Pedro Sánchez anima a aprovechar esta crisis para “dar un salto cualitativo”

Forbes colaboración fondos
Momento de la retransmisión por videoconferencia del Forbes Summit ‘Reinventing Spain’, este miércoles en Madrid.

El Forbes Summit ha sentado a la mesa (y la pantalla) por cuarto año a los diferentes actores económicos para ver, en este caso, como “reinventar España”. Una tarea ya necesaria antes, pero que ahora con la pandemia es algo que “urge”, como han convenido este miércoles en Madrid. La transformación digital es sólo el eco que debe tener la administración, la empresa privada y los agentes sociales en su día a día. Ahora toca bajarlo a tierra. Transición energética, teletrabajo y digitalización han de empezar a tomar forma con el apoyo europeo en proyectos de colaboración que sean “estructurales”.

Solo así podremos atravesar este “momento crítico” que atraviesa el país. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha abierto la jornada con un mensaje optimista: “Tenemos las herramientas para salir adelante” y ha apelado a la mejora del PIB (+10%) en el último trimestre. También al Plan de Recuperación como “guía” para afrontar el futuro, donde el éxito será “colectivo”. Y donde todos los actores tendrán que apoyarse para no sólo superar una crisis más, sino para “dar un salto cualitativo” para lo que vendrá tras el coronavirus.

Para eso están las ayudas europeas. Para superar los retos que ya estaban ahí, pero que la pandemia “ha acelerado”, comentaba Emilio Ontiveros, presidente de Afi y curator de esta edición. En su opinión, la COVID-19 ha no trae cambios nuevos, pero sí que obliga a introducirlos ya en la rutina de cualquier empresa. Por ejemplo, en estos meses hemos visto cómo han caído barreras empresariales: es el caso de la tecnología cloud.

Según Domingo Mirón, presidente de Accenture, se ha visto por fin el potencial de la tecnología en la nube. Pero también se ha subrayado el papel social de las empresas. Como ha resumido, ahora “la manera de hacer negocios es relevante”. La correcta aplicación de estos fondos dependerá “de todos”. “La solución es Europa”, y sólo una colaboración público-privada “mucho más intensa y diversificada” nos permitirá exprimirla, apuntaba.

“Digitalícese y sea sostenible”

Hacen falta una serie de consensos “mínimos” para atender al cambio energético, la digitalización de los procesos o la reducción de la brecha territorial y de género. Todos ellos, retos que se deben abordar gestionando la inversión europea de “forma ejemplar” para atraer la inversión. Y que se traduce en proyectos de “tracción general” que impacten de forma notoria en el PIB y el empleo, como el uso del 5G para dar servicios de calidad.

“Si seguimos enfrascados en la confrontación política perderemos la oportunidad histórica”, ha insistido Ontiveros. El “cañón de recursos” de la UE sólo exige dos cosas: “digitalícese y sea sostenible”, ha dicho. No aprovecharlo por razones políticas “sería una estupidez”.

Tampoco hay que cebarse con el peso del turismo a la hora de analizar la situación. Así lo entiende Gabriel Escarrer, vicepresidente ejecutivo y CEO de Meliá Hoteles, que argumenta: “Hay que ayudarle a salir de su primer problema en 65 años para hacerlo más competitivo. No lo demonicemos”. El motor de cambio estará, en palabras de Ezequiel Szafir (CEO de Openbank) en el empresario, “el autónomo que se levanta cada mañana”.

El teletrabajo es un “gran hallazgo” que permitirá acercar la conciliación hasta ahora imposible en España. Y debemos aprovecharlo con pautas como la de Jesús Ponce, presidente del Grupo Novartis España. Que el trabajador “elija con responsabilidad” y apostar por un cultura de objetivos mientras se desarrolla el marco legal y tributario.

Pymes y brechas

Así pues, queda claro que la recuperación económica pasa inevitablemente por la transformación digital. Pero, ¿cómo debe ser la relación entre administración y empresas? Para “acelerar los deberes”, hay que tener visión a largo plazo y atender a todos. También a las pymes, a través del Plan Digitalización Pyme o el de Competencias Digitales, ha señalado Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial.

Planificaciones que tienen que ayudar a integrar la digitalización en un tejido empresarial que antes de la pandemia apenas trataba la transformación digital (17%) como relevante. Para Artigas, se ha hecho un diagnóstico “correcto” y tenemos el dinero; ahora toca ver “cómo lo gastamos”. Sanidad digital, turismo inteligente, agroalimentación e industrialización sostenible son algunas de las verticales del plan de acción del Gobierno. Y ha añadido: “Si no se moderniza la administración no se puede modernizar España”, ha reflexionado la secretaria de Estado.

Otro gran reto donde hay que poner orden es la educación reglada y esas competencias o capacidades digitales, así como en la brecha de género. “Si no formamos técnicamente a las mujeres al inicio de las carreras no podremos encontrarlas después”, ha señalado   Fuencisla Clemares, directora general de Google España y Portugal.  Para no perder la mitad del talento del país también ha reconocido que quizás las tecnológicas deban “posicionarse mejor” y venderse a las futuras generaciones como “interesante”.

Una cuestión de “confianza”

Para cerrar el foro han intervenido el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. El representante de la patronal empresarial ha recordado que lo primero es atajar el virus. Y hasta que llegue la vacuna toca “convivir” con él. Garamendi ha calificado los 140 millones europeos como una gran oportunidad “que sabíamos que venía” y que debe poner a España en marcha.

Para lograrlo hay que aplicar “competitividad y eficiencia” en todo lo que hagamos. En digitalización no vamos tan mal como se cree, con ejemplos como la red de fibra óptica (la tercera más grande del mundo). Pero sí que la innovación y la educación siguen siendo temas pendientes, mientras no alcancemos ese 3% europeo. Y con una escolarización que debe estar mucho más enfocada a la vocación STEM, y la formación dual y continua.

Disponer de una industria moderna y que represente al menos un 40% del PIB (estamos en el 17%) permitirá un empleo estable. Prueba de que interesa son Navarra (29%), País Vasco, Burgos o La Rioja, donde la crisis ha “afectado menos”. Para seguir sumando la CEOE apuesta por dar información de las ayudas en su plataforma CEOExEuropa, y por dotar de “confianza” por Europa, las instituciones y el marco legal de la Constitución.

El guante lo ha recogido en los mismos términos el alcalde de Madrid, que ha pedido “reforzar” España antes que reinventarla. Esa confianza en el modelo constitucional de los últimos 40 años es clave para lograr un desarrollo institucional y social a través de colaboraciones público-privadas “imprescindibles”. Como ejemplo, Martínez-Almeida ha mencionado la agrupación Madrid Futuro, en la que se incluyen las 30 empresas (con las más importantes del IBEX) y también 15 asociaciones no lucrativas.

“No podemos dejar a nadie atrás. No podemos dejar que la crisis aumente la desigualdad” ha destacado el político. “Es el momento de introducir reformas para tener mayor agilidad en los proyectos guiados por la UE”.