Breaking Sound Barriers: emprendimiento para hacer frente a las barreras de la discapacidad

De arriba a abajo y de izda a dcha, los creadores de Breaking Sound Barriers, Javier Longobardo, Ignacio Domínguez, Susana González y Luis Roberto Herranz; Raúl Pérez de Jocomunico (segundo por la izda.); el profesor Francisco Serradillo; Rosalía O’Donnell, responsable de Talentum; Mª Luz Castro, directora de Recursos Humanos de Ericsson; y Francisco Mesoneros, director general de la Fundación Adecco. |FOTOGRAFÍAS: Marta Peiro

La rapidez de Internet y el desarrollo de nuevos dispositivos y tecnologías digitales han ayudado a numerosas personas con buenas ideas a desarrollar proyectos innovadores y útiles para el devenir de nuestra sociedad. Así, cientos de jóvenes con talento se han convertido en emprendedores cuyos trabajos hacen más fácil la vida de muchas personas.

Para impulsar las ideas de algunos de estos jóvenes emprendedores españoles y ayudarles a desarrollar y hacer realidad sus proyectos nació el programa Talentum de la Fundación Telefónica, Adecco y Ericsson. Su objetivo, como dijo M.ª Luz de Castro, directora de Recursos Humanos de Ericsson, era “unir el talento joven, la tecnología y la discapacidad” para crear “cosas útiles para los demás”.

De esta manera, este jueves el edificio Telefónica de la Gran Vía madrileña acogió la presentación de Breaking Sound Barriers, un proyecto desarrollado por alumnos de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Sistemas Informáticos, centrado en facilitar “la integración de los alumnos discapacitados auditivos en el aula a través de la transcripción del lenguaje” y hacer más cómoda la educación para todos los alumnos en general.

Susana González explicando el contenido de la app en un momento de la presentación.

Breaking Sound Barriers es una aplicación móvil y web desarrollada, de momento, para los sistemas Android y html, a través de la cual los alumnos pueden seguir las clases, tomar apuntes mediante transcripciones y disponer de dichos apuntes, preguntar al profesorado acerca de las diferentes asignaturas que cursen o participar en foros moderados por el maestro. Sus creadores trabajaron en ella durante seis meses y emplearon otros tres en añadir cambios y funcionalidades.

La idea de Susana González, Ignacio Domínguez, Javier Longobardo y Luis Roberto Herranz consiste en dos aplicaciones, una para el profesor y otra para el alumno. También desarrollaron una página web que vuelca todo el contenido de la citada aplicación al lenguaje html para que pueda ser empleada online, permitiendo su uso a los usuarios que no posean el sistema operativo Android.

En la plataforma, los alumnos encontrarán grabaciones transcritas de las clases con subtítulos, foros en los que los alumnos pueden compartir sus dudas, imágenes, apuntes transcritos de cada una de las materias, y espacio para guardar notas, para que los alumnos “puedan acceder a contenido de todas sus asignaturas, desde cualquier sitio, sin necesidad de estar siquiera yendo a clase”.

Los profesores, que poseen más permisos para poder administrar y gestionar correctamente las funcionalidades de la herramienta, pueden organizar las diferentes salas en las que imparten sus asignaturas, gestionar a su alumnado, emitir imágenes, subtítulos y transcripciones de sus clases, que quedan almacenadas en la base de datos.

La página web no solo posee información sobre la herramienta sino que ofrece las mismas funcionalidades de la aplicación. Ésta, según explicó Javier Longobardo, posee numerosas fortalezas: “es multidispositivo, está enfocada al ámbito académico, es totalmente personalizable por el profesor, que puede hacer streaming de sus clases, posee reconocimiento de voz en múltiples idiomas para hacer las transcripciones y una documentación extensa”. La diferencia es que los profesores no pueden emitir contenido desde el sitio online.

Javier Longobardo explicando el contenido y funcionamiento de la página web de Breaking Sound Barriers.

Tras la presentación, se dio a conocer, asimismo, la nueva versión de Jocomunico, una edición mejorada durante seis meses del trabajo realizado por Joan Baixa. Se trata de una “aplicación aumentativa pensada para personas con deficiencias graves en el habla que se comunican por pictogramas, que son imágenes asociadas a palabras. De manera que, si una persona quiere comunicar algo, puede expresarse con símbolos”, explicó Raúl López, uno de sus creadores. López remarcó que la importancia en Jocomunico 2.0 es que “transforma este lenguaje telegráfico en lenguaje natural”.

Las novedades de esta mejorada versión se traducen en la implementación de un sistema de copias de seguridad, la posibilidad de exportar carpetas de frases a Word, y de buscar imágenes en Internet y añadirlas, así como verbos y conjugaciones. Jocomunico 2.0 permite copiar frases y borrar pictogramas e incorpora, asimismo, mayores opciones de configuración, y una sección de preguntas frecuentes actualizadas, además de actualizaciones y videotutoriales.

Proyectos como Breaking Sound Barriers y Jocomunico resultan fundamentales en el apoyo a las personas con discapacidad, que, según declaró Francisco Mesoneros, “sufren una discriminación tremenda porque han tenido muchas barreras a lo largo de su educación”. En cifras, el director general de la Fundación Adecco afirmó que solo el 6% de los alumnos discapacitados llega a la universidad. Por ello, dijo, se deben impulsar “este tipo de iniciativas y proyectos, que no solo hacen posible que esas personas puedan avanzar frente al fracaso escolar, sino que impactan y sensibilizan al resto de sus compañeros y profesores”.

Dejar respuesta