Growth Hacking ese nuevo Imprescindible para tu Startup @EnriquePenichet

    Enrique Penichet - Blogger en TodoStartups.comEl fracaso de una startup es también una parte más del movimiento emprendedor que vivimos hoy. Existen dos razones principales, hablando muy en general, que pueden explicar el fracaso de una startup:

    1. Hemos desarrollado un producto que nadie necesita.

    2. Somos incapaces de conseguir clientes.

    Para evitar que esto ocurra, cada vez más, las empresas buscan perfiles que sean completos, que cubran todas las necesidades y que lleguen más lejos. Esta figura es el Growth Hacker, que acerca el producto al cliente desde el primer momento.

     

    ¿Pero qué es el “Growth Hacking”?

    Viene, como muchos de los “palabros” que utilizamos recientemente, del mundo anglosajón: Growth que significa crecimiento, y hacking, o hackear, hace referencia a la acción de conseguir por medios informáticos algo que difícilmente se obtendría de otra forma. El término de moda lo veréis como “Growth Hacking” en cuanto hace referencia a la acción o “Growth Hacker” si nos referimos a la persona que lo lleva a cabo.

    A diferencia de las técnicas de marketing online más tradicionales, un growth hacker aprovecha sus conocimientos de programación para automatizar acciones de marketing que disparen el crecimiento de su empresa de una manera mecánica y con pocos recursos. Con esta definición, se presupone que es una figura imprescindible en toda startup que se precie.

    Un ejemplo claro y sencillo podría ser cuando encontramos un listado público de contactos de posibles clientes, del tipo páginas amarillas o similares. Ver y pasar los contactos a nuestra base de datos para después contactarlos, nos supondría un gran esfuerzo, además de tener que segmentar haciendo varias búsquedas, y más cuando en ocasiones solo puedes visualizar los contactos uno a uno.

    Es público, lo han publicado para ser contactados y no vulneramos LOPD, pero nos supone mucho esfuerzo ir uno a uno. Si tenemos conocimientos de programación, programaremos un robot (Scraper) que podrá hacer esto automáticamente y en unos días tendré una extensa base de datos de posibles clientes segmentados.

    La Clave está en las Métricas!!

    Esta técnica, al igual que otras, te permite como startup obtener métricas en un espacio muy corto de tiempo, atacando el principal problema de lanzamiento de todo producto o startup, llegar a tu público. Y así aprender y mejorar dichas métricas.

    Pero en cualquier caso, hay que tener en cuenta que si tu producto o servicio no funciona, o no está orientado a tu cliente, no convertirás. Es por ello que la  figura del growth hacker no se limita únicamente a la generación de tráfico web, sino que se centra en todos los aspectos del funnel (embudo de conversión): adquisición, activación, retención, ventas y referencia a través de la generación de acciones que determinan que funciona y que no.

    Teniendo siempre en mente que el producto es la herramienta de marketing más efectiva.  Por esta razón, los test A/B y el análisis de cohortes son técnicas muy utilizadas por un growth hacker. Siempre tratando de automatizar estos procesos. Esta presentación en Slideshare os puede dar una visión más visual, de la estrecha relación del growth hacker y las métricas.

    Podríamos decir que el growth hacking es “creatividad basada en experiencia”

    Partiendo de esta base, un growth hacker debe contar además con visión estratégica y conocimientos en marketing que le permitan saber que busca, dónde y porqué. Y además  conocimientos en programación que le permitan automatizar y manipular, de manera directa, aspectos del propio producto. Yong Fook en su blog lo define como “aquel que siempre se está preguntando… ¿cómo puede ser esto automatizado?” o como decimos en nuestra aceleradora, Business booster, el “traction man”.

    Si ya es difícil encontrar alguien realmente bueno en marketing online, ahora sabréis por qué el “Growth Hacker” es el perfil más demandado y menos encontrado actualmente, por mucho que algunos se lo pongan en su perfil de Twitter, Facebook o Linkedin. Ni que decir tiene que además hackear, el crecimiento repercute directamente en las ventas y en la base de usuarios.

    Cada startup es un mundo, y la estrategia de marketing que funciona en una, no siempre lo hace en otra, ya que el producto es distinto y el cliente objetivo también. Sin embargo, los mejores ejemplos de growth hacking los podemos analizar de muchas de las plataformas más exitosas de internet. Dropbox, te incentiva a que compartas dropbox a cambio de más espacio; Linkedin, a que sincronices tus contactos de Gmail, Hotmail… y les envíes invitación; Twitter, te envía un email con temas y gente que te puede interesar; y Badoo… ¿por qué recibo emails de Badoo?

    Es famoso el caso de AirBnb que automatizó su plataforma de manera que cada vez que alguien daba de alta un alojamiento en su plataforma también salía en Craiglist. Y eso que Craiglist no tenía API. Pero no todos los ejemplos son tan renombrados, por ejemplo en Business booster, Cronoshare.com mediante la utilización inteligente de Facebook y su API, logró en pocas semanas más de 10.000 usuarios registrados dispuestos a realizar tareas.

    Hay algunas presentaciones en Slideshare que pueden abrir tu creatividad para encontrar la técnica que mejor se adecue a tu negocio. Busca Growth hacking e inspírate.

    Piensa en tu público, donde está, cómo puedes llegar a él y automatízalo.