Emprender por obligación y no por pasión por @deSeo_Marketing

    Emprender por obligación y no por pasión por @deSeo_Marketing

    Con la que está cayendo en nuestro país, escuchar o leer frases del tipo “La tasa de emprendedores en España está creciendo”, puede parecer, en un principio, una estupenda noticia. Personas con nuevas ideas que deciden dar el salto al mundo empresarial, al autoempleo e incluso, a crear empresas que generen trabajo para otros.

    Este crecimiento, es debido, en buena parte a la crisis que ha sufrido nuestro país, a la falta de empleo y a las ayudas que desde el gobierno se ofrecen para emprender. El problema de muchos de estos emprendedores es que no ven el autoempleo o el emprender como una elección, como algo que hacen porque quieren, sino como una obligación. Una salida desesperada para conseguir seguir adelante y llevar algo de dinero a casa.

    El principal problema de este tipo de crecimiento es el alto volumen de fracasos de los nuevos negocios, debido, principalmente, a la falta preparación y/o motivación de estos emprendedores por obligación.

    Consejos útiles para emprendedores novatos:

    1. Tener una idea brillante es algo bueno, sin duda, pero no todas las ideas se convierten en éxito por arte de magia. Estudia tu idea, el mercado, su viabilidad. Tu idea de negocio puede ser estupenda, pero quizá no sea el momento de llevarla a cabo.
    2. No compartas tu idea de negocio hasta no tenerlo todo bien atado o puede que tu idea llegue al éxito, pero no precisamente por tus propios medios, sino porque alguien se te ha adelantado.
    3. Si, te entiendo perfectamente, los temas legales pueden resultar aburridos, pero créeme, no puedes olvidarte de ellos. Hacer las cosas bien desde el principio te ahorrará muchos dolores de cabeza en el futuro.
    4. Estudia el mercado y la competencia: ¿Hay una cantidad suficiente de personas que puedan estar interesadas en tu producto? ¿En qué te diferencias de tu competencia? ¿Qué ofreces a los clientes para que te escojan a tí en lugar de a ellos?
    5. No despilfarres tus recursos, haz un pequeño plan económico con los gastos de tu negocio y ten en cuenta que los beneficios no llegan de un día para otro.

    …Y para terminar, hazte la gran pregunta: ¿Merece la pena? Si es así, adelante, con ganas y esfuerzo lo conseguirás.