¿Crear Startups? No, crear marcas

    Hace tiempo, leí un artículo bastante interesante en el que hablaba sobre la gran diferencia entre crear Startups o brands (marcas) y me dio que pensar… ¿Qué necesitamos crear, startups o marcas? Pénsemoslo bien.

    Realmente, y en mi opinión las dos son necesarias, es decir: Tienes que crear una startups que posea una marca bastante poderosa.

    Y creo, además, que esa marca es lo más importante dentro de los agregadores de valor de tu startups, vamos a repasar a lo largo del artículo lo necesario para construir una buena marca, dentro de una gran Startup:

    Comunidad: Es muy importante, que la gente se sienta bien en tu marca, que la gente crea en tu marca, que la gente “luche” por tu marca. Englobando a los clientes en una comunidad que les encante, harás que esa gente se sienta “orgullosa” de ser parte de tu startup, de tu marca. Mucha gente, por ejemplo compra cafés de Starbucks, sólo porque haciéndolo entran en la comunidad de Starbucks, y eso a su parecer les da caché; esto supone un incremento de las ventas enorme, y una creación de comunidad cíclica.

    Conexión: Conectar a gente dentro de tu marca es algo necesario, es algo que muy poca gente hace, pero hay que hacerlo, es algo que hay que empezar a hacer más. Cuando conectas a personas dentro de tu marca, la seguridad, el hecho de que esas personas estén “conectadas” y que lo hayan hecho gracias a ti, es algo excepcional. Twitter, por ejemplo, tiene un poder de conexión abrumador, y mucha gente está conectada por esta red social.

    Diseño: En todas sus variables, empezando por el diseño de un plan de negocios, hasta el diseño de la página web, hasta el diseño de tu marca, que sin duda es el más importante. El diseño, el hecho de crear cosas de la nada y que tengan un aspecto que atraiga los clientes, es esencial. Un 80% de las páginas web que tenían un aspecto que no era fiable, bajaron sus ventas en más de un 50%, ejemplo de porque es necesario el diseño.

    Ir a la ofensiva, pero no mucho: Es cierto que las startups se fundamentan en la ayuda, bien sea “ayuda económica” (que no lo es del todo) o “ayuda social”, pero también es cierto que las startups son competitivas por naturaleza, son “feroces” ;). Hay que ir a la ofensiva, por la filosofía que tienen estas empresas y por lo que supone el hecho de como están envueltas. No se trata de ir a la ofensiva en el aspecto de no aceptar ayuda, bien sea críticas, bien sea ayuda económica etc… sino en luchar por lanzar tu producto cuanto antes, y por escalar en el mercado al que te diriges.

    Obsesión por el producto: Es OBLIGATORIO que tu marca tenga una obsesión constante por el producto. Hay que centrarse en construir un producto que los clientes lleguen a amar. Muchas startups, se olvidan de esto y hacen otro tipo de “rituales” antes de lanzar sus productos. No. El producto es lo primero, y el cliente es lo primero, también. Por ello, si no tienes producto… ¿qué le vas a ofrecer a tú cliente sino “aire”?

    Y para concluir recordemos una posible frase que podría resumir la filosofía de las startups “Piense en el HOY”.