Entrevista. Francisco Javier Alfonso, uno de los 300 ‘elegidos’ de Obama

Francisco Javier en la Cumbre de Innovación Tecnológica y Economía Circular, celebrada el pasado 6 de julio en Madrid.

Francisco Javier Alfonso Ruiz fue uno de los 300 ‘elegidos’ por el expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama para participar en la Cumbre de Innovación Tecnológica y Economía Circular celebrada en Madrid el pasado viernes 6 de julio. A este Ingeniero Industrial murciano de 35 años, Responsable Industrial de la Zona Centro y Este de Saint-Gobain Weber, se le abre un gran abanico de oportunidades y vivencias como profesional.

Nos recibe para contarnos cómo fue el camino hasta llegar a ser elegido y lo que ahora le viene. Además, nos habla sobre Innovación Tecnológica y Economía Circular.

¿En qué consiste haber sido elegido por Obama?

Básicamente el proceso de selección tenía como objetivo principal la identificación, selección y formación de 300 líderes de cada una de las 50 provincias de España con la información más relevante e innovadora en Economía Circular, para que luego nosotros nos convirtamos en abanderados de estos temas durante los 12 meses posteriores al evento. Las candidaturas superaron las 2000, habiendo sido elegidas 10 personas dentro del ámbito geográfico de la Región de Murcia.

¿Qué nombre recibe el proyecto? ¿Tiene algún nombre concreto?

Éste es un proyecto de difusión y concienciación, enfocado a maximizar el impacto del mensaje, de ahí que se hayan elegido perfiles con un alto potencial de influencia, cada uno en su panorama local. La cumbre como tal se denominaba Cumbre de Innovación Tecnológica y Economía Circular.

Se prevé que estas presentaciones tendrán una influencia considerable en la opinión pública del país, con un impacto directo estimado de aproximadamente 300.000 personas y un impacto indirecto de más de 2 millones de personas.

¿Cómo fue la experiencia de formar parte de la Cumbre sobre Innovación Tecnológica y Economía Circular?

Fue sin duda una experiencia única y muy enriquecedora, motivada no sólo por el hecho de haber sido elegido entre más de 2000 personas, sino también por haber tenido la oportunidad de asistir en vivo a charlas impartidas por personas que admiro, destacando sobre todo 4 premios Nobel, incluido el 44º Presidente de los EEUU, Barack Obama.

¿Cuál es el perfil del resto de tus compañeros elegidos?

Es perfil es bastante variopinto, con representación de campos que van desde la Ingeniería al Periodismo, pasando por la Docencia y la Investigación. Me sorprendió gratamente que el factor común de casi todos los asistentes era la juventud.

Tras la cumbre celebrada el pasado viernes 6 de julio en Madrid, ¿qué viene ahora?

Cada líder seleccionado se compromete a dar, al menos, diez charlas o comunicaciones sobre este tema durante los siguientes doce meses desde la finalización de la Cumbre, en sus áreas de influencia.

Estas acciones de comunicación incluyen:

• Charlas en la Cámara de Comercio correspondiente
• Participación y ponencias en foros, congresos, mesas de trabajo, etc…
• Presentaciones en la sede del trabajo
• Entrevistas en la radio
• Cartas al editor de un periódico

¿Te presentaste a algún proceso de selección o candidatura para ser elegido ?¿Cómo fue?

Me enteré de la convocatoria a través de la circular semanal del Colegio de Ingenieros Industriales de la Región de Murcia, y accedí a la misma a través de la web de la Advanced Leadership Foundation. Una vez allí se ha de rellenar un formulario con el perfil del candidato, incluyendo formación, experiencia profesional, y lo más importante, cómo contribuir a la difusión del mensaje de la Economía Circular en nuestra área de influencia

¿Cómo te enteraste de que habías sido elegido? ¿Qué sentiste en ese momento?

La verdad es que no lo esperaba, ya que la competitividad era bastante alta y mi perfil estaba más enfocado a la experiencia en grandes empresas, y no tanto en la comunicación en redes sociales, lo cual es un hándicap a día de hoy. Recuerdo que estaba en París en un curso de formación y recibí un correo indicando que había sido seleccionado, y como puedes imaginarte, me sentí feliz, pero sobre todo reconfortado en el sentido de que todo el trabajo realizado en el pasado empezaba a dar sus frutos.

¿Qué oportunidades crees que te va a brindar el formar parte de este equipo de ‘elegidos’?

Aparte de la inyección anímica que supone el simple hecho de haber sido elegido, yo destacaría dos: el aprendizaje personal y la visibilidad. La primera sobre todo vendrá dada por el reto que implica impartir 10 charlas durante el próximo año, y la segunda porque para nosotros será una oportunidad de mostrar nuestro trabajo, y lo más importante, nuestro enfoque de gestión.

Al hablar de Economía Circular, lo primero que se nos viene a la mente es el reciclaje y aprovechamiento de los residuos; ¿qué otro tipo de procesos o situaciones pueden entrar dentro de la llamada Economía Circular?

Empecemos por una definición sencilla de la Economía Circular. En el modelo económico actual, los procesos tienen un inicio y final claramente establecidos, normalmente fijados por el aprovisionamiento de materias primas y la producción final del bien o servicio, y la generación de residuos que subyace al proceso; transcurridos unos años el producto queda obsoleto, y se desecha para adquirir uno nuevo. Este modelo se conoce como Economía Lineal. El concepto de Economía Circular establece un modelo económico en bucle cerrado, de manera que todos los procesos estén interconectados, y no haya un inicio y final definidos como en el modelo económico actual.

Por poner un ejemplo sencillo, imaginemos que una empresa que fabrica móviles, aprovecha ciertos componentes de los modelos obsoletos para construir otras partes de los modelos nuevos, y que se premia al consumidor con un descuento al traer su modelo antiguo. Esta empresa debiera de tener ya en cuenta en las fases iniciales de diseño, qué se hará en el futuro con los componentes obsoletos, es decir, no se fijará sólo en el uso, sino también en la reutilización futura.

Con esto queremos decir que el camino a hacia la transformación digital y a una economía circular no es solo la implementación de ajustes para reducir los impactos negativos del modelo industrial. También representa un cambio hacia la sostenibilidad a largo plazo, promueve los beneficios ambientales y sociales, y genera oportunidades comerciales y económicas.

Estos conceptos son de aplicación en muy diversos campos, por ejemplo:

• Emprendimiento y economía circular
• Cooperación internacional
• Desarrollo sostenible
• Innovación tecnológica y desarrollo
• Innovación y medio ambiente
• Nuevas tecnologías
• Financiamiento Internacional en economía circular
• Energías renovables
• Educación y medio ambiente

En mi área de influencia, y entiendo que ha sido el motivo por el cual he sido elegido, abogo por un enfoque ligado a las grandes empresas, en el cual se ha de mostrar a las mismas la oportunidad de negocio que los conceptos de Economía Circular pueden aportar. Para mí está claro que la fabricación innovadora y sostenible aumenta la competitividad, ya que por un lado aumenta la eficiencia de los procesos de producción, y por otro tenemos un menor coste en el aprovisionamiento de materias primas y en la gestión de residuos no revalorizables. Pero, además, hemos de pensar de forma global y a largo plazo, para centrarnos en qué componentes conformarán nuestros productos, qué procesos necesitamos, y cuál es la vida útil del producto y sus líneas de reutilización futuras. Por hablar de ejemplos concretos que hemos hecho en la empresa donde trabajo, Saint-Gobain Weber, en los últimos años:

• Búsqueda de materiales reciclados como aporte de materia prima a nuestros productos.
• Desarrollo de productos que reduzcan el consumo energético de las viviendas.
• Analizar el ciclo de vida del producto, y estudiar futuras vías de reutilización.
• Mejorar exhaustivamente los procesos productivos, de cara a eliminar ineficiencias y reducir el coste unitario por producto.
• Eliminar de forma gradual las fuentes generadoras de residuos, con el objetivo final de no producir ningún tipo de residuo no revalorizable.
• Trazar una estrategia de implementación para la Industria 4.0, en la que hemos desarrollado una hoja de ruta para la digitalización progresiva de nuestros procesos.

En resumen: Economía Circular = Ventaja Competitiva

¿Hay por parte de los gobiernos – en concreto del nuestro- intención clara de que la economía circular sea una realidad y sostenida en el tiempo?

Ideas y buenas intenciones hay muchas, de hecho, se ha elaborado un borrador que perfila la estrategia española de economía circular, con el horizonte temporal del año 2030. El problema radica en lo de siempre: la continuidad a medio y largo plazo de los proyectos. En España, por desgracia, se modifican los objetivos en función del partido que esté en el poder; casi te diría que el primer objetivo del gobierno entrante es abortar las iniciativas y/o acciones realizadas por el anterior. Esto genera una falta de consistencia en las estrategias y propósitos establecidos, y así es muy complicado conseguir los objetivos marcados, quedando las palabras y las buenas intenciones en justamente eso, intenciones. Una de las frases que rescaté del discurso de Barack Obama es que los políticos debieran de tener siempre los mismos objetivos, en base a una percepción de la realidad similar, y que debieran diferir luego en la forma de alcanzar dichos objetivos, según el corte ideológico del partido. La realidad es bien distinta, y no hay más que escuchar a varios partidos, para darse cuenta de que cada uno tiene una realidad distinta, y así es muy complicado construir metas a medio y largo plazo, incluyendo por su puesto la Economía Circular.

¿Crees que la transformación digital y la economía circular tienen relación entre sí? ¿Cómo?

Es fundamental, básico, y necesario. La transformación digital es la clave de la competitividad futura, y es la llave para la identificación prematura de puntos a mejorar.

Está claro que España innova pero, ¿al mismo ritmo que el resto de países? ¿Qué falla aquí?

Presupuesto. Tenemos gente súper capacitada y grandes profesionales, pero si comparamos el ratio de inversión en innovación versus Producto Interior Bruto (PIB), vemos que estamos a la cola de los países que más innovan. Éste tema es particularmente curioso, ya que existen numerosos estudios que indican claramente que a más gasto en I+D, mayor crece la economía a medio y largo plazo, y que por tanto dicho gasto se convierte en inversión, es rentable. Pese a esto, y tras el paso de muchos gobiernos, seguimos con unas ratios bastante pobres.

¿Crees que la innovación tecnológica supondrá (como algunos temen) la sustitución del hombre por tecnología y, por tanto un peligro para el empleo?

No hay nada que temer, lo que hay que hacer es adaptarse. A medio plazo pasaremos de trabajos rutinarios que no aportan valor añadido, a trabajos con más contenido y capacitación. Yo siempre pongo el ejemplo de Alemania o Japón, que son dos de los países del mundo con mayor innovación tecnológica y al mismo tiempo menor tasa de desempleo. ¿Qué es mejor, tener un grupo de 6 personas moviendo palets de un sitio a otro, o un grupo de 2 personas trabajando en el desarrollo de un robot que haga ese trabajo de forma autónoma, 2 personas fabricándolo y otras 2 en postventa?

Lo que sí puede ser un peligro para el empleo es la falta de previsión y adaptación a esa innovación tecnológica.

¿La innovación tecnológica va de la mano de una mayor eficiencia y productividad? ¿Podemos decir lo mismo en el caso de la Economía Circular?

Uno de los requisitos fundamentales de la Economía Circular es la eficiencia y productividad de los procesos fabriles. Hemos de ser capaces de fabricar más y mejor, con menos recursos, de manera que el impacto de los procesos se minimice. Como te decía al principio, la clave del éxito de nuestro proyecto radica en hacer ver a las empresas que la Economía Circular no sólo es rentable, sino que es crucial para la sostenibilidad futura de sus negocios, ya que en un entorno cada vez más competitivo, se puede convertir en un elemento diferenciador.

Por último, ¿es España un país emprendedor preparado para “lo que se viene” en cuanto a esta nueva forma de hacer empresa y economía?

Yo siempre digo que España es un país lleno de gente capacitada, de empresas competitivas y con gran sentido del trabajo y la responsabilidad, pero fallamos en la estrategia de Estado. En mi trabajo tengo la oportunidad de comparar fábricas ubicadas en países de medio mundo, y os puedo asegurar que España es sin duda uno de los mejores. En mi opinión el problema viene por la desconexión total que en ocasiones hay entre los entes públicos y privados, y que lleva a las empresas españolas a ir a un poco a remolque en comparación con otros países. Como conclusión os diría que, bajo mi punto de vista, el sector privado en España está preparado, pero que la parte pública está muy lejos de ser un elemento dinamizador, que es lo que debería, y que en ocasiones actúa más de freno que de otra cosa. Se habría de producir un cambio radical en la forma de gestionar los organismos públicos, una mayor cercanía a las necesidades reales de las empresas, y una formación en escuelas profesionales y universidades que esté adaptada al mercado laboral actual y futuro.

Al hilo de lo comentado anteriormente, abogaría por el ejemplo de gestión y simbiosis público-privada existente en el País Vasco, que debiera de ser estudiado y extendido al resto de las comunidades autónomas. Tienen excelentes empresas, excelentes productos, y excelentes profesionales, lo cual hace que estén siempre varios pasos por delante del resto de España en innovaciones tecnológicas y en la puesta en marcha de proyectos asociados. Concretamente en Murcia, debiéramos de ser capaces de adaptar mejor nuestras universidades al mercado laboral, y aumentar la exigencia en cuanto a la capacitación y experiencia práctica en empresa de los profesionales que ocupan puestos clave en los distintos organismos públicos.

Ana María Soto
Periodista y escritora. Entiendo el emprendimiento como el futuro y por ello estoy en continua investigación en este campo.