Así Funciona la Química del Éxito por @Esther_Roche

    Esther - Coaching - Blogger de TodoStartupsComo sabes, las células que operan en nuestro cerebro se llaman neuronas. Tenemos alrededor de cien mil millones de neuronas, que, para que te hagas una idea, son tantas como estrellas hay en el universo conocido… grandioso, ¿no? Las neuronas están interconectadas entre sí a través de las llamadas sinapsis.

    El aprendizaje se basa en la construcción de nuevas conexiones entre neuronas o sinapsis.

    Pues bien, las sustancias químicas que descargan algunas neuronas a través de esas sinapsis, se llaman neurotransmisores. Hay unos 90 neurotransmisores. La serotonina, la noradrenalina y la dopamina, por ejemplo, son neurotransmisores. Digamos que los neurotransmisores son lo que permite “dialogar” a unas neuronas con otras: pre y post sinápticas.

    La función de los neurotransmisores es, básicamente, excitar, inhibir o modular ciertos procesos cerebrales.

    Las hormonas por su parte son también sustancias químicas, pero éstas son liberadas, no por las neuronas, sino por las glándulas endocrinas hacia el torrente sanguíneo. Por ejemplo, la tiroxina o la testosterona son hormonas.

    Pues bien, ahora te voy a explicar lo que tiene q ver esto con el éxito, que es lo que te interesa…

    Cada vez que experimentamos la sensación del éxito, o la sensación de “ganar”, nuestra bioquímica cambia:

    1. Segregamos testosterona, que es una de esas hormonas, que a su vez hace que aumenten los niveles de dopamina, un neurotransmisor que activa los circuitos neuronales con los que elaboramos nuestros objetivos, estrategias y planificación. Es decir, que al tener éxito, ¡encima nos estamos preparando para la próxima vez que lo tengamos! ¡Pero eso no es todo!

    2. Es que además, la dopamina, el neurotransmisor, también activa nuestros circuitos de recompensa, que son el centro desde donde sentimos placer. Por lo tanto, ¿qué ocurre? Pues que al sentir placer a través de nuestros circuitos de recompensa, esto ¡nos motiva a querer repetir! Por eso el éxito, una vez se obtiene una vez, causa una sensación tan placentera que la siguiente vez, y la siguiente y la siguiente serán cada vez más fáciles, porque al ganar una vez, queremos ganar más veces. ¡Pero ahí no acaba la cosa!

    3. Encima, cuando experimentamos ese éxito, los receptores de testosterona, AUMENTAN EN NUMERO, por lo que la próxima vez, será todavía más gratificante conseguir eso que queremos.

    Esta es la química del éxito. Veamos ahora los efectos de esa química en nosotros:

    1. La anticipación o la expectativa de la recompensa de obtener el éxito hace que eliminemos el miedo, la ansiedad y la depresión. Alejamos tanto como podemos cualquier recuerdo negativo o relacionado con cosas negativas o con crisis.

    2. A lo anterior se une el llamado Feel good factor o “factor de sentirse bien”, que nos da un feedback positivo continuo ya que experimentamos lo positivo y nos preparamos para lo positivo ante la expectación del nuevo éxito.

    3. Mejora nuestras capacidades cognitivas y creativas porque fomenta el aprendizaje y las nuevas conexiones neuronales. Esto, y aquí paso directamente al último punto, nos hace más inteligentes porque somos capaces de establecer relaciones entre más conceptos que antes.

    4. Y por último, reduce nuestros niveles de cortisol, que es la hormona del estrés, igual que lo hacen la terapia musical, el masaje terapéutico o la risa.

    ¿No es estupendo?

    Pero lo mejor de todo es que, como decía antes, cuantas más veces lo experimentes, más fácil te será alcanzarlo de nuevo, porque lograr los objetivos que nos proponemos tiene ese efecto químico y neurológico que genera en nosotros más confianza, nos empuja a volver a intentarlo, o a intentar alcanzar nuevas metas.

    Es el llamado EFECTO GANADOR, the winner effect, que puede convertirnos en personas más enfocadas, seguras e inteligentes. Nos sentiremos más preparados para conseguir nuevas metas y, como en una cadena, tener éxito nos conducirá a tener más éxito.

    En mi próximo post te contaré sobre La Psicología del Éxito, haciendo referencia al Enfoque Fijo y el Enfoque Incremental.

    Mi trabajo es acompañarte para que puedas hacer visible tu labor profesional. Aunque principalmente me dirijo a Coaches y profesionales del desarrollo humano, la técnica que utilizo es válida para toda persona que comienza en el mundo virtual y quiere hacerlo bien desde el principio. Mi misión, que te resulte más fácil y corto el camino para que consigas clientes a través de internet. Que te ahorres mucho tiempo y esfuerzo, que ya he invertido yo para poderte poner las cosas mucho más fáciles, poniendo mi combinación única (coaching, marketing, etc.) de conocimientos y experiencia a tu servicio.\r\nSoy Coach y Formadora, la única y primera coach de España que se ha especializado en este sentido que acabo de describirte y que ha desarrollado un programa específico para este fin, totalmente adaptable a cada persona. Soy autodidacta y mis resultados avalan mi experiencia. Por ejemplo, decenas de clientes que han llegado hasta mí a través de mi web y de mi labor personal de marketing online.\r\nEn la era de la tecnología es imprescindible tener visibilidad en la red. Hay miles de posibles clientes en internet que te están buscando y no te encuentran. ¡Tú puedes ser quien les ayude a hacerlo!\r\nSobra decir que mi línea de Coaching se centra en ti como persona y que sería una equivocación basar tu negocio en el mundo virtual, pero sí es importante que consideres su gran importancia si quieres conseguir más clientes. Yo ya cometí ese error y aprendí de ello. Y es por ese motivo que hoy tú puedes beneficiarte de mis errores porque no habría aprendido ni una cuarta parte de lo que te voy a enseñar.