Controlando el gasto en Renting por @TicKapital_Esp

    Tic_Kapital - Blogger en TodoStartupsHoy en día cada vez son más las personas que se plantean muy seriamente acceder a un coche nuevo o de segunda mano y optan por opciones como el renting de coches.

    La situación está clara, el renting o el leasing de vehículos son dos fórmulas realmente provechosas si quieres destinar tu coche en gran parte a tu negocio.

    Adquirir un vehículo se ha convertido en una opción casi de lujo. No sólo se trata del precio de venta del vehículo, sino que también hay que sumar unos añadidos al mismo (seguro, combustible, revisiones, impuestos…) que hacen del mismo un bien cada vez más inaccesible.

    Para controlar estos gastos muchas personas llevan una libretita donde van apuntando cada uno de los euros que se dejan en el coche. Gracias a las nuevas tecnologías, ya no es necesario ir con papel y bolígrafo, sino que disponemos de aplicaciones gratuitas para smartphones como Mis coches, Carango o Ucar donde podemos ir controlando todos los costes del coche.

    Estas aplicaciones disponen de unos paneles de control donde podemos ir anotando todos los gastos derivados, así a final de mes y de año con unas gráficas podemos comprobar cómo efectivamente hay fórmulas como el renting de coches que se imponen en el ahorro de costes.

    Gracias a ellas podemos comprobar otros datos qué son difíciles de medir por el tiempo que lleva calcularlo como el consumo medio, cuál sería el precio de nuestro vehículo cada mes o bien disponen de recordatorio para las revisiones del vehículo.

    Y es que hacerse con un coche en propiedad es algo que cada vez está más en desuso. Gracias a él, tenemos un vehículo que sin realizar un gran desembolso de entrada, nos ahorramos los costes asociados como los mantenimientos, seguros…

    Las cuotas del renting se consideran un alquiler por lo que disponen de ventajas fiscales. Las cuotas de renting son deducibles en el IRPF y en el Impuesto de Sociedades como gasto de la actividad. En cuanto al IVA, se puede deducir el porcentaje de utilización del vehículo destinado para fines profesionales.