E-commerce: leer para crecer

E-commerce: leer para crecerQue las tendencias globales nos han traído hasta el e-commerce es ya una verdad inexorable.

Hay quien ve en el emprendimiento y las nuevas tecnologías el cóctel del éxito. Hay también quien solo ve en ello una necesidad primaria, la manera ineludible de «no quedarse atrás» en un mercado cada vez más competitivo. A pesar de parecer más visionarios, los primeros pueden pecar de optimismo y fracasar si su modus operandi no contempla aspectos reales, como objetivos a corto y largo plazo, y todo tipo de factores favorables y no favorables.

Y es que, si crear algo de la nada, algo tan abstracto como un negocio en línea, ya parece difícil, lo será el doble cuando evolucione de idea a proyecto real. Imaginemos que montamos un bar de cócteles. Todos pueden ser el cóctel del éxito. Pero todos pueden no serlo. Si nuestro bar está en una zona frecuentada por adolescentes, nuestro cóctel del éxito no será un gin-tonic a base de Hendrick’s; probablemente, lo que nos haga ricos será un mojito a 3,50 €, con ron «Lapepa» y mucha agua. El cóctel del éxito en el comercio electrónico también tiene sus ingredientes. Y estos ingredientes también varían según todos los objetivos y factores presentes.

A continuación, algunos de los infinitos planteamientos que todo emprendedor del e-commerce debe tener en mente:

Qué vendes y a quién: piensa muy bien cómo sería tu cliente ideal. ¿Buscas darte a conocer por la exclusividad de tus servicios y llegar a un grupo de clientes muy selecto? ¿Buscas ser una plataforma de comercio electrónico de masas caracterizada por un precio muy competitivo? Se puede vender calidad y exclusividad; se puede vender calidad a precios competitivos y se puede vender precios competitivos sin incidir en la calidad. Cada uno de estos tres enfoques es totalmente válido y viable según qué tipo de clientes busques, el potencial de marketing del que dispongas y muchos otros factores que darían para escribir un post más.

Cómo te vas a distinguir: no, no basta con alardear de nuevas tecnologías. Cada día se crean miles de empresas que, como tú, intentan «no quedarse atrás». Y al final, nadie lleva la delantera. ¿Qué vas a hacer para que tu empresa no sea una más en el e-commerce? ¿Inventarás algún servicio nuevo? ¿Crearás necesidad? ¿Buscarás carencias en otras empresas para saber cómo enfocar la tuya? ¿Y si tu empresa fuera un combinado de todos los puntos fuertes de los gigantes del sector?

Cómo te anuncias: el marketing digital está en todas partes: páginas web, buscadores, correo electrónico, apps y, cada vez más, en redes sociales. ¿Sabes que hay varios tipos de email marketing y que hay unos más eficaces que otros? ¿Sabes que existen personas «famosas» en la red llamadas influencers con quienes puedes colaborar, y que cada vez influyen más —valga la redundancia— en la toma de decisiones de tus potenciales clientes?

Cómo se efectuará la entrega y el pago: la logística es un factor clave en toda empresa. Muchos posibles clientes van a decidir si te eligen o no basándose en cuánto tardará en llegarle a casa el envío, en la política de devoluciones, en las opciones de pago, etc. Un emprendedor ilusionado, del primer grupo, de los que pecan de optimismo, tiene mucha prisa por crear su negocio, pero ¿no valdría la pena hacer un análisis de gestión logística y transporte en lugar de tomar decisiones apresuradas?

Preguntas hechas respuesta en próximos posts.

No hay comentarios

Dejar respuesta