirse en un empresario sino en un profesional de la innovación”, afirmó Benjumea.

STARTUPS COMO FUENTE DE EMPLEO

La profesionalización de la startup lleva también al aumento de la generación de empleo y a una  tendencia al alza en la contratación. Actualmente, en España 2 de cada 10 startups cuentan con un equipo de 5 a 10 personas y un 9% tiene entre 10 y 20 empleados en plantilla, un 2% más que en 2016. Además, 9 de cada 10 startups piensan seguir ampliando su equipo con nuevas contrataciones a corto plazo.

La importancia de un buen equipo es fundamental en el proceso de creación de una startup. De media cada proyecto cuenta con 2,5 fundadores. Lo más habitual es que la iniciativa parta de dos fundadores (38%), tres (23%) e incluso cuatro o cinco (11% y 4%, respectivamente).

¿Se mantienen estos fundadores en el equipo de la startup? Según el Mapa del Emprendimiento 2017, cada año más de vida de la startup significa la salida de un 7% de sus fundadores, por lo que 2 de cada 10 fundadores ya no forman parte del equipo de un proyecto cuando éste alcanza los tres años de vida.

La financiación sigue siendo uno de los principales retos a los que se enfrenta el emprendedor, que recurre principalmente a recursos propios (57%) y amigos o familiares (24%) como fuentes de financiación para su proyecto. No obstante, aunque aún queda un largo camino por recorrer para la sofisticación y profesionalización del modelo de financiación en España, aumentan los partidarios de recurrir a fondos privados (15%) o fórmulas alternativas como el crowdfunding (2%).

En cuanto a los resultados, un 14% de startups ha conseguido un EBITDA positivo, un porcentaje similar a los proyectos que aspiran cerrar este año con una facturación de entre 150.000 y 500.000 euros.

Además de la financiación (19%), los emprendedores también buscan casi en el mismo porcentaje generar visibilidad para su proyecto (18%), conseguir socios estratégicos (17%) o nuevos clientes y atraer talento. A sus ojos, el Gobierno juega también un papel fundamental, al que exigen reducir las tasas e impuestos para las startups y business angels, beneficios fiscales, flexibilidad en la contratación y facilidades para el acceso a fondos económicos.

Luis Miguel Belda
Director de Comunicación en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Redactor jefe en TodoStartups

No hay comentarios

Dejar respuesta