7 Claves del branding personal para combinarlas con el corporativo por @Tri_rom

    Francisco Trigueros - Blogger en TodoStartupsEn Internet podemos encontrar, hoy en día, muchos artículos y muchos profesionales que ofrecen servicios de consultoría de Branding Personal. Son diferentes recetas que unos las aderezan con coaching, otros con deliciosos consejos sobre LinkedIn y redes sociales, y otros dan toques originales de personal shoppers.

    Me llama mucho la atención, no encontrar ningún artículo que hable sobre una cuestión que considero trascendental y que debería tener en consideración un buen brander a la hora de cocinar una marca para que tenga un sabor único, indescriptible y delicioso:

    El Branding Corporativo, hasta el de la PYME más pequeña, debe sazonarse y embeberse del Branding Personal de sus empleados para ganar valor de marca, creando una receta única con una esencia propia e inigualable.

    No me refiero a que la empresa deba adoptar los valores de marca, ni la imagen de sus empleados. Tampoco me refiero a que los empleados deban heredar, al construir su Branding Personal, los valores de marca ni la imagen de la empresa. Cada empleado ha entrado a formar parte de la compañía por sus características que lo hacen único; desde el CEO/Gerente/Presidente/Director General, hasta el operario de fábrica o la recepcionista, y deben preparar y gestionar su propio Branding Personal de tal manera que se alinee y aporte valor a la marca de la empresa.

    Nunca deben ir el Branding Corporativo en un sentido y el Branding Personal de sus empleados, en el sentido opuesto, porque lo que estaríamos haciendo es restar valor de marca y generar una confusión en el mensaje al público que nos observa.

    Las grandes marcas se reconocen porque tienen grandes equipos formados por grandes individualidades, los mejores en cada especialidad.

    Creo, a ciencia cierta, que desde la alta dirección de las empresas se debería promover el Branding Personal. A priori, a muchos se les vendrá a la cabeza que qué tontería más grande acaba de decir este hombre: “¿Que yo voy a educar, promover y recomendar a todos los empleados de mi empresa a que se hagan su propio Branding para que se los lleve luego la competencia?”

    Pues sí, porque por la misma regla de tres, no se les daría formación, ni se les propondría hacer carrera en la empresa, darles cargos de responsabilidad con acceso a información confidencial, ni nada de nada. Aportarle valor a los empleados, estar orgullosos de ellos y enseñarles a mejorar su branding personal, es responsabilidad de la empresa si quiere crear lazos sólidos para el futuro, construyendo así una marca cada vez más sólida y atractiva.

    Sin embargo, lo que podemos conseguir, si esto se hace bien, es fidelizarlos aún más con nuestra marca para que no se los lleve la competencia, y encima conseguiremos sacar aún más la esencia de su Branding Personal, resaltar los sabores de su personalidad, ensalzar sus valores de marca personal, y cuidar su imagen personal, para que mejore el conjunto de la imagen global de nuestra marca y de la empresa en su conjunto. Su productividad aumentará, así como su cuidado por nuestra marca y por su marca personal.

    En EE.UU. ya se está avanzando en este sentido, y desde hace muchos años, tener un perfil en LinkedIn y estar activo en él, no es una opción para el empleado, ya que su participación activa y bien administrada, mejora la imagen de la empresa, su productividad, por ende, la de la empresa.

    En los próximos años, ésta será una de las tendencias principales en el Branding de las empresas.

    Y te preguntarás cuáles son los elementos fundamentales de un buen Branding Personal:

    1. Valores:

    Tus valores y la falta de ellos serán los que constituyan el corazón de ¡Esa marca llamada YO! ¿los tienes claros?

    2. Personalidad:

    Tener una personalidad bien definida, te permitirá destacar entre los demás.

    3. Marketing Personal:

    Cómo debes mostrarte, relacionarte y venderte ante tu empresa, y ante todo el público que te observa. Que empiece el desfile!!!

    4. Gestión de la Reputación Online:

    Cómo debes comportarte en Internet, cómo debes controlar tu presencia en Internet, te dará prestigio y harán que mejore el valor de tu marca personal. ¿Eres un trending topic positivo, negativo o nulo?

    5. Perfil Profesional:

    Cuidar tu perfil profesional en las redes sociales profesionales y actualizar tus conocimientos y aptitudes mediante programas de formación continua. Si crees que la formación es cara, prueba a ver con la ignorancia.

    6. Imagen Personal:

    Es fundamental que tu imagen personal refleje quién eres, qué ofreces, y qué te hacen único: tus valores y tu personalidad. Una buena fotografía de estudio realizada por un buen profesional es una herramienta imprescindible, es una estupenda carta de presentación, más que ningún logotipo, y el complemento ideal a un CV: si tu CV está flojo de contenido, le aportará valor, y si tiene contenido abundante y de calidad, corroborará cuánto vale tu marca personal. Ponte guap@ y sonríe a la cámara 🙂

    Yo, personalmente, estoy aplicando estos principios y estoy creando mi propia marca personal. De hecho, algunos de estos elementos los estoy preparando y recogiendo en mi Manual de Marca e Identidad Personal, empezando por unas fotos de estudio que me hice el otro día en el Estudio Fotográfico de Alejandra Sendino en Murcia, una profesional con varios años de experiencia y que ha aprendido de, y trabajado con, grandes profesionales de la fotografía en España. En un post aparte publicaré cómo fue la sesión de fotos, pero debo decir que fue toda una experiencia que recomiendo a todo el mundo, y que, por supuesto, ahora que le he cogido el gustillo repetiré.