El teléfono móvil, el dispositivo preferido a la hora de comprar por Internet

Rate this post
Female in Barcelona drinking coffee at the terrace and checking social media on phone

Según datos recabados por IEBS Business School, el 83,7% de los internautas españoles asegura que la pandemia le ha impulsado a usar más Internet para comprar frente al comercio tradicional, lo que mayoritariamente hace a través del teléfono móvil.

Estos datos, procedentes de una encuesta entre más de 1.000 internautas, señala que el 62,3% de los encuestados compra online una o dos veces al mes, mientras que el 25,9% lo hace una o más veces a la semana y un 11,8% eventualmente (una o dos veces al año). Casi el 90% cree que gastará más o lo mismo este año que el pasado.

El teléfono móvil sigue siendo el dispositivo preferido a la hora de consumir por Internet (56,2%), seguido del ordenador (36,6%) y la tablet (7,3%). En cuanto a los beneficios de comprar online, 6 de cada 10 encuestados destacan la comodidad como la ventaja principal, seguido por una mayor variedad de productos.

Por el contrario, no poder probar el producto es la principal desventaja para 7 de cada 10 encuestados, seguido por la dificultad a la hora de hacer reclamaciones y devoluciones.

A nivel empresarial, entre los ecommerce españoles el 87% asegura que su facturación ha aumentado y haciendo un balance de las previsiones para 2021, el 76,1% tiene previsto facturar más. Los canales de venta que más utilizan son la página web, seguidos de las redes sociales y los marketplaces.

En cuanto a las tecnologías que consideran que se implementarán en el comercio electrónico en los próximos años destacan la inteligencia artificial, seguida de la realidad aumentada, los asistentes de voz y el social payment.

Por otro lado, los españoles están viendo cómo el ecommerce sin duda es un sector al alza. De hecho, al 67% de los internautas españoles le gustaría trabajar en el sector y de ellos, al 87% le gustaría incluso tener su propio negocio online. Sin embargo, 7 de cada 10 no se sienten preparados y creen que la falta de conocimientos técnicos, de marketing y ventas y de logística son los principales problemas.