El avance de la supremacía del marketing móvil por @avantinecom

    El avance de la supremacía del marketing móvil por @avantinecom

    Desde la creación del primer Smartphone, allá por el año 1994, pocos veían el brutal desarrollo al que se vería sometido este terminal, hasta el punto de movilizar toda la comunicación en el mundo. Asimismo, lo que tampoco podían predecir hace menos de 4 años es que el panorama del marketing también se vería totalmente modificado por la influencia de este pequeño dispositivo.

    Algunas empresas (sobre todo las más clásicas) aún no le dan demasiada importancia a adaptar sus contenidos a los smartphones, a pesar de ser un público ya no mayoritario, sino casi total. La amplia mayoría ha sabido adecuarse a esto y han acondicionado sus páginas webs a la versión móvil y un gran porcentaje se han acomodado en su máxima expresión, convirtiendo su web en una app, lo que facilita al usuario su experiencia con la página. Según un estudio de Netbiscuits, el 96% de los usuarios tuvieron una mala experiencia con la web en la que estaban navegando a través del teléfono móvil.

    Este hecho no afecta ya solo a la propia página web, sino también a las empresas publicitarias y los anunciantes que quieran ofertarse en ella. Las webs que no tienen un diseño cómodo a la hora de navegar se agrava el hecho de que además salte publicidad molesta. No obstante, esta tendencia poco a poco se está cambiando y se está avanzando en el desarrollo de la publicidad en dispositivos móviles, ya que se prevé que sea una de los sectores publicitarios más potentes.

    Actualmente, los anunciantes ya destinan el 6,8% de su presupuesto destinado a publicidad para la versión móvil. Este es un dato que está dispuesto a revertirse, ya que se espera que, por ejemplo, en España se destine el próximo año hasta un 90% más de recursos a la publicidad móvil.

    Existe un prejuicio con la publicidad móvil que entendemos que siempre es molesta y dificulta la navegación por alguna web o app. Sin embargo, según un estudio de IAB sobre marketing móvil, el 45% de los usuarios accede sobre anuncios de interés e, incluso, al 62% de esas personas cubre al menos en parte sus expectativas.

    Facebook tiene la clave

    El mejor ejemplo de correcta optimización de la publicidad móvil la tiene Facebook. Debido al progresivo aumento de los usuarios de esta red social mediante dispositivos móviles, cayó en la cuenta que debía aprovechar ese nicho de mercado y decidió ampliar su negocio a una fuente de ingresos aún sin explotar.

    Desde 2012, ha ido ofreciendo espacios de publicidad en smartphones, ya que cuenta con más de 945 millones de clientes potenciales a través de este dispositivo. De esta manera, vemos como este espacio de publicidad ha pasado de significar el 23% de los beneficios en marketing en diciembre de 2012, al 49% del primer trimestre de 2013, al 53% de finales de 2013. Facebook ya es la segunda empresa con mayor peso en el mercado de publicidad móvil en el mundo, ya que se lleva el 16,91% del total (unos 13.410 millones de euros), solo por detrás del gigante Google, que abarca el 48,76%.

    La propuesta de Facebook puede parecer tan sencilla como inteligente. Ofrece publicidad personalizada a los clientes, en función sus características, sus movimientos y sus intereses. De esta manera, no les da un espacio publicitario, sino que propone a sus clientes ofrecer a usuarios información sobre sus empresas, sabiendo que estos estarán interesados. Es una publicidad cara, ya que el año pasado el ingreso por visita era de 1,22 dólares, pero muy efectiva.

    Ventas directas a través del móvil

    Por supuesto, esta publicidad no cae en saco roto. Según un estudio de Mobile Marketing Association, el 93% de los usuarios ha interactuado con publicidad móvil en los últimos meses. Además, más de un 32% ha comprado algún producto a través de su móvil por influencia directa de la publicidad. La mayoría de los clientes entiende que la publicidad en su móvil es necesaria para la subsistencia de la empresa correspondiente, y hasta un 51% considera la propuesta publicitaria que le ofrecen como buena o muy buena.

    De esta manera, vemos como no solo empresas se acomodan a los gustos de los clientes, sino que estos también progresivamente van teniendo más conciencia de la necesidad de las compañías e incorporan estas tendencias a sus hábitos diarios.

    Guarda algo de dinero para marketing. Es importante tener una base mínima de clientes para aprender de ellos y seguir mejorando.