Alojamiento para agencias de sitios web startup: problemas iniciales típicos

    Alojamiento para agencias de sitios web startup: problemas iniciales típicosEl objetivo de cualquier agencia de sitios web o revendedor de servicios de alojamiento es crear un catálogo de sitios web y aplicaciones de clientes. El desarrollo más económico y sencillo posible se logra al proyectar el crecimiento con una solución de alojamiento escalable y encontrar un socio de alojamiento a largo plazo. En Mandoline aprendimos esto a la fuerza. He aquí los desafíos, tropiezos y victorias que nos hemos encontrado en el camino.

    Paso 1: Startup

    Como toda pequeña startup que busca proporcionar una amplia variedad de servicios digitales que va desde el diseño y el desarrollo de páginas web hasta el desarrollo de aplicaciones web y optimización de páginas web, al principio solo necesitábamos encontrar una solución de alojamiento que fuera fácil y rentable para ayudarnos a empezar.

    El desafío

    Si uno no es muy diestro en tecnología o si no conoce mucho sobre servidores y alojamiento, tener que decidirse por una arquitectura de servidores puede resultar aterrador. Al ser dueños de pequeñas empresas, es común que se nos refiera a soluciones rentables de “nivel básico”. Estar atado a un presupuesto ajustado no ayuda a tomar una decisión muy clara.

    Solución de alojamiento número uno: 1x plan de alojamiento compartido “ilimitado”
    (disponible en hostgator, funio, 1&1 y muchos más).

    Pros

    • Bajo gasto inicial
    • Configuración y administración fáciles
    • No es necesario ser experto en tecnología
    Contras

    • Carga lenta de páginas
    • Rendimiento desigual
    • Se corre el riesgo de que se apague el servidor si hay un pico de tráfico (límite de uso del porcentaje de la CPU)
    • Falta de control sobre el servidor

    Paso 2: Tomar el control

    No mucho tiempo después de que empezamos, recibimos nuestro primer proyecto que involucraba una pequeña aplicación web y un sitio web. Necesitábamos un marco concreto para desarrollar esta aplicación web y fue en ese momento cuando nos encontramos ante uno de los principales inconvenientes de los entornos compartidos: la falta de control sobre el servidor. Tras este breve período, ya estábamos necesitando un servidor nuevo.

    El desafío

    En lugar de mirar más allá, cometimos el error de buscar únicamente una solución rápida para nuestro problema actual. Lo que deberíamos haber hecho es tomarnos el tiempo necesario para analizar las necesidades que podríamos tener en el futuro y elegir una solución que se adaptara a nuestros objetivos.

    Solución de alojamiento número dos: Agregar un servidor VPS
    (disponible en bluehost, godaddy y muchos más).

    Pros

    • Fácil de configurar
    • Gasto inicial bajo para el VPS de nivel básico
    • Más control que sobre un servidor compartido típico
    Contras

    • Aun así se debe compartir recursos con los vecinos
    • Rendimiento desigual

    Paso 3: Crecimiento

    A medida que fue pasando el tiempo, necesitábamos más y más recursos para poder alojar nuestra lista de sitios web en aumento. Pero una vez más, en vez de buscar en el momento una solución a largo plazo, seguimos yendo el mismo camino que nos dirigía a limitaciones inevitables.

    El desafío

    Nuestro desafío era el de alejarnos de una solución de alojamiento que claramente no estaba apta para nuestras necesidades, a pesar de que ya habíamos invertido mucho en ella. No pudimos hacer frente a este desafío. Seguimos incrementando el alojamiento compartido y VPS, hasta que aprendimos la dura lección que cuanto más tiempo uno se pasa esperando en conseguir una solución a largo plazo lista para comenzar, más difícil va a ser el cambio.

    Solución de alojamiento número dos (XL):

    • Agregar 2 planes más de alojamiento compartido “ilimitado”
    • Agregar otro VPS
    • Actualizar el primer VPS
    Pros

    • Estábamos familiarizados con las configuraciones del servidor
    Contras

    • Nuestra configuración ya no era de bajo costo Los gastos eran mayores que $200 al mes
    • El rendimiento de nuestros sitios web era todavía muy deficiente
    • Empezamos a tener muchos servidores y cuentas que administrar

    Paso 4: Comenzar de nuevo

    Finalmente, empezó a estar bastante claro que habíamos tomado algunas decisiones desacertadas y que necesitábamos dar un paso adelante para evolucionar y ofrecer un nivel de servicio apropiado para nuestros clientes.

    La mayoría de nuestros sitios web voluminosos eran muy lentos y esto estaba afectando la tasa de conversión y otras métricas de rendimiento, así como el SEO. Hemos tenido problemas similares relacionados con nuestras aplicaciones, especialmente las móviles.

    Necesitábamos un mejor rendimiento en todos los frentes, así que investigamos posibles alternativas: servidores cloud y servidores dedicados (o hasta quizás ambos).

    Los desafíos

    Cambiar el panel amigable de cPanel de un servidor compartido o VPS por un servidor en blanco puede ser aterrador. Para nuestra sorpresa, descubrimos que de hecho cPanel está disponible en servidores cloud y dedicados, lo cual habría sido una opción mucho más atractiva de elegir si hubiéramos sabido desde un principio. Pero aún así, puede ser muy desalentador encontrar el servidor indicado si no se sabe mucho sobre hardware, por lo que optamos por un servidor cloud escalable (disponible en Rackspace, Amazon, Google, iWeb y muchos otros proveedores).

    Solución de alojamiento número tres:

    • Un cambio completo de arquitectura en modo de emergencia
    • 1 sistema de red compartido para nuestros sitios web más pequeños
    • Instancias cloud para las aplicaciones web y los sitios web más grandes
    Pros

    • Entorno escalable en la cloud
    • Mejoró nuestro rendimiento
    • Nos dio control total
    Contras

    • Requirió un poco de tiempo para configurarlo

    La clave de esta solución es que tenemos servidores privados que podemos escalar horizontal o verticalmente en el momento que lo necesitamos. Aunque optamos por el alojamiento cloud, lo mismo se aplica al alojamiento dedicado, aunque los servidores solo pueden escalarse horizontalmente por incrementos de computadoras enteras en vez de escalarse al nivel de la computación y el almacenamiento como el alojamiento cloud).

    El futuro

    Otra opción que estamos buscando para el futuro es transferir todos nuestros sitios web a un servidor dedicado más potente con un precio fijo. A pesar de que los servidores dedicados significan un gasto más alto que la cloud de nivel básico, estos servidores son también más potentes y podríamos alojar hasta diez veces más sitios web en un servidor que en un entorno cloud. En algún momento en el futuro, será más económico alojar en un servidor dedicado que en la cloud, con un mejor rendimiento esperable. Servidores dedicados son disponible en Donweb, iWeb, OVH, Host Dime y muchos otros proveedores.

    Volver la vista atrás

    Si pudiéramos volver atrás, probablemente lo pensaríamos dos veces antes de jugárnoslo todo a una sola carta. Sí, es menos costoso y complicado. Pero hay ciertas desventajas considerables y es menos conveniente para emprendedores serios y pequeñas empresas. Naturalmente, esto limita la cantidad de servicios que uno puede brindar a sus clientes y a nadie le gusta decir que no a los clientes.

    En un momento, estábamos pagando $250 al mes por nuestra configuración compartida y el VPS, y lo único que obtuvimos fue un rendimiento muy deficiente. Podríamos haber elegido por la mitad de precio un servidor dedicado de nivel básico, así como servidores cloud escalables para satisfacer todas nuestras necesidades con un rendimiento mucho mejor.