HeLi-on, el nuevo cargador solar compacto que se enrolla

HeLi-on, el nuevo cargador solar compacto que se enrolla

Al hablar de un cargador de energía solar se suele pensar en un aparato grande y poco manejable. Pero esa visión ha cambiado por completo tras el lanzamiento de HeLi-on, el cargador solar más compacto del mundo y que además es capaz de enrollarse para así poder transportarlo más fácilmente.

La empresa danesa InfinityPV, en la que trabajan tres investigadores españoles de la Universidad Politécnica de Cartagena, Nieves Espinosa Martínez, José Antonio Villarejo Mañas y Rafael García Valverde, ha sido la encargada de sacar a la luz este cargador solar que se puede sostener en un solo puño, ya que es un pequeño tubo de 11 centímetros de largo y 105 gramos de peso, que cuenta con un panel solar enrollable y una batería en su interior. Es el primer cargador solar con células orgánicas basadas en polímeros.

Según informa ElClickVerde esta herramienta, que cuenta con una salida USB para que se pueda recargar también a través de la electricidad, recoge la energía del sol y, en un par de horas, está listo para recargar un iPhone.

Por el momento, se trata de un prototipo que se ha creado gracias a una impresora 3D, pero se prevé que salga al mercado dentro de un mes, en enero del año que viene. De hecho, la empresa está buscando financiación a través del crowdfunding para así poder afrontar la fabricación en serie del aparato y parece que está teniendo una gran respuesta ya que han conseguido superar sus expectativas. En cuanto al precio, todavía no está decidido, pero puede que se encuentre en torno a los 90 euros, que es lo que costaría su producción industrial. En un primer lote se espera que se fabriquen unas 900 unidades que se lanzarán en diversos colores: azul, blanco y rosa.

InfinityPV es una organización donde todos sus miembros comparten a partes iguales propiedad y responsabilidades y su objetivo es llevar la fotovoltaica orgánica de los laboratorios a la industria.

No hay comentarios

Dejar respuesta