El partido más importante de las empresas se juega en internet

El partido más importante de las empresas se juega en internetEl mundo de la empresa y los negocios camina a velocidades de vértigo en internet. Las nuevas tecnologías han abierto una ventana a diferentes formas de relacionarse y generar actividad económica que requieren de determinados perfiles profesionales, capaces de hablar el idioma de las redes y adaptarse a los ritmos muchos más rápidos que caracterizan a este escenario.

Así, el marketing tradicional va poco a poco perdiendo su sentido mientras vemos cómo los Masters en Marketing Digital forman a los profesionales que se van haciendo con los principales puestos en las empresas que operan en internet.

Tanto los profesionales más vinculados al marketing y a las ventas, como aquellos emprendedores que quieran tener resultados efectivos en su trabajo están obligados a manejarse con soltura en este escenario online para no quedar fuera del partido. Y es que de esta apuesta dependerán los resultados a medio y largo plazo de muchas empresas, ya que las comunicaciones y las ventas a través de dispositivos como son los móviles o tabletas no paran de crecer y aquellos que no sepan cómo adaptar sus servicios a estos nuevos formatos perderán muchas posibilidades.

“Empresarios y nuevos emprendedores están obligados a hablar el lenguaje que impera en la red y adaptar las estrategias para que sus negocios no terminen por perder oportunidades de crecimiento”

Como si de una sopa de letras y composiciones en inglés se tratase, el terreno digital ha hecho necesario que las personas encargadas de asumir las tareas relacionadas con el marketing dominen parcelas como el denominado E-commerce. Las reservas y ventas de artículos y servicios en la red no son ya cosa del futuro y requieren de estrategias bien afinadas para dar respuesta a potenciales clientes localizados en cualquier lugar del mundo.

Una apuesta importante en la que las técnicas de Social Media son unas grandes aliadas

Conceptos como el de Social Media son parte de la realidad cotidiana de la mayoría de las empresas y proyectos. Construir estrategias de comunicación y publicidad acordes a cada uno de los perfiles de usuarios con los que se relaciona la empresa en redes sociales como Facebook, Twitter o Linkedin es vital para ganar visibilidad y en muchas ocasiones, generar ahorro por medio del buen uso de técnicas, que se sitúan a medio camino entre la comunicación y el marketing.

Apostar por una formación específica para conseguir despertar ese olfato acorde a las exigencias de las nuevas tecnologías puede ser una inversión de futuro interesante apostando por un Máster en Marketing Digital que contenga una importante parte práctica. Una vía que permitirá, por ejemplo conocer las últimas tendencias en ramas como el e-mail marketing o cómo realizar un plan de publicidad online eficaz para aprovechar al máximo los recursos económicos y los esfuerzos invertidos.

“Manejar de forma precisa las herramientas de analítica ayudará afinar las estrategias de marketing y a reconducir con mayor rapidez aquellas acciones que no están funcionando bien”

De igual manera, los avances que han llegado de la mano de internet están relacionados también con la posibilidad de conocer más en profundidad los hábitos y comportamientos de los usuarios y consumidores. Saber sacar el máximo partido a las herramientas de analítica permitirá trabajar con una posición más certera y reconducir de una forma más rápida aquellas acciones que no están siendo efectivas.

Los sistemas de monitorización exigen un control y unos conocimientos concretos para poder sacarles el máximo provecho. Una inversión que bien vale la pena realizar si a través de ellas es posible conocer la evolución de las visitas que recibe un determinado espacio web, el impacto en tiempo real de las campañas promocionales de la empresa, los comportamientos de los consumidores a la hora de enfrentarse a lo que se les está ofreciendo o incluso, cuántos de ellos abren o hacen caso omiso a las comunicaciones que se les envían.

En definitiva, se trata de subirse al tren del avance y no perder la oportunidad de entrenarse en una carrera de futuro que responde a esa máxima que desde hace años suena con firmeza y que señala que “aquello que no se puede encontrar en internet no existe”.