Alertan de que la eliminación del incentivo fiscal acarreará la pérdida de 70.000 empleos

    Alertan de que la eliminación del incentivo fiscal acarreará la pérdida de 70.000 empleos

    El comienzo del 2015 no parece nada halagüeño, al menos para los autónomos. Y es que según la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), la cancelación del incentivo fiscal al mantenimiento del empleo puede tener consecuencias catastróficas, ya que podría implicar la pérdida de 70.000 puestos de trabajo.

    El Congreso de los Diputados ha dado el visto bueno a los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene y en ellos se elimina la reducción del 20% sobre el rendimiento neto por creación y mantenimiento del empleo, un incentivo que venía aplicándose desde 2010 y que ayudaba a los autónomos y pymes al desarrollo de su negocio.

    Esta reducción beneficia a las pymes y autónomos que facturan menos de cinco millones de euros y emplean a menos de 25 trabajadores. En opinión de la Federación, esta supresión puede generar un coste en la factura de este colectivo mucho mayor que el ahorro en la rebaja de las retenciones.

    Asimismo, alertan de que la eliminación de este incentivo puede implicar más coste en las prestaciones por desempleo.

    Esta organización tiene una alternativa a este problema y apuesta por limitarlo a empresas con unas ventas inferiores a los dos millones de euros y con menos de diez empleados.