Una startup australiana planea lanzar un coche volador para carreras

 Alauda Mark 1 Airspeeder. Cortesía de Alauda
Alauda Mark 1 Airspeeder. Cortesía de Alauda

Una startup australiana está trabajando en la construcción de un coche de carreras volador con el que se podrá competir en una primera carrera prevista para 2019.

La compañía Alauda está buscando financiación a través de Kickstarter para poner en marcha este proyecto innovador que esperan lanzar al año que viene en modo de prueba. El coche volador se ha bautizado como Alauda Mark 1 Airspeeder y su principal característica diferenciadora del resto de proyectos que se parecen más a drones y que podrían actuar como taxis aéreos es la velocidad, tal y como informa The Verge.

Y es que la compañía ha especificado que su principal objetivo es “construir el Ferrari del cielo”.

El CEO de Alauda, Matt Pearson, ha indicado en declaraciones recogidas por este medio, que “con cualquier vehículo que construyamos, lo que queremos hacer es competir, queremos algo que nos haga ir más rápido, volar más alto”.

Pearson cree que el enfoque de esta tecnología dirigida a la competición podría empujar a que ésta se desarrolle más rápidamente, como se ha visto en los predecesores como la Fórmula 1, cuyos avances se han utilizado posteriormente en los coches que salen al mercado.

Esta startup ha estado trabajando en este proyecto durante dos años y ahora acaba de anunciar oficialmente este proyecto, explicando que han cooperado con las autoridades del país para garantizar que su vehículo cumple con todas las normas de tráfico aéreo.

En cuanto a su lanzamiento, se prevé que sea al año que viene, aunque han revelado desde la compañía que tienen la intención de hacer una demostración de su primer vuelo pilotado por humanos en enero de 2018.

El prototipo de Alauda es un monoplaza que se alimentará con tecnología de propulsión similar a la que tienen los vehículos eléctricos. Será capaz de transportar a un piloto y alcanzar velocidades de más de 200 kilómetros por hora.

Estará equipado con cuatro motores personalizados de 50 megavatios y estará alimentado por las mismas celdas utilizadas por la batería de un modelo Tesla S. Asimismo, contará con sensores para garantizar la seguridad del ocupante.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.

No hay comentarios

Dejar respuesta