Escritorios virtuales: el siguiente gran paso para la diferenciación por @Netelip

    Escritorios virtuales: el siguiente gran paso para la diferenciaciónSi bien cada vez más empresas han sabido ver las numerosas ventajas del cloud computing e incorporan herramientas en la nube a su día a día, el paso siguiente, en un futuro que ya está aquí, se basa en la hiperconvergencia de dispositivos, herramientas e información. Mantener e incluso aumentar la competitividad de la empresa requiere agilizar procesos y unificar aplicaciones y herramientas rompiendo barreras tecnológicas y ataduras geográficas.

    Uno de los elementos fundamentales para coordinar equipos y sacar provecho a todas las posibilidades del trabajo en la nube es la presencia de escritorios virtuales, almacenados en la red y accesibles desde cualquier dispositivo. Sentar las bases tecnológicas para que las aplicaciones de la empresa y sus datos se adapten a cualquier tipo de hardware es fundamental para alinearse con la cada vez más habitual tendencia del BYOD (bring your own device).

    En la práctica, ¿qué situaciones resuelve en la empresa el uso de escritorios virtuales? A continuación vemos algunos ejemplos, ventajas y casos de uso:

    1. Oficinas remotas: En el caso de empresas que cuentan con distintas sucursales, el escritorio virtual unifica procedimientos, evita el traslado físico de información y de hardware, aumenta la seguridad de la información y facilita la tarea de dar soporte técnico a usuarios situados en distintos puntos geográficos.

    2. Trabajadores remotos: Esta es una tendencia cada vez más habitual. Independientemente de la existencia de una oficina física central, en torno a ella diversos profesionales trabajan de forma remota, rompiendo la limitación física de la oficina. Esto implica mayor libertad para los empleados y reducción de gastos para la empresa. El teletrabajo es una tendencia imparable y recomendable para muchos perfiles profesionales.

    3. Trabajadores temporales: En el caso de trabajadores temporales, los escritorios virtuales permiten crean un puesto de trabajo virtual limitado en el tiempo, que elimina la necesidad de instalar aplicaciones en el equipo del trabajador, así como información importante para la empresa.

    4. Trabajadores móviles: Para determinados perfiles, tales como comerciales que se desplazan constantemente, el escritorio virtual permite acceder a la información necesaria para su trabajo desde sus dispositivos móviles sin necesidad de instalar la información en dichos dispositivos.

    5. Desarrollo de la cultura colaborativa: El trabajo en escritorios virtuales permite a ingenieros y diseñadores trabajar con los mismos documentos desde distintas localizaciones, acelerando los procesos de lanzamiento y desarrollo de productos.

    6. Espacio propio para los desarrolladores. El equipo de sistemas de la empresa puede trabajar en un espacio propio generado en la nube donde puede desarrollar las distintas aplicaciones que después utilizarán los empleados y colaboradores de forma remota.

    7. Transformación del call center. La puesta en marcha de escritorios virtuales que permitan la gestión de llamadas telefónicas permite adecuar los recursos dedicados a la atención telefónica en función de las necesidades de la empresa en cada momento, eliminando así un coste fijo.

    Otras ventajas de los escritorios virtuales:

    8. Mayor accesibilidad. Los escritorios virtuales rompen las ataduras de la oficina física y permiten a todos los miembros de una organización trabajar desde cualquier punto geográfico.

    9. Reducción de la infraestructura informática: El pago por servicio evita los gastos iniciales en infraestructura y los posteriores gastos de mantenimiento. Los escritorios virtuales reducen la complejidad tecnológica y dejan la parte del hardware en manos del empleado.

    10. Tendencia BYOD. En línea con el punto anterior, cada vez más, los empleados y colaboradores externos prefieren hacer uso de so propio hardware. El acceso a un escritorio virtual permite que cada usuario trabaje con el dispositivo con el que se sienta más cómodo.

    11. Reducción en los gastos de soporte técnico. Una solución centralizada en la nube permite que las actualizaciones se realicen de modo automático para todas las aplicaciones y usuarios, sin necesidad de realizar una instalación física en cada equipo.

    12. Aumento de la seguridad. Almacenar los datos sensibles de la empresa en los propios dispositivos de los empleados es correr un riesgo innecesario de que la información pueda ser dañada, perdida o robada. Centralizar toda la información en una herramienta en la nube facilita a la empresa defenderse de posibles ataques y recuperar cualquier información cuando sea preciso.

    Cada día, en nuestro trabajo y en nuestra vida personal, somos usuarios de aplicaciones móviles y de herramientas de almacenamiento de información en la nube. El paso siguiente es la incorporación del escritorio virtual como oficina centralizada y de acceso universal para todos los miembros de la organización. Es la herramienta definitiva para aumentar la eficiencia y la competitividad de pequeñas y medianas empresas.

    Y vosotros ¿qué opináis?