Cómo atraer a mi cliente ideal

    Cómo atraer a mi cliente ideal

    Muchos empresarios obvian su plan de comunicación basando sus esperanzas en su página web, como si fuese suficiente o la panacea para su negocio. El tema no puede simplificarse tanto. La web de tu empresa te ayudará  mucho si tu negocio está bien enfocado a  tu cliente potencial.

    ¿Quién es tu cliente ideal?

    Tu cliente ideal es aquel que valora tus servicios y ya está dispuesto a pagar por ellos sin regatear su precio.

    CREENCIA FALSA: “Una página web es la solución para captar clientes.”

    No es del todo falso, pero le falta lo mejor. La web es un soporte de comunicación con mucho alcance, pero tu negocio tiene que tener un planteamiento de marketing y comunicación en el que identifiques a los tipos de clientes ideales y crear un plan de acciones que te enfoquen a vender. Una de esas acciones es tu web corporativa. Tu web corporativa es el soporte online, tu espacio, tu escaparate al mundo en el que plasmarás el mensaje de marketing que te ayudará a captar a tu cliente ideal.

    3 pautas básicas para captar clientes online

    1. Enfócate a tu cliente ideal ¿Quién es tu cliente ideal? : Tu cliente ideal es aquel que valora tus servicios y ya está dispuesto a pagar por ellos sin regatear su precio. Es aquel que necesita de tu servicio o producto para solucionar un problema o anhelo, ya está buscando lo que tú tienes. Hay que enfocar e identificar como es ese cliente ideal. Muchos empresarios prefieren pensar que su producto vale para todos y así su mensaje carece de fuerza porque no se dirige a nadie. Es decir, nadie puede identificarse con la solución ni las ventajas por las que tienen que pagar y entonces no compran.
    2. Atrae a tu cliente ideal dándole buenos consejos ¿cómo? Con tu experiencia desde un blog en tu web corporativa. Crea artículos que informen y formen a tus clientes potenciales que son los que están buscando soluciones para sus necesidades y para ello buscan en internet. ¡Ojo! Atrae a tus clientes, con información valiosa no persiguiéndoles como un vendedor intrusivo, dándole la vara con tus productos o servicios. La idea es entregarles consejos valiosos que les ayuden a resolver problemas que están relacionados con tus productos o servicios. Partes de una voluntad de atención profesional vocacional. Esto se llama el marketing de contenidos, y no solamente es texto, también pueden ser imágenes, tutoriales, videos, audios, etc. Tu web corporativa debe tener un blog en el que puedas compartir este tipo de contenido y difundirlo en las redes sociales para ampliar tu alcance e interactuar con estas personas y además conseguir tráfico para tu espacio web.
    3. Convierte tus seguidores en clientes. Si los consejos que aportas son buenos, tus clientes potenciales ya están en tu web. Ahora podrías conseguir que se hiciesen suscriptores y con un proceso de seguimiento y atención nos ganamos bien su confianza para que nos permitan mostrarles nuestro producto o servicio, que nos presten atención.

    Este proceso es más largo y requiere de buenas dosis de tesón, creatividad y perseverancia, pero acaso tener un negocio ¿no ha sido siempre así? La competencia es bestial y los empresarios apuestan y luchan por sacar su empresa adelante para continuar creciendo y lograr su estatus deseado.

    Tener una web es necesario para tener tu espacio en internet, pero una web es solo es un soporte que debe completarse con la información apropiada para que tus clientes lleguen a ti. ¿Cuántas páginas web existen que no sirven para nada, que no ayudan a ganar clientes?

    Si me necesitas, yo trabajo con pequeñas empresas que luchan por el crecimiento de su negocio y saben que estar bien en internet es su oportunidad para ganar clientes en su ciudad y en el mundo.  Consúltame  aquí