Google comienza a eliminar resultados para preservar el derecho al olvido

    Google comienza a eliminar resultados para preservar el derecho al olvidoGoogle ha necesitado un mes para comenzar con la labor encomendada por el Tribunal de Justicia de la Unión de Europea en la que se obligaba al gigante tecnológico a preservar el “derecho al olvido” y eliminar así determinados resultados en sus búsquedas.

    Según indica The Wall Street Journal, la compañía de Mountain View ha empezado a borrar determinadas páginas después de introducir una serie de cambios en la infraestructura técnica del motor de búsqueda. Así, sus ingenieros han estado trabajando para eliminar las referencias a determinados temas, aunque ha sido un duro trabajo debido a la gran cantidad de información que se tenía.

    Los usuarios que quieran corroborar que esas páginas han sido eliminadas podrán hacerlo a través de un mensaje que se ubicará en la parte inferior de las páginas en donde informan de que el contenido ha sido eliminado por este motivo.

    Y es que el tribunal europeo dictaminó a mediados de mayo un fallo en el que obligaba a Google permitir que sus usuarios puedan tener el derecho a eliminar determinados contenidos divulgados en Internet y que seguían apareciendo en sus búsquedas. Se trata de contenidos que puedan resultar perjudiciales para su persona y según el tribunal, los usuarios tienen ese derecho de privacidad que se extiende a las búsquedas por internet. De hecho, el tribunal indica que los motores de búsqueda son también responsables del contenido que aparece en esas búsquedas.

    Pero Google peleó para que el resultado de la sentencia no fuera esta argumentando que la compañía no puede controlar la información que figura en las distintas web y que sería el editor original el principal responsable de ese contenido.

    Tras la sentencia del tribunal, Google ha recibido a través del formulario online que ha puesto en marcha más de 41.000 solicitudes de remoción, y de momento sólo ha eliminado unos cuantos, aunque no han querido revelar la cantidad exacta. Al parecer van poco a poco ya que tienen que evaluar individualmente cada una de las peticiones para así no ir contra el derecho a la información que debe de tener cualquier ciudadano.